Argentina
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

“Mamá, me dicen bizca”: el drama de la niña de cinco años maltratada en un jardín de infantes

Luego de haber denunciado al jardín de infantes N° 958 de La Plata por presunto maltrato y discriminación contra su hija cinco años, Débora Álvarez habló sobre el drama que vive la menor que padece estrabismo, astigmatismo y miopía. “Me dijo ‘mamá, me dicen bizca’”, reveló la mujer.

“Mi hija está con asistente social porque no quiere hablar con nadie, se tapa los oídos y sale corriendo. Cuando le querés acercar algo, sale corriendo para la habitación. Está todo el día en el sillón con el celular. Al colegio no quiere ir hace rato y fue ahí que nos empezamos a dar cuenta de lo que estaba pasando”, explicó Álvarez al sitio plantense 0221.

La mujer contó al medio local que la maestra de su hija fue quien primero le avisó a ella y a otros padres sobre los supuestos comentarios violentos por parte de la directora y vicedirectora del jardín, ubicado en 155 entre 44 y 45, contra los niños.

“Nosotros nos enteramos por la señorita, porque lo hacían adelante de ella. Ella fue la que nos avisó lo que estaba pasando. Hubo otra nena más que, después de que hice la denuncia, contó que la directora le pegaba cachetazos y le tiraba las orejas. Ninguno de los chicos quiere ir al jardín”, precisó Álvarez.

A raíz de ello, la mujer relató que decidió confirmar con su hija los hechos. “Cuando yo escuché eso le pregunté y me dijo que era verdad. Me dijo ‘mamá, me dicen visca’. También le decían inútil por no ver y todo el tiempo se lo repetían y se reían de ella”, sostuvo Álvarez. Y de forma categórica agregó: “Es la directora y la vicedirectora”.

De acuerdo al sitio platense 0221, la denuncia penal se podría ampliar, ya que en los grupos de padres trascendió que otros niños que van al jardín habrían padecido tratos de este tipo.

Otra de la madres grabó un un video en el que su hija le cuenta que no quiere asistir más al jardín porque argumenta que allí “se dicen muchas cosas malas”, y que “la directora es muy mala, está como loca” y “quiere lastimar” a sus compañeros.

La madre de la menor contó que fue a la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense (DGCyE) para denunciar lo ocurrido, pero no tuvo respuesta alguna. “En ningún momento pensé que la violencia era la respuesta porque la noticia iba a ser otra. Entonces, fui al Ministerio de Educación pero no me dieron respuesta, tampoco en el Consejo Escolar”, remarcó.

Junto a un grupo de padres Álvarez planteó el conflicto ante Educación provincial, pero fueron derivados al Consejo Escolar, que coordinó una reunión con la directora distrital. En el encuentro participaron autoridades de la institución, el personal gremial y la inspectora, y no se llegó a ningún acuerdo.

“No tuvimos respuesta de nada. En todo momento decían que los nenes creaban fantasmas y que era todo mentira. También nos dijeron que en ningún momento quisieron hacerles daño a los nenes y que si tenían que pedir disculpas iban a hacerlo”, apuntó la mujer.

“Cuando nos retiramos le pedí que elaboraran un acta, pero solo pusieron que estábamos con quejas menores. Yo les dije que nadie la iba a firmar porque queríamos que pusieran que denunciábamos el maltrato, tanto a padres como a niños, de parte de la directora y vicedirectora”, agregó Álvarez.

“No la hago vivir otras situaciones en mi casa y va a un jardín donde hay que educarlos y pasan estas cosas. También están dando un mal ejemplo para los compañeros. Quisieron minimizar todo pero decidí ir a la Justicia. No puedo dejar que pase como nada esto, por mi hija y por los otros nenes que van a ir al jardín”, concluyó al respecto la madre de la niña.

En tanto, desde el gobierno bonaerense dijeron que al tomar conocimientos de los hechos, el equipo de inspectores del Nivel Inicial y de la modalidad de Psicología de la Dirección General de Cultura y Educación “se encuentran trabajando junto con el equipo directivo y de docentes, niñas y niños, familias y la comunidad educativa del Jardín 958 de La Plata”.

“Las intervenciones continúan en pos de fortalecer los acuerdos institucionales de convivencia y realizar un abordaje integral que proteja los derechos de las niñas y los niños y de las y los docentes y la comunidad educativa”, conclueron desde gobierno bonaerense.