Bolivia

«Su poesía es un vehículo alado que nos arranca de la tierra»

Marianne Costa  / Ibiza

A un verdadero poeta no se le reconoce ni por su éxito ni por la valoración de sus pares, y menos aún por el volumen de su obra. Si la poesía es un intento más que un resultado, quisiera considerar que el verdadero poeta se reconoce por la insistencia y profundidad de ese intento, en lo que tiene de vital (incluso de desesperado), dado que el horizonte final de la poesía no es otro que justificar su existencia a la luz del Silencio esencial que los budistas llaman la Vacuidad (shunyata) y los hindúes, en una contradicción solo aparente, la Plenitud (purnatva).

Por tanto, podríamos reconocer a un poeta por cuanto entrega su vida a (o por) la poesía. Y con su vida, la de todos aquellos que la originaron.

Este es el intento que nos presenta Anuar Elías Pérez, de forma deslumbrante, con el poemario El olor del Clan. Un recorrido a través de la investigación de los recuerdos familiares y mucho más allá de la memoria familiar, ya que, a fin de cuentas, la humanidad entera es un solo clan. El poeta persigue —de manera a veces feroz—, la estela impalpable de esos linajes que nos forman y que la psicología moderna estudia ahora por medio de constelaciones familiares o psicogenealogía.

Apoderándose de estos laberintos, el poeta da su vida nuevamente como el héroe que se lanza a la batalla;  él impone a la ley del clan el eje fundacional de su punto de vista: su propia palabra se convierte en el principio organizativo por el que el caos de los recuerdos va tomando forma. Al hacerlo, da vida a su linaje al mismo tiempo que lo supera, lo reinventa, expone los aspectos que hasta ahora se habían mantenido ocultos a la vista.

Dicen que los árboles de un bosque terminan uniéndose entre ellos por las raíces, y uno puede soñar que lo mismo pasa con nuestros árboles genealógicos: una hermandad secreta los conecta donde las heridas y los deleites dejan de pertenecer a un apellido, pero devienen en el sino común de la humanidad.

Sin duda, esta es la razón por la que El olor del Clan nos toca tan íntimamente —como si esa abuela sin párpados que ronda las páginas del poemario fuera nuestra; como si las ficciones etnológicas que lo entonan, poemas en prosa en el que irrumpen tribus inmortales, familias congeladas cuyos corazones aún palpitan—, vinieran a susurrar en una región secreta de nuestra alma; allí donde esperamos más allá de lo posible.

La repetición de los hechos, gestos y traumas del árbol genealógico es nuestra ley psíquica, equivalente a la gravedad que nos sujeta a la Tierra. Pero me parece que todos aspiramos a develarnos sin ataduras, flotando libremente en un universo donde ninguna atracción nos esclaviza.

Libres también de los lazos de sangre, de los recuerdos que nos exigen, libres de la filiación y de las huellas que nos han esculpido. La poesía de Anuar Elías Pérez es este vehículo alado que nos arranca de la tierra y expone el paisaje visto desde arriba, antes de dejarnos tiernamente en el mismo punto desde donde partimos, investidos de una nueva misión: aceptar libremente la limitación de ser humanos.

*Marianne Costa es una literata francesa,  nacida en 1966, que actualmente radica en España. Tiene una maestría en literatura comparada y estudió literatura francesa en la Ecole Normale Supérieure. Entre sus obras más reconocidas   se encuentran la novela “El infierno prometido” y el libro “El Tarot paso a paso: historia, iconografía, simbolismo e interpretación”.

La traducción de la reseña estuvo a cargo de Yuri Nakanouchi.  

Premio Franz Tamayo

Football news:

Neymar: I owe Mbappe the adaptation in France and the joy of being here
Joao Felix was injured again. He will miss 10 days
The Bundesliga said goodbye to Monday's matches with Hoffenheim and Bayer zeros. Their cancellation was sought by fans
Mino Raiola: Borussia do not want to sell Holand in the summer. I respect this position, but this does not mean that I agree with it
Alexander Golovin: I enjoy giving such programs. This is my job
West Brom have scored 8 goals in their last 2 matches. For the previous 10 games, only 6 goals were scored
VAR did not count West Brom's goal for offside. Although the author of the goal was probably in the right position