Argentina

Los secretos del progreso de Zeballos: el cuidado físico, la paternidad y el ajedrez

Emma corre. Levanta papelitos y los tira al cielo. Dibuja con sus manos sobre el polvo de ladrillo. Emma no sabe por qué está ahí. Está familiarizada con las canchas de tenis, pero no entiende cómo ahora es ella la que está dentro del court. Emma tiene dos años y es la hija de Horacio Zeballos, el hombre que volvió a jugar una serie de Copa Davis después de cuatro años.

Esa nena rubia es una de las razones que motivó su alejamiento. La otra fue priorizar su carrera en el circuito. Aunque no haber estado en la Copa Davis de 2016 que Argentina ganó siempre será una espina, Zeballos vive este regreso con emoción.

"Es hermoso. Me había olvidado un poquito cómo era. No sabía cómo me iba a sentir adentro de la cancha. Pero se me puso la piel de gallina el primer día que entrené con la remera de Argentina puesta. Disfruté un montón", se confiesa con Clarín.

Tampoco se arrepiente de no haber estado: "Fueron decisiones tomadas y estoy contento con eso. Uno siempre quiere jugar por el país, pero también yo tomé la decisión de no jugar, no en 2016 pero sí en 2017. Decidí darle prioridad a mi carrera personal y también a la paternidad, porque la Copa Davis cansa mucho, es muy desgastante. Yo quería viajar con mi familia y cuando no viajaba quería estar con ellos en Argentina".

Cuando habla de Emma, los ojos se le iluminan. Y ese amor se agigantó en junio cuando nació Fausto. Con ellos la rutina familiar cambió. Zeballos viaja a los torneos con sus hijos y con Sofía, su mujer. En San Juan no fue raro ver al mejor doblista argentino (31° del ranking ATP) arrastrar el cochecito de su hijo por el estadio Aldo Cantoni.

"Si perdés un partido y salís de la cancha y viene tu hija y te sonríe, ¿cómo no vas a sonreír? Ahí uno se da cuenta de que hay cosas mucho más importantes que el deporte en sí. Obviamente es nuestro trabajo y tratamos de hacerlo de la mejor manera posible. Pero ya ahora lo disfruto de otra manera. Y cada derrota no duele tanto", explica.

Sin embargo, no fueron las derrotas las que se acumularon. Todo lo contrario. Ganó tres títulos este año y en marzo, poco antes del nacimiento de Fausti, alcanzó su mejor ranking histórico en dobles: 28° del mundo.

"Fue producto de todas las cosas que me fueron pasando. Ya no enfocarme tanto en el tenis y en las derrotas hizo que quizás me soltara un poco más y mi tenis fuera mejor", analiza.

"Uno va madurando. Si te vas cuidando físicamente y con la alimentación, el nivel se incrementa. Y yo siento que estoy en mi mejor momento tenístico. Mucho de eso se debe a las cosas por las que he pasado en los últimos dos años", aporta a los 33 años y con 15 como profesional.

Zeballos también encontró la tranquilidad en el ajedrez. Supo ser un lector asiduo, pero perdió tiempo con la paternidad y encontró en ese juego una nueva pasión. Iba a jugar a un club de ajedrez y por eso ahora recibe mails cuando un torneo se avecina. El circuito, claro, no lo deja asistir, pero todos los días juega al menos una partida online.

Viajar por el mundo también le otorga ventajas para disfrutar del ajedrez. "Ahora que estuve en Nueva York  (jugó el Abierto de Estados Unidos con Julio Peralta), tuve la oportunidad de ir al Central Park y al Bryant Park, que tienen un montón de tableros y donde la gente se junta a jugar. Eso, siempre que puedo, lo hago", dice. Por lo que no resultaría raro cruzarse con el marplatense en alguna plaza alrededor del globo.

"Es un hobby lindo. A mí me mantiene alejado para no estar mirando tanta televisión ni estar en la tecnología. Es una manera de trabajar mi mente. En su momento leía mucho, pero ya no leo tanto y ahora mantengo la mente entrenada a través del ajedrez", cuenta sobre su otra pasión. Y vuelve a buscar a Emma, que por ahí anda, entre raquetas y pelotitas.

San Juan. Enviada especial.

Football news:

Ocampos did everything for the victory of Sevilla: first he scored, and then he put on a goalie's Jersey and in the 101st minute dragged the kick of the goalkeeper Eibar
Pizarro finished his career as a player. Werder's players cradled him in their arms after the match
Aitor Karanka: When Real Madrid wins, they always talk about the referees
Gendusa two weeks training with Arsenal according to the decision of Arteta. Londoners can sell it
Alexander Elagin: if you Want to live a man with a man, a woman with a woman-live! But don't involve children
Pizarro finished. He came to Werder 4 times and became a legend here
Lloris about the fight with Son: It's part of football. Sometimes this happens