Argentina

La comunidad internacional reclama a Malí que libere a líderes de protestas

La comunidad internacional instó al gobierno de Malí a liberar a los líderes de las protestas, con el fin de apaciguar los disturbios e incidentes casi insurreccionales en los que se halla sumida la capital.

La pasada noche, Bamako volvió a ser escenario de enfrentamientos dispersos, lo que condujo a un fuerte despliegue de la policía el lunes por la mañana en dos de los tres puentes que cruzan el río Níger, principales ejes de circulación en la capital.

Los bancos permanecían cerrados, pero el tráfico fue reanudado en los puentes que habían sido cortados por los manifestantes.

En el distrito de Badalabugú, donde los enfrentamientos entre ciudadanos y fuerzas de seguridad, que abrieron fuego, dieron lugar a escenas de guerra el sábado por la noche, dos personas heridas fallecieron, anunciaron sus padres el lunes.

En ese barrio, el imán Mahmud Dicko, que predica allí y al que sus fieles afirman querer proteger de un arresto, lanzó un llamado a la calma que parecía haber sido escuchado por parte de algunos manifestantes este lunes.

- Fuerte condena -

Con todo, la tensión sigue viva en la capital, así como la presión sobre el presidente Ibrahim Bubakar Keita, cuya dimisión exigen los manifestantes.

Una coyuntura que generó preocupación entre los vecinos de Malí, un país sacudido por el yihadismo (sobre todo en el centro y en el norte) y varios desafíos de envergadura, en una región presa de la inestabilidad.

En un comunicado conjunto, los representantes del a Unión Africana, de la Comunidad de Estados de África del Oeste (Cedeao), de la ONU y de la UE en Malí, pidieron moderación a todas las partes implicadas en la crisis.

En el texto, condenaron "vigorosamente" la violencia y el recurso a una fuerza letal por parte de las fuerzas de seguridad (aludiendo directamente al gobierno), además de reclamar la liberación de los líderes de la protesta.

Una veintena de opositores, incluyendo varios jefes de filas del llamado Movimiento del 5 de Junio, están detenidos desde el viernes, declaró uno de sus abogados, Alifa Habib Koné.

El Movimiento del 5 de Junio, una coalición heterogénea de líderes religiosos, políticos y figuras destacadas de la sociedad civil, se formó en torno al imán Dicko, muy crítico con el Ejecutivo de Keita.

El Movimiento, que afirma ser pacífico, sacó a las calles a miles de habitantes de Bamako en tres ocasiones desde junio. Ante la negativa del gobierno de cumplir con sus demandas, el viernes se declaró en "desobediencia civil".

La tensión en el país fue en aumento desde las elecciones legislativas de marzo-abril y el movimiento ha canalizado multitud de descontentos en uno de los países más pobres del mundo, como la degradación de la seguridad, el marasmo económico, la mala situación de los servicios estatales o el descrédito generalizado de las instituciones, sospechosas de corrupción.

Además de la dimisión del presidente, la coalición exige la disolución del Parlamento, la dimisión de los jueces de la Corte Constitucional, la formación de un gobierno.

En respuesta, Keita (75 años), que gobierna en el país desde 2013, propuso un gobierno de unión nacional. Además, anunció al disolución del Tribunal Constitucional y allanó el camino a unas legislativas parciales en los lugares en los que la Corte Constitucional invalidó los resultados de las elecciones de marzo-abril. Pero estas promesas no parecen mitigar el clima de descontento.

bur-lal/sba/jvb/zm

MAS NOTICIAS

Football news:

Karim Benzema: Ronaldo's Game made me love football
Sanchez will break his contract with Manchester United and leave for Inter for free. It will receive 7 million euros a year
Lautaro Martinez: we will Continue to do everything possible for Inter
Albert Ferrer: Barca need to become independent of Messi. Others should play more
Conte on rumors about Juve: I will sue whoever wrote this, as well as the editor-in-chief of this newspaper
Aubameyang on the failure of the FA Cup: That's how we do it
Manchester City remain Interested in Coulibaly and Pau Torres, despite ake's transfer from Bournemouth