Argentina

Martín Guzmán reconoció que la emisión monetaria presiona sobre el dólar y la inflación

“La expansión de la liquidez se puede canalizar en parte a la demanda por moneda extranjera y genera presiones cambiarias”. La frase pertenece a Martín Guzmán, que en el cierre de las Jornadas Monetarias y Cambiarias del Banco Central reconoció el impacto de la emisión monetaria en el dólar y que, de esa manera, termina afectando la inflación.

"En vez de impulsar precios de activos termina afectando los precios de los bienes y servicios, sobre la inflación en general. Hay que hacer con cuidado especial, a pesar de la mayor necesidad de hacerlo”, sostuvo el ministro en su exposición virtual en relación a la etapa de post pandemia.

Las jornadas monetarias y bancarias del Banco Central se desarrollaron a lo largo de noviembre de manera virtual. El cierre fue este miércoles, a cargo del presidente de la entidad, Miguel Pesce, fue acompañado por Guzmán y por el premio nobel y mentor del ministro, Joseph Stiglitz.

Guzmán destacó que “los Estados van a jugar un rol muy fuerte en la recuperación económica, y los Bancos Centrales tendrán un protagonismo para la generación y expansión de liquidez, buscando que las políticas expansivas tengan el mayor multiplicador macroeconómico posible”.

En esta línea, Guzmán señaló que “en economías como las nuestras, que no han logrado una robustez en su moneda, también tiene que haber expansión de la liquidez, pero se tiene que hacer con un cuidado especial porque hay menor capacidad para la política expansiva, a pesar de la mayor necesidad de hacerlo”.

Recordó que la Argentina tuvo que “recurrir al financiamiento monetario muy superior” al que se esperaba antes de la pandemia. “Va a haber necesidades de financiamiento en la transición, pero hay que tener especial cuidado”, advirtió.

Además, el ministro destacó que “el gran desafío de la política monetaria es establecer un sendero donde se restablezcan todas las funciones de la moneda”, y aclaró que ven “valor en la soberanía monetaria entendida como un razonamiento macroeconómico y no como un argumento sentimental”.

“Debemos recuperar una moneda que se vuelva una referencia y permita contar con instrumentos de financiamiento, ahorro, y ayude a resolver los problemas estructurales de la economía argentina”, mencionó.

Tras el IPC de octubre que se conoció días atrás y marcó un 3,8%, el nivel más elevado de los últimos 12 meses, y con el plan de ir “descongelando” algunos precios como el de las tarifas, Guzmán resaltó la necesidad de “tener un sendero de reducción persistente de la inflación hasta alcanzar niveles deseables para el funcionamiento del sistema económico, con tasas de un dígito” y dijo que “es algo que no se puede lograr de un año para otro”.

“En una economía con anclas débiles, todos están mirando qué hacen los demás”, relató y ejemplificó que si alguien piensa que otro sube precios, también lo hará. Es por eso que considera que “el Estado tiene un rol central en establecer una coordinación mejor. Hay una tarea colectiva por delante. La coordinación es una tarea colectiva”.

El ministro reconoció la importancia de contribuir desde la política monetaria a una política macro en pos de la recuperación de la actividad y que “la pandemia tuvo consecuencias sobre el estado de las cuentas fiscales en un contexto en el cual no había crédito, y hubo que recurrir al financiamiento monetario”.

“Mientras el país se recupera, tenemos que converger a un equilibrio fiscal a una velocidad consistente con la recuperación, e ir reduciendo las necesidades de financiamiento por parte del Central al Tesoro”, agregó.

Aseguró que “no existe un shock de confianza efectivo para estabilizar en el corto plazo y sembrar raíces firmes para la estabilidad a mediano y largo plazo, debido a que estabilizar requiere cambiar conductas de los participantes en la economía, que no cambian de un día para el otro”.

“Tenemos el desafío de recuperar las funciones del dinero con objetivos de estabilidad y crecimiento, y con una estrategia que ataque los patrones de conducta de una economía con patrones de inestabilidad”, concluyó.

GB

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Neymar: Thank God for the charisma. I have a gift to be different from the rest
Wayne Rooney: It's time to lead the younger generation. I had a great career
Lineker on Rooney: One of our greatest players. England would have won Euro 2004 had he not been injured
Chelsea will give Drinkwater the third rent - Kasimpasa. He has not played since February
Neymar: I became an icon and idol in football. Courage is my main advantage
Ole Gunnar Solskjaer: Liverpool want to beat everyone. Manchester United knows that they can beat anyone
Messi missed today's Barca training session