Argentina
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Sergio Massa aprovecha la Cumbre de las Américas para promover más movimientos en el Gabinete

En el arranque de la Cumbre de las Américas y tras la inauguración oficial, el presidente de Paraguay Mario Abdo Benítez que también está en Los Angeles invitó a cenar en la noche del miércoles a su ahora amigo Alberto Fernández.

Ambos cenaron en el consulado paraguayo esa, en el distinguido último piso del edificio. Junto a ellos, además de sus respectivas parejas, estuvo presente un invitado especial, el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa.

La llamativa y repentina invitación que le hizo Alberto Fernández a Massa para que lo acompañe a la Cumbre de las Americas tiene razones a la vista y otras que no lo son pero tienen la misma raíz: las reiteradas crisis entre el Presidente y Cristina Kirchner y quienes responden a la vicepresidente con La Cámpora incluida.

Y tienen que ver también con el reclamo de la tercera pata del Frente de Todos -el Frente Renovador que maneja Massa- para que avance una "verdadera" oxigenación del Gabinete. Por ahora el Presidente se resiste a esos cambios profundos más allá de la llegada de Daniel Scioli a Producción.

En Los Ángeles, Massa no sólo ha recibido gestos políticos del Presidente sino que también lo ha puesto a difundir detalles de la visita del viaje.

Fernández busca compensar los enojos del presidente de la Cámara de Diputados la llegada de Scioli al Gobierno.

Pero ambos están conversando desde el sábado sobre ciertos reclamos que viene haciendo Massa en el contexto del ruidoso despido de Kulfas.

El líder del Frente de Todos, en cuyo espacio hay quienes le piden salirse del Gobierno, se muestra por el contrario muy cercano a Fernández a la vez que mantiene un diálogo más o menos fluido con Cristina.

A la vicepresidenta la vio el lunes, hablaron de la agenda parlamentaria y de lo difícil que le resultará al oficialismo aprobar el anunciado impuesto a la renta inesperada. Se descuenta que hablaron de la crisis interna en el contexto de la salida de Kulfas impulsado por la ex presidenta y su espacio en Energía Argentina.

A Massa -como a Cristina Kirchner- le gustaría ver a Martín Guzman afuera del Gobierno por distintas razones. Pero sabe que es una de decisiones que el Presidente por ahora no tomará. 

Mientras tanto, Massa habla con Fernández de un "menú de tres pasos".

Establecer en qué temas los tres sectores del Frente de Todos están de acuerdo. En muchos no lo están -la política exterior es uno de ellos- pero en otros suelen tener coincidencias aunque con matices. 

En segundo lugar, Massa quiere que las ideas que comparten dentro  del Frente de Todos con los K se plasmen en hechos.

En el massismo afirman que "no es una cuestión de nombres" sino de "repensar el gobierno" con todas las partes. Pero en esa entrada "a boxes" como se lo ha escuchado decir usando la metáfora del service de las carreras de autos, sí entrarían nuevos nombres en menos ministerios -hoy hay 24-con más poder. Una tarea de ingeniería para la que queda poco tiempo. En un año y medio habrá elecciones. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.