David Henderson, el hombre que organizó el viaje de Emiliano Sala a Cardiff, en el que falleció el futbolista argentino, fue declarado culpable del cargo de "poner en peligro la seguridad de la aeronave". El juicio por la muerte de Sala empezó esta semana.

El juzgado de Cardiff (Gales) tomó la decisión por mayoría, después de que el propio Henderson se declarara culpable del cargo de organizar el vuelo sin tener los permisos necesarios para ello.

Henderson había sido imputado en octubre del año pasado por haber actuado de manera "negligente" en su rol de intermediario en el vuelo que le costó la vida al delantero del Cardiff City y al piloto David Ibbotson.

La pena para la persona encargada de organizar los viajes de la avioneta en la que falleció Sala y que programó el viaje a Cardiff pese a conocer las irregularidades de Ibbotson se conocerá el próximo 12 de noviembre.

La muerte de Emiliano Sala

Sala e Ibbotson fallecieron el 21 de enero de 2019 en un accidente de aviación en el Canal de la Mancha, cuando el futbolista argentino viajaba de Nantes a Cardiff tras completar su fichaje por el club galés.

El cuerpo de Sala fue recuperado días después del accidente junto al fuselaje del avión, mientras que el de Ibbotson nunca se encontró.

Los investigadores determinaron que el vuelo no se realizó conforme las reglas aplicadas a vuelos comerciales. El piloto, David Ibbotson, navegó a vista, de noche, en condiciones meteorológicas difíciles y no tenía licencia para pilotar ese tipo de avión o para volar de noche.

En el informe final, publicado en marzo de 2020, la Oficina Británica de Investigaciones de Accidentes Aéreos (AAIB) determinó que el piloto perdió el control del aparato durante una maniobra efectuada a una velocidad muy elevada, "probablemente" para evitar el mal tiempo.