Argentina

Un combo explosivo pone en peligro el Brexit: la frontera con Irlanda del Norte y los acuerdos de paz de 1998

El Brexit está acosado por dos de sus peores fantasmas: el protocolo de Irlanda del Norte, que establece sus bordes y aduanas pos divorcio europeo, y los loyalistas militantes protestantes, que han rechazado el Acuerdo del Viernes Santo de 1998, que garantiza la paz tras la guerra civil y su rechazo al protocolo, que impide una frontera dura entre Irlanda del Norte y Europa. Dos incidentes que ponen en peligro el divorcio europeo, las negociaciones que aun deben concluir para finalizarlo prolijamente y la paz en la provincia.

Los grupos paramilitares loyalistas protestantes, que protagonizaron la guerra civil contra los católicos republicanos en el Ulster, han dicho a los gobiernos británico e irlandés que están retirando su apoyo al acuerdo del Viernes Santo, en protesta por la frontera comercial del Mar de Irlanda de Irlanda del Norte con el resto del Reino Unido.

El Consejo de Comunidades Loyalistas, un grupo paraguas que representa las opiniones de la guerrilla protestante de UVF, UDA y Red Hand Commando, escribió una carta a Boris Johnson y al taoiseach de Irlanda, Micheál Martin, advirtiendo de la "destrucción permanente" del acuerdo de paz de 1998, si no cambian el protocolo de Irlanda del Norte.

La oposición al Protocolo de Irlanda del Norte por parte de los protestantes loyalistas enciende alarmas porque ellos se oponen a que su provincia británica sea parte del mercado único europeo. Pero su rechazo al acuerdo de paz del Viernes Santo es un alerta mayor de un inminente regreso a la violencia en la provincia británica. Un regreso a las armas de los loyalistas para forzar esa decisión puede generar una igual resistencia de los católicos republicanos.El Ejército Republicano Irlandés (IRA) se ha desarmado pero hay grupos disidentes.

La carta al primer ministro Boris Johnson decía que la oposición unionista al protocolo de Irlanda del Norte, la parte del acuerdo Brexit que mantiene a Irlanda del Norte como parte del mercado único de bienes de la UE, debería seguir siendo "pacífica y democrática".

Sin embargo, la decisión de retirar el apoyo a un acuerdo de paz que sustenta el poder compartido en Irlanda del Norte parece diseñada para encender la luz roja en Dublín, Londres y Bruselas.

La advertencia se produjo horas después de que la Comisión Europea acusara al gobierno británico de violar el derecho internacional por segunda vez, después de que los ministros dijeron que el Reino Unido actuaría unilateralmente para dar tiempo a las empresas de Irlanda del Norte para adaptarse a las reglas posteriores al Brexit.

Viernes Santo

El Acuerdo del Viernes Santo fue firmado por los grupos armados católicos y protestantes en Irlanda del Norte, que se desarmaron oficialmente. Los grupos paramilitares loyalistas respaldaron el acuerdo del Viernes Santo y no tienen ningún deseo de reavivar los disturbios. Pero elementos de la UVF, UDA y Red Hand Commando perduran como una presencia oscura en Irlanda del Norte y algunos están vinculados a la criminalidad y al tráfico de drogas.

El protocolo de Irlanda del Norte estaba dormido, hasta que estalló la guerra de las vacunas entre la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Loyen y Gran Bretaña. Ella suponía que las vacunas que le faltaban a Europa podrían ser transferidas por el laboratorio Astrazéneca y Pfizer a Gran Bretaña, a través de la frontera irlandesa.

Sin darse cuenta del peligro que implicaba, detonó el articulo 16 e impuso una frontera dura, que forzaba a revisar todas las cargas de los camiones.La respuesta inmediata, ante el alarma de Irlanda y de Londres, fue que la primera dama de Irlanda del Norte , Arlete Foster exigió el fin del protocolo de Irlanda del Norte y que provincia fuera parte del mercado único europeo y no aceptaba una frontera en medio del Mar del Irlanda. Sobre esas patas de arena estaba apoyado el punto más delicado del Brexit.

"Estamos preocupados por la interrupción del comercio y el comercio entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido que está ocurriendo, pero nuestra objeción principal es mucho más fundamental", escribió David Campbell, presidente de la LCC, en una carta al primer ministro británico Boris Johnson.

Dijo que el protocolo había violado las salvaguardias del acuerdo del Viernes Santo, también conocido como el acuerdo de Belfast, para proteger el estado de ambas comunidades. “El resentimiento de los loyalistas estaba a la par con 1985, cuando sindicalistas y leales organizaron manifestaciones masivas contra el acuerdo anglo irlandés", dijo Campbell.

“Por favor, no subestime la fuerza de los sentimientos sobre este tema en toda la familia unionista. En consecuencia, se me ha indicado que le informe que las agrupaciones loyalistas retiran su apoyo al acuerdo de Belfast hasta que se restablezcan nuestros derechos en virtud del acuerdo. Y se modifique el protocolo para garantizar el acceso sin restricciones de bienes, servicios y ciudadanos en todo el Reino Unido. Si usted o la UE no están preparados para cumplir con la totalidad del acuerdo, serán responsables de la destrucción permanente del acuerdo", escribió el enviado de los loyalistas.

La guerrilla

John Kyle, concejal de la ciudad de Belfast con el partido Unionista Progresista, que tiene vínculos históricos con la UVF, dijo que había un "compromiso absoluto con la no violencia", pero que las implicaciones de la carta no estaban claras. “Es demasiado pronto para saber cómo interpretarlo. Es prematuro asumir que significa alejarse de la no violencia”.

Stephen Farry, un diputado del partido centrista Alianza, dijo que la retirada loyalista del acuerdo del Viernes Santo era un gesto político y simbólico. “Sin embargo, no tiene consecuencias prácticas. El acuerdo se basa en los referendos duales de 1998. Me preocupa más la continua escalada de la retórica y la creación de expectativas poco realistas de que el protocolo puede ser reemplazado en ausencia de una alternativa plausible ”.

"También es preocupante que lo que es esencialmente una voz para las organizaciones terroristas proscritas se esté convirtiendo en un actor en un debate político" dijo Farry.

La interrupción de las entregas de paquetes y supermercados y la continua negativa de algunas cadenas principales a realizar entregas en Irlanda del Norte han aumentado las tensiones entre los partidos leales y unionistas , que dicen que la posición constitucional de la región dentro del Reino Unido está amenazada.

Arlene Foster, la primera ministra y líder del Partido Unionista Democrático (DUP), y dos de los parlamentarios de su partido mantuvieron conversaciones la semana pasada con la LCC, lo que provocó reprimendas de los críticos que decían que estaban legitimando a los paramilitares.

Desde entonces, el ministro de agricultura del DUP, Gordon Lyons, ha detenido el trabajo en los puestos de control fronterizo permanentes posteriores al Brexit en Irlanda del Norte. Los puestos fronterizos temporales existentes siguen funcionando.

La carta de los loyalistas se produjo en medio de un renovado rencor entre Downing Street y Bruselas por el acto unilateral del gobierno para dar tiempo a las empresas de Irlanda del Norte para adaptarse a las reglas posteriores al Brexit.

Maros Sefcovic, el vicepresidente de la comisión europea , dijo que equivalía a una "violación" del acuerdo de retirada. El gobierno irlandés dijo que Londres estaba siendo "inútil".

El nuevo ministro del Brexit de Boris Johnson provocó ayer un nuevo enfrentamiento con la Unión Europea, después de que planteó planes para retrasar unilateralmente la implementación de partes del protocolo de Irlanda del Norte.

En su primer acto desde que fue nombrado, Lord Frost le dijo a Bruselas que el gobierno ampliaría una exención para los controles de los supermercados, que envían productos desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte , durante seis meses más.

También se espera que Frost anuncie una moratoria similar sobre las declaraciones de aduana en los paquetes que se envían a la provincia.

Conversaciones

Ambas exenciones fueron acordadas con la UE en diciembre por el predecesor de Frost, Michael Gove, pero debían expirar a fines de este mes.

Las dos partes habían estado involucradas en conversaciones para acordar una extensión. Pero estas se habían estancado en las últimas semanas.El Reino Unido, que es responsable de implementar los controles bajo el protocolo, ahora actuará unilateralmente para extender el período de exención.

Fuentes diplomáticas de la UE describieron la medida como una "provocación grave", mientras que Maros Sefcovic, vicepresidente de la Comisión Europea, dijo que equivalía a una "violación" del protocolo.

"Esta es la segunda vez que el gobierno del Reino Unido está dispuesto a violar el derecho internacional", dijo. “También constituye una clara desviación del enfoque constructivo que ha prevalecido hasta ahora. Lo que socava tanto el trabajo del comité conjunto como la confianza mutua necesaria para la cooperación orientada a soluciones”, dijo.

Pero un portavoz del gobierno dijo que la medida no representaba una violación del protocolo, ya que era temporal y estaba diseñada para lidiar con los problemas importantes que enfrenta la provincia en Irlanda del Norte.

Según los términos del protocolo, que rige el movimiento de mercancías dentro y fuera de la región después del Brexit, todos los productos agroalimentarios no prohibidos que llegan de Gran Bretaña continental , requieren un certificado sanitario de exportación de la UE que declare que no representan ningún riesgo.

Son una consecuencia de un acuerdo Brexit, que ha dado como resultado que Irlanda del Norte permanezca en el mercado único de bienes de la UE, mientras que el resto del Reino Unido ha abandonado esa zona reguladora.

PB

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Di Maria about Bayern: PSG passed the best team of last season
Conceicau on departure from Chelsea: I am proud of the Porto players. We played a fantastic game
Flick will accept the offer to lead the German national team. Matteus about the Bayern coach
Keylor Navas has never lost in the Champions League in a two-legged match in which he played
Mbappe dancing on the table 🕺 Watch as PSG celebrate their semi-final exit with passion
Pochettino on reaching the semi-finals: It's all down to the PSG players. I missed the adrenaline
Manuel Neuer: Bayern should have played better in Munich. We missed a lot of chances