Argentina

Final Copa del Rey 2021: los clubes más ganadores, símbolos de dos luchas independentistas

La final de la edición 117 de la Copa del Rey, que será disputada este sábado 17 de abril de 2021 por el Barcelona y el Athletic de Bilbao, tiene por protagonistas a los dos clubes más ganadores de la competición, que a su vez son símbolos de luchas independentistas que se sostienen en Cataluña y el País Vasco.

El Fútbol Club Barcelona ha sido, en los últimos años, la bandera deportiva enarbolada en la lucha política por la independencia de Cataluña, con el fuerte compromiso mostrado por algunos de sus referentes deportivos, entre ellos el defensor Gerard Piqué, quien desde su lugar traccionó en favor de la separación de esta región del resto de España.

El Athletic Club es la institución deportiva por excelencia de Bilbao, una de las ciudades más importantes del País Vasco, otra región que también tiene una histórica tendencia separatista.

Y el Athletic tuvo relación, no institucional pero sí a través de dirigentes y deportistas, con la organización terrorista ETA (la sigla de Euskadi Ta Askatasuna, que en euskera significa “País Vasco y Libertad”) y sembró el miedo con atentados perpetrados en toda España.

Una manifestación en favor de la independencia vasca, en 2003. Hasta principios de siglo se han visto expresiones en las calles.

Una manifestación en favor de la independencia vasca, en 2003. Hasta principios de siglo se han visto expresiones en las calles.

En 2018 se anunció la disolución de la ETA, después de 60 años de activismo en los que se les acreditaron 854 asesinatos, más de 3.000 heridos y 86 secuestros extorsivos. Coincidió también con una relajación del activismo separatista orgánico en el País Vasco, aunque esa idea permanece en el inconsciente colectivo de sus habitantes.

Desde lo deportivo, Barcelona y Athletic de Bilbao suman 53 títulos, con los 30 ganados por los catalanes y los 23 logrados por los vascos; el tercero en cuestión es el Real Madrid, que acumula 19 conquistas en este certamen.

En las 117 ediciones de la Copa del Rey, la final entre el Barça y el Bilbao se jugó seis veces, desde la primera disputada en 1941. En 2021 se igualará el registro que el mismo equipo vasco tiene con el Real Madrid, ya que ambos disputaron siete partidos decisivos del torneo.

En el mano a mano con el Athletic Club, Barcelona ganó las finales de 1941 (4 a 3), de 1953 (2 a 1), de 2009 (4 a 1), de 2012 (3 a 0) y de 2015 (3 a 1). Los Leones Vascos, en cambio, sólo se impusieron en 1984 (1 a 0).

Barcelona y Athletic Club, símbolos separatistas

Lejos de la violencia expresada en los atentados terroristas de la ETA, la forma de protesta que vascos y catalanes encontraron en los últimos tiempos fue a través de las manifestaciones populares, entre las que estaban los partidos de fútbol.

De hecho, la antesala de cada Barcelona-Athletic Club fue una verdadera manifestación política conjunta, la de todo un estadio silbando el himno de España cuando se sonaba como parte del protocolo de la Copa del Rey.

En 2009, la final se jugó en Mestalla, el estadio del Valencia. Desde las hinchadas se empezó a mover un acto de protesta por motivos políticos.

En aquella ocasión, con los ojos del mundo ya pendientes de lo que pudiera hacer el Barcelona de Pep Guardiola y Lionel Messi, se observaron momentos de gran incomodidad en los rostros del rey Juan Carlos y la reina Sofía, quienes estaban en el palco y también recibieron silbidos.

Tres líderes de la ETA anunciando el cese de las hostilidades en 2011. (AFP)

Tres líderes de la ETA anunciando el cese de las hostilidades en 2011. (AFP)

La silbatina de 2009 inició un acto de protesta que, para mal de las autoridades políticas españolas, se repitió mucho en los años siguientes por el suceso del Barça, que desde entonces y hasta 2019 jugó diez finales. Y a ellos se les sumaron los seguidores del Athletic de Bilbao y del Alavés, que hicieron lo mismo en 2012, 2015 y 2017.

En 2015, edición de la competición en la que Felipe VI debutaba en el reinado, la silbatina fue aún más sonora, en otra final que enfrentaba otra vez a Barça y Athletic, y se celebraba en el Camp Nou.

Varias organizaciones independentistas repartieron miles de silbatos en los alrededores del estadio, y una “estelada” (la bandera con la que se identifican los independentistas catalanes) gigante cubría la zona de los seguidores blaugranas.

No hubo volumen en el equipo de sonido del estadio que lograra tapar la silbatina al himno. Fue la primera “pitada” (como le llaman en España) en una final de Copa del Rey que tuvo consecuencias. Por un lado, administrativas, con multas económicas para el Athletic de Bilbao, el Barcelona y la Real Federación Española de Futbol (RFEF), organizadora del torneo.

Lionel Messi contra Inigo Martínez en el último choque por la Liga de España entre Barcelona y Athletic de Bilbao. (Reuters)

Lionel Messi contra Inigo Martínez en el último choque por la Liga de España entre Barcelona y Athletic de Bilbao. (Reuters)

En este caso no habrá manifestaciones populares en el partido simplemente porque, en medio de la pandemia de coronavirus, se jugará sin público en el estadio La Cartuja de Sevilla.

El Barcelona y la independencia de Cataluña

Desde Madrid aseguran que la politización del Barcelona aumentó con el ingreso de Joan Laporta como presidente, en 2003, quien acaba de retomar el poder en el club. Laporta contrató a Pep Guardiola, ambos construyeron el equipo que generó sensación entre 2009 y 2011.

La globalización permitió también observar cómo los referentes del club catalán, entre lo que estuvo Lionel Messi, cerraban cada discurso frente a la afición con la frase “visca Barcelona, visca Cataluña”.

Pep Guardiola no solo llevó al Barça a lograr sus victorias históricas, sino que también apoyó la línea política de Laporta de impulsar la segregación del emblemático club catalán. incluso fundó en 2012 su propio partido separatista, que no llegó a tener éxito.

Carles Puigdemont, el último presidente de la Generaltat de Cataluña que avanzó fuerte por la independencia: terminó preso. (AFP)

Carles Puigdemont, el último presidente de la Generaltat de Cataluña que avanzó fuerte por la independencia: terminó preso. (AFP)

El 1º de octubre de 2017, Cataluña afrontó un referendo para someter al voto popular la decisión de independizarse de España, el que se desarrolló pese a que había sido suspendido por el Tribunal Constitucional español.

Ganó el Sí con más del 90 por ciento de los votos, pero la desobediencia del gobierno catalán a una orden emanada de Madrid derivó en que fueran detenidas las autoridades de la Generalitat, entre ellas su presidente Carles Puigdemont.

Gerard Piqué, como impulsor del proceso independentista, dijo en 2019, después de un clásico entre el Barcelona y el Real Madrid: "Si en España dedicásemos menos tiempo al VAR y más al juicio de los presos políticos nos iría mejor".

Por este motivo, Puigdemont utilizó su cuenta de Twitter para mandar un cariñoso mensaje al zaguero culé: "Extraordinario. Gracias Gerard Piqué por el compromiso y por el coraje".

El Athletic Bilbao y la política extrema de contrataciones

El Athletic Club tiene por norma contar en sus equipos sólo con deportistas de origen vasco, lo que incluye también a navarros y vascofranceses.

De hecho, se registra en 1911 la aparición del último extranjero en el equipo de primera división: el inglés Martyn Veicht pasa a la historia del Athletic por ser el último futbolista que ni nació ni se crio en España o el País Vasco francés en haber vestido la camiseta rojiblanca.

Iñaki Williams, uno de los primeros jugadores negros del Athletic de Bilbao. (EFE)

Iñaki Williams, uno de los primeros jugadores negros del Athletic de Bilbao. (EFE)

De todos modos, la normativa interna de la institución ha mostrado algunas grietas en los últimos tiempos. En 1979 se dio el caso de Teodoro Rastrojo, un futbolista nacido en Madrid y criado en Bilbao que se incorporó al club y llegó a jugar ocho partidos en el primer equipo.

Hubo otros que lo siguieron, entre ellos Ernesto Valverde (nacido en Cáceres, Extremadura) en 1990, quien no sólo jugó en los Leones sino que también fue su entrenador.

Ya en el siglo XXI se produjeron otras incorporaciones llamativas. Jonas Ramalho e Iñaki Williams, por ejemplo, fueron los primeros jugadores negros en jugar en el Athletic; ambos nacieron en el País Vasco. Situación similar a la de Kenan Kodro, un bosnio que fue nacido y criado en San Sebastián.

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Griezmann spoke with Hamilton and visited the Mercedes boxes at the Spanish Grand Prix
Barcelona feels that Neymar used it. He said that he wanted to return, but extended his contract with PSG (RAC1)
Aubameyang to the Arsenal fans: We wanted to give you something good. I am sorry that we could not
Atletico did not lose at the Camp Nou. Busquets' injury is the turning point of the match (and the championship race?)
Verratti injured his knee ligaments in PSG training. Participation in the Euro is still in question
Neymar's contract in one picture. Mbappe wants the same one
Manchester United would like to sign Bellingham in the summer, not Sancho. Borussia do not intend to sell Jude