Argentina

Explosión en Beirut: la desesperación de una vecina de Devoto frente a la TV, con su tía a 12.000 kilómetros de distancia

Como casi todos los días, Fátima habla por teléfono con su tía Muna para contar e intercambiar chismes de la vida cotidiana de allá y de acá. Fátima se preocupa por cómo están las cosas en Beirut por el coronavirus, el corralito, la crisis con los refugiados, mientras que Muna no ve la hora de que se liberen los vuelos para recibir a su sobrina favorita, que viaja a la capital libanesa cada dos años.

Fátima Baalbaki (54) es argentina, abogada y vive en Devoto pero le corre sangre libanesa. Sus padres, fallecidos, nacieron de allá, y si bien ama Buenos Aires, dice que El Líbano la conmueve. Este martes Fátima se encontraba haciendo teletrabajo pero una imagen anaranjada proveniente de su televisor en "mute" le paralizó el corazón. "Me quedé atónita, congelada un segundo y me paré delante de la tele. No podía creer lo que estaba viendo. Quería mirar y llamar a mi tía".

Claro, El Líbano -a 12 mil kilómetros de distancia de la Argentina- no suele estar en la agenda de los noticieros locales, salvo por el corralito que asfixia al país o por la disparada inusitada del dólar. Pero el título televisivo "Beirut: explosión y desastre" la precipitó al teléfono. "Dudé, no sabía qué hacer, pero la volví a llamar a Muna. Estaba temblando, en shock, y para colmo no me contestaba. Sonaba y sonaba el teléfono, supuse que las comunicaciones estarían colapsadas. "¡Ahlan, ahlan!". El "¡hola, hola!" entrecortado de Muna le volvió el alma al cuerpo a Fátima. Pero se volvió  a cortar.

Fátima dejó sus actividades laborales para otro momento, de hecho no podía concentrarse. Entre la ansiedad por saber y la necesidad de encontrar más información, hizo zapping, recorrió páginas informativas en su compu y mientras intentaba comunicarse con Muna. "Que un barco con explosivos, que un almacén con nitrato de amonio... Primero 25, muertos, luego 50, ahora 75, esto es devastador", descarga esta mujer que trabaja en el Ministerio de Desarrollo y Producción.

La charla fue en tono elevado, mezcla de incertidumbre y terror. "¡Tía, me acabo de enterar! ¡Tía! ¿Están bien? ¿Qué pasó? ¿Fue un atentado? Contame ya qué pasó... Acá dicen que explotaron elementos químicos que estaban en un container". La sucesión de preguntas marcaba el pulso acelerado de Muna, Se cortó la comunicación pero Fátima volvió a comunicarse,

Describe la abogada, que tiene tres hijas argentinas, que temblaba porque las imágenes que devolvía su televisor repetían una y otra vez la llamarada y ese hongo negro aterrador. "Volví a llamar y me atendió, pero seguía en shock, las dos estabamos igual, Me contó Muna (68) que ella y Ahmad (79), mi tío, que son jubilados, estaban viendo tele cuando escucharon un estruendo que les hizo estallar los vidrios de la ventana".

Los amados tíos. Ahmed y Muna, los tíos de Fátima que viven en Beirut, en otros momentos, cuando reinaba la paz y la tranquilidad.

Los amados tíos. Ahmed y Muna, los tíos de Fátima que viven en Beirut, en otros momentos, cuando reinaba la paz y la tranquilidad.

"Imaginate, no entendían nada, hace mucho que no sucedía una explosión de ese tipo en Beirut. Y a mis tíos les invadieron los peores pensamientos, que podía ser un atentando, pero con el correr de las horas no se confirmó nada a pesar de los varios rumores de los medios libaneses. Lo más importante fue que ellos estaban sanos y que el resto de la familia, también: yo tengo 8 tíos y 52 primos".

Conocedora de Beirut, Fátima cuenta que Muna vive en Hamra, "una especie de Barrio Norte porteño" y que la explosión fue en el Puerto de Beirut, que está a unas veinte cuadras de la casa de sus tíos. "La zona del puerto es un lugar muy lindo, con cafecitos, restaurantes, locales de marcas importantes, algo así como el Puerto Madero de acá. "Imaginate lo poderosa de la explosión que la onda expansiva detonó las ventanas de la casa de ellos".

La casa de Muna y Ahmed. Viven a unas veinte cuadras del puerto, donde fue la explosión. La onda expansiva hizo detonar sus ventanas.

La casa de Muna y Ahmed. Viven a unas veinte cuadras del puerto, donde fue la explosión. La onda expansiva hizo detonar sus ventanas.

La comunicación entre Fátima y su familia en Beirut -donde son 6 horas más tarde- tuve tres episodios más. "Yo trataba de ayudar, de decir que estaba para lo que necesitaran, pero noté que no tenía sentido seguir hablando, la situación allá era muy delicada y mis tíos emocionalmente no estaban para seguir hablando conmigo. El único alivio es que mi familia está bien, pero me invade una sensación de angustia y amargura porque me imagino lo que deben estar viviendo en estos momentos".

Los pensamientos no desaceleran en la mente de Fátima, que describe "las penurias del Líbano, un país históricamente golpeado... Sus habitantes están muy curtidos". Aparecen en la charla con Clarín los innumerables atentados, la Guerra del 2006 denominada Israel-Hesbolá, la intolerancia y la estupenda película "El insulto", que describe la escalada moral que toma una discusión en un barrio de Beirut.

"El Líbano, por tener refugiados sirios y palestinos, siempre fue blanco de una situación política sin tener nada que ver y muchas veces se ha convertido en un campo de batalla. Espero que esto no tenga nada que ver con ningún enemigo de mi amado Líbano",

Abdo Jaroush, presidente de la Comunidad Libanesa-Argentina, dice que fue uno de los días que "más miedo sentí en mi vida. Pensé que un avión lanzó un misil".

Abdo Jaroush, presidente de la Comunidad Libanesa-Argentina, dice que fue uno de los días que "más miedo sentí en mi vida. Pensé que un avión lanzó un misil".

Abdo Jaroush, primo de Fátima, atiende a este medio después de "una de los días de más miedo, inseguridad e incertidumbre de mi vida", dice este financista de 55 años, presidente de la comunidad libanesa-argentina. "Estaba en mi balcón en el décimo piso y cuando siento la explosión me tiré hacia adentro del departamento como si fuese una pileta de natación", describe,

"No entendía nada, me moví cuerpo a tierra, entre los vidrios que saltaron de la ventana, muerto de miedo y traté de espiar como podía que estaba pasando. Vi a lo lejos humo y lo primero que se me vino a la cabeza fue que se trató de un misil lanzado desde un avión". Abdo vive a unos tres kilómetros de la zona del puerto, epicentro de la explosión. "El ruido fue ensordecedor, de tal magnitud como si hubiera sucedido en la esquina de mi casa".

Abdo Jaroush bajó los diez pisos desde su departamento por la escalera. En la planta baja se encontró con este cielo anaranjado. Él vive a 3 kilómetros de donde fue la explosión.

Abdo Jaroush bajó los diez pisos desde su departamento por la escalera. En la planta baja se encontró con este cielo anaranjado. Él vive a 3 kilómetros de donde fue la explosión.

"Caos, descontrol, miedo, un montón de especulaciones y colapso en los hospitales", es el panorama que Abdo ofrece a la 1.30 de la mañana ya del miércoles (19.30 del martes aquí). "Por lo que pude averiguar no habría víctimas argentinas", hace saber mientras se encuentra manejando al encuentro con su mujer y su hijo hacia el Valle de la Becá, "una casa en la montaña que tengo a 70 kilómetros de Beirut".  

"Hoy no creo que pueda dormir, son muchos los nervios que tengo. El país está sumido en muchos problemas, el económico, la pandemia que en un mes duplicó los contagios y las muertes, y ahora esta explosión que destruyó el puerto, la zona del downtown y creo que los muertos se multiplicarán. Dios quiera que esto sea sólo una pesadilla".

PS

Football news:

Zidane on Jovic's future: anything can happen. I can't say anything until the window closes
Flick on Bayern's Interest in Kramaric: I know him well, but I haven't heard anything about it
We have three clubs in this group stage of the Champions League. How did campaigns with two end up?
Solskjaer on transfers: No news. Working with what we have, Manchester United have a big squad
Guardiola confirmed that Zinchenko will stay at Manchester City
Bayern won 5 trophies in a year. To repeat the record Barca need to take another
Flick took 5 trophies with Bayern after 40 matches