Argentina

Se acerca hora cero para emisiones. De verdad: David Fickling

infobae-image

(Bloomberg) -- Es natural ser escéptico cuando un líder político se pone de pie y hace una promesa sobre un objetivo lejano, difícil de lograr y carente de un camino claro.

Entonces, una reacción a un informe de que el nuevo primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, se comprometerá la próxima semana a emisiones cero netas de carbono del país para 2050 podría ser: ¿en serio?

Después de todo, los bancos japoneses públicos y privados siguen financiando nuevas centrales eléctricas de carbón en Vietnam, Indonesia y Bangladesh, aprovechando una laguna en la promesa anterior de Tokio de reducir la financiación de tales proyectos, un hecho que está causando cierta consternación entre los fondos de inversión europeos.

A pesar de toda la publicidad obtenida por el Nuevo Pacto Verde del presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el compromiso el mes pasado de un objetivo cero neto para 2050, las compañías de ingeniería coreanas también están trabajando con los financiadores japoneses en la planta de carbón Vung Ang 2 de Vietnam.

El presidente chino, Xi Jinping, también obtuvo muchos titulares positivos el mes pasado por prometer que el emisor más grande del mundo alcanzará el estado de cero neto para 2060, pero China aún tiene 250 gigavatios de plantas de carbón en desarrollo, más que el total existente en India o EE.UU.

Las dudas están justificadas cuando tantos países están lejos de alcanzar sus promesas climáticas. Al mismo tiempo, puede que vayan demasiado lejos. Las promesas de los líderes políticos tienen efectos en el mundo real que ya estamos viendo. En el camino hacia la obtención de las emisiones vinculantes e integrales que el mundo necesita, habrá muchas promesas parciales, vagas e inexigibles. Sin embargo, cada una de ellas establece una nueva línea de base que ayudará a crear las condiciones para políticas adicionales y más ambiciosas.

Un ejemplo es el objetivo ampliamente aceptado de que el mundo debe estabilizar el dióxido de carbono atmosférico a 450 partes por millón o menos. Hasta hace relativamente poco, generalmente se consideraba la opción razonable más radical.

La síntesis de investigación científica de 2001 del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático consideró que 450 ppm era el límite inferior de un rango de resultados que se extiende hasta 750 ppm. La influyente revisión del gobierno del Reino Unido en 2006 de la economía del cambio climático encabezada por Nicholas Stern aconsejó el objetivo de 500 ppm a 550 ppm. Esa ambición se consideraba audaz en ese momento, pero ahora es aceptada como extremadamente inadecuada. Del mismo modo, limitar el calentamiento a 1,5 grados centígrados rara vez se consideró una opción seria hasta que el Acuerdo de París de 2015 estableció un objetivo “muy por debajo de 2 grados centígrados”, a instancias de los pequeños estados insulares que corren el riesgo de ser destruidos por mayores niveles de calentamiento.

Lo que los escépticos del objetivo no ven es la relación de retroalimentación entre los objetivos declarados de los líderes políticos y el comportamiento de inversionistas, ingenieros y funcionarios de nivel inferior cuyo trabajo ayudará a descarbonizar la economía.

Como debería ser obvio por los US$3.500 millones al año gastados en cabildeo solo en EE.UU., las decisiones de los líderes políticos configuran el campo de lo que es posible para las empresas. Cuando un político adopta una ambición neta cero —y especialmente cuando, como en la Unión Europea, esas palabras están consagradas en la ley—, los riesgos asociados con los proyectos intensivos en carbono aumentan, mientras que los asociados con las tecnologías bajas en carbono disminuyen. Ese es particularmente el caso cuando, como estamos viendo, los líderes de varios países comienzan a seguir el camino. Los enfoques más bajos en carbono se vuelven más viables. Ese cambio en la frontera tecnológica a su vez facilita a los políticos establecer objetivos aún más audaces, porque los costos políticos y económicos de hacerlo han disminuido.

Estamos viendo cómo se desarrolla este tipo de círculo virtuoso. Como hemos escrito, la mejor guía sobre el camino de las emisiones del sector eléctrico en la década de 2010 no fue el escenario político de la Agencia Internacional de Energía, sino aquel en el que se tomaron medidas radicales para limitar el carbono atmosférico a 450 ppm.

Hace poco más de un mes, recibí el anuncio de PetroChina Co. de emisiones “cercanas a cero” para 2050 con temor de que China pudiera ser más adicta al carbón que al petróleo. Esa sigue siendo una preocupación razonable, pero la promesa de cero neto a 2060 de Xi dos semanas después de esa columna cambia drásticamente el panorama. A las pocas semanas de ese discurso, influyentes institutos de investigación académica chinos ya han publicado una variedad de hojas de ruta que ilustraría cómo poner en práctica esas palabras, con una caída del carbón, de casi el 70% de la energía primaria en la actualidad, al 10% o menos en 2050.

Cualquier objetivo establecido por los políticos se enfrentará a la inercia institucional, las consecuencias no deseadas y el rechazo político. Eso no los hace inútiles. La retórica política cambia la realidad, e incluso un examen superficial de la historia reciente muestra lo rápido que puede suceder. No se formuló ninguna pregunta sobre el tema climático durante los debates presidenciales de 2016 en Estados Unidos. Este año, ha sido uno de los temas más discutidos.

Girar un petrolero lleva tiempo. Eso no significa que sea imposible.

Nota Original:Zero Hour Is Coming for Emissions. Believe It: David Fickling

©2020 Bloomberg L.P.

MAS NOTICIAS

Football news:

Tuchel after 2:2 with Bordeaux: I always protect the players, but I refuse to do this. You can't play matches of this level
Ole Gunnar Solskjaer: Any decision I make is for the good of Manchester United. The main thing is the result
Mourinho on Tottenham: We don't have the same conditions as some clubs. They create a crazy market
Hazard was injured for the 8th time in 16 months at Real Madrid. He had 12 injuries in 7 years at Chelsea
Frank Lampard: Abramovich is a man who achieves his goals. Without this, it is impossible to achieve his position
Marcelo was actually grabbed by the hair. Clear penalty. Ex-referee Iturralde Gonzalez on the controversial episode in the match of Real Madrid
Gasperini on Atalanta's defeat: the Players are tired. We pay more for national team games than for the Champions League