Argentina

"La recuperación de la economía será muy lenta", el lamento que ya se escucha en la Casa Rosada

En la Casa Rosada y en el Ministerio de Economía empiezan a vislumbrar la hoja de ruta más allá del tema deuda que, finalmente, entra en la recta final desde mañana con la presentación de la oferta nueva a los bonistas. Concretamente la pregunta es, ¿qué pasará con la recuperación de la economía en la era post canje y post pandemia? Los economistas del oficialismo saben que este año está jugado. Pero cuando otean 2021 la frase que sueltan es de lamento: “La recuperación llevará tiempo”.

Casi dos semanas después del aviso 'La economía se empezó a mover, acá te mostramos cómo’, y en el que en cinco minutos el Gobierno mostraba cómo actividades habían vuelto a producir en mayo y junio, el economista Fausto Spotorno publicó que la economía el mes pasado volvió a estancarse tras un rebote respecto al período anterior.

En el Gobierno admiten que habrá que armarse de paciencia. En el primer semestre del año hubo descoordinaciones en materia de política económica que provocaron percances, por ejemplo, los que llevaron al aumento de la brecha cambiaria, e incluso, a la dilación de la negociación de la deuda. Pero también hay resignación y lamento porque se ven efectos e impactos difíciles de mitigar. Concretamente, la pandemia hundió la economía, estiró el acuerdo los bonistas porque no es lo mismo negociar cara a cara que vía zoom y debilitó la efectividad de las políticas expansivas: aumentar el gasto público tendrá una repercusión limitada sobre la demanda mientras duren las restricciones sanitarias.

Un funcionario cercano a Fernández se pregunta “¿cómo puede ser que hay un millón y cuatrocientos mil monotributistas que califican para retirar un crédito a tasa cero, que sólo tienen que hacer un click en la página de la AFIP y no lo toman?”. Cálculos del Gobierno muestran que sólo 400.000 de ese universo fueron otorgados (hay 500.000 aprobados). Se trata de créditos convenientes que tienen un período de gracia a seis meses y a pagar en un año. Como viene diciendo Paul Romer, premio Nobel de Economía, en una serie de artículos en su blog, la incertidumbre no sólo está moldeando el comportamiento de las personas y los consumidores, sino también pone a prueba el funcionamiento de las herramientas que los economistas y los gobiernos tienen más al alcance de la mano. Sorprendido este funcionario porque un millón de monotributistas no toman el dinero del Estado, ensaya la siguiente explicación: “Hay tres motivos de la actitud precavida que vemos. Primero, las personas no quieren endeudarse más allá del contexto. Segundo, hay desconfianza con tomar un crédito de los bancos. Tercero, los sectores más más bajos enfrentan una incertidumbre muy alta respecto a cuál será el futuro de sus ingresos porque no se sabe cuándo volverán a trabajar”.

Cerca de Fernández como de Guzmán tienen en la mira cerrar el año con un déficit primario un poco más arriba de 6% del PBI. El sector privado ve la cifra más cercana a 7%. “Arrancamos el año proponiéndonos 1,4%, eso ya fue”. Calculan que el costo de la tercera ronda de ATP será $ 48.000 millones (las primeras costaron $ 52.000 millones y $ 43.000 millones respectivamente). Como el IFE, la ayuda a las empresas para que paguen los salarios de sus empleados se revisará ronda a ronda. “El margen de maniobra fiscal del gobierno está lejos que el de nuestros vecinos”, admiten al lado del Presidente en referencia a países como Chile, Perú o Brasil que registrarán déficits fiscales de casi 10% del PBI. “Llegamos al Gobierno con un default de la deuda tanto en dólares como en pesos, lo cual restringe nuestra capacidad de financiamiento Si no hubiésemos avanzado con la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva y si no hubiéramos incrementado los derechos de exportación, entre otros, la economía hubiera registrado, antes del COVID, un déficit primario pasivo del 4,2% del PBI en 2020 que fue evitado.

Un tema clave a dilucidar es qué se propone Guzmán luego de arreglar con los bonistas: pedir prestado afuera o sólo despejar su programa financiero y encarar junto al FMI una serie de reformas. En el Gobierno machacan una y otra vez, que el país estará un tiempo alejado del mercado internacional. El colchón que resta, por lo tanto, será el mercado doméstico. “La clave es lograr un equilibrio entre las tasas positivas de interés, una regulación adecuada y un tipo de cambio que no se atrase. Las personas tienen que tener incentivo a ahorrar en pesos. No podemos cometer errores allí”.

Football news:

Barys 20 days before the start of the KHL: they do not know where to play, Legionnaires are cut off from the team
Areolaa returned to PSG after a loan spell at Real Madrid
Manchester United can lease Ousmane Dembele for a year with a buyout obligation
The rum is bought by a billionaire from the United States, who was filmed at Nolan in Dunkirk. His son fell in love with Rome while working with Ridley Scott
Hargreaves on Borussia's refusal to let Sancho go: this is a bluff. They are just trying to get more money out of Manchester United
Daniel Sturridge: Returning to the Premier League is my priority. I'm more hungry for football than ever
In Valencia, a coronavirus was detected in two people