Bolivia

«Un político tradicional es demagogo y gritón; yo no soy así, soy de resultados»

Mery Vaca  / La Paz

Su sitio ideal para vivir es una selva casi intocada de la Amazonia, entre Riberalta y Cobija, rodeado de muchos árboles y cerca de un río caudaloso. Y, de hecho, uno o dos días a la semana se escapa a un lugar parecido, pero en el norte cruceño, donde tiene su propiedad ganadera y agrícola, de la que vive ahora que ya lleva dos años de candidato y alejado de las consultorías.

Gustavo Pedraza, el candidato vicepresidencial de Comunidad Ciudadana, es una especie de antipolítico porque no es histriónico, no es carismático y no hace muchas promesas. “El político tradicional es el gritón, el demagogo, el prometedor, no soy así. Soy un político que viene de la academia, de la producción, a mí me gustan los resultados”, dice este hombre que preferiría escapar del ruido y que por azares de la política terminó envuelto en caravanas, bailes electorales y besos a diestra y siniestra.

En su refugio del norte cruceño cultiva caña de azúcar y otros productos, además de tener unas 150 vacas para atender. “No puedo dejar de ir al campo porque hay que controlar la maleza. Está la gente que trabaja con nosotros, a las vacas hay que llevarles alimento”. Pero, no sólo es obligación, es sobre todo gusto porque allá, a orillas del río San Julián, en medio del silencio de la noche, “sólo se ven estrellas”.

Tras la anulación de las elecciones fraudulentas de octubre del año pasado, surgió la duda, incluso dentro de Comunidad Ciudadana, si Pedraza debería continuar como acompañante de fórmula de Carlos Mesa, precisamente, por su estilo calmado y poco popular. Pero, contra toda duda, Mesa ratificó su confianza en quien fue su ministro de Desarrollo Sostenible y Planificación entre 2004 y 2005. 

Pero, los contextos son diferentes. El año pasado, el binomio naranja ganó las elecciones en Santa Cruz gracias al denominado voto útil y este año, según las encuestas, ocupa el cuarto lugar. Entonces, ¿cuál es el aporte de Pedraza a la fórmula de CC?

“Tengo la plena seguridad de que en representación de Santa Cruz soy el que tiene mayores posibilidades en términos reales de gobernar Bolivia, para una construcción de una visión nacional”, responde.

Y lo dice a pesar de Luis Fernando Camacho, que ahora lidera las encuestas en Santa Cruz. Al ex dirigente cívico le reconoce un aporte en la lucha de octubre y noviembre, en la que también participaron una diversidad de líderes. “Fue una construcción colectiva”, remata.

De tierra adentro a Harvard

Pedraza proviene de una familia de agricultores -medianos dice él- del norte de Santa Cruz, donde creció viendo a su padre rogar por la lluvia en época de siembra y por el sol en temporada de cosecha.

Se graduó de la universidad pública de Santa Cruz y luego se planteó como meta estudiar en Europa y Estados Unidos. Llegó a Harvard, donde hizo su maestría en administración pública y enfocó su carrera en el desarrollo de los países. Así, en plural.

Con esas herramientas se convirtió en un hombre de la cooperación internacional. Exitoso, demás está decirlo. Llegó a ser director para América del Sur del servicio de Cooperación de Holanda con base en Ecuador y recorrió gran parte del mundo. Es un amante de los viajes y ya  son pocos los países en su lista que le falta por conocer: Nueva Zelanda, Islandia y Madagascar…

Está casado con la socióloga Mary Villagómez y tiene tres hijos: Laura de 31 años, Esteban de 18 e Isabel de 16. A ellos les prepara el desayuno y los lleva al colegio desde el kínder.

En la cocina no sólo es bueno con los desayunos. También asa bien la carne y viviendo en España aprendió a cocinar pulpo a la gallega, con el que deleita a su familia y amigos los fines de semana y días festivos.

No es de los que va a misa todos los domingos, pero Pedraza proviene de una familia católica y sus tres hijos son bautizados en ese credo. Nada de fanatismos, en todo caso. El club de sus amores, como buen montereño, es Guabirá y, aunque no es un habitúe de los estadios (tal vez son muy ruidosos para él), acompaña a su hijo que, luego de ser formado en la academia Tahuichi, se convirtió en arquero. 

Sus pasiones, en todo caso, están en los viajes que hace por el mundo y en los libros que lee, por ahora, sobre cómo administrar el Estado. Las versiones en inglés de Por qué fracasan los países, de James Robinson; El tercer pilar, de Raghuram Rajan; y títulos de Yuval Noah Harari ocupan lugares privilegiados en su biblioteca. Se detiene un momento en El tercer pilar para explicar que la gente y la comunidad deben ser ese tercer pilar de la política. “En este momento estoy leyendo todo lo que es útil para gobernar bien”, cuenta.

Con sus libros como fondo, inicia la sesión de Zoom con Página Siete para hablar de su segunda campaña electoral en menos de un año.

¿A qué atribuye que en 2019, Carlos Mesa haya sido primero y ahora esté cuarto en Santa Cruz?

Es un nuevo contexto, en 2019 no había la fragmentación que hay ahora, al menos hasta esta etapa. En lo que nos queda de la campaña, creemos que va a volver a tomar cuerpo esa unidad que se ha dado el año pasado en el día de la votación. Estamos convencidos de que la gente sabe cuál es la dirección, cuál es la ruta, para contener e impedir que haya una dispersión del voto.

Pedraza tiene  unas 150 vacas en su propiedad.

¿Apuntan al voto útil nuevamente?

No estamos apostando únicamente al voto útil. Tenemos confianza en la percepción del ciudadano. El momento en que va a emitir su voto, ese es el momento constitutivo de unidad. Es la decisión soberana del ciudadano para cohesionar el voto.

¿Qué opina de Luis Fernando Camacho, que ahora es primero en Santa Cruz?

Luis Fernando ha ejercido un gran liderazgo cívico, como lo han tenido miles de jóvenes, además del rol político que tocó a los candidatos, los líderes religiosos, la lucha por la democracia siempre es colectiva. 
 

Mesa ha descartado alianzas, mientras que Camacho, en tono confrontacional, ha dicho que Mesa es masista. ¿Cómo ve los ejes discursivos de Mesa y Camacho?

La unidad más importante es la que se construye, esa es la única que va a posibilitar una victoria democrática. Hemos enfrentado a Evo Morales el año pasado, vamos a seguir enfrentando al MAS, hemos demandado penalmente a Evo por el fraude. Cuando ganemos el 18 de octubre, vamos a construir un gobierno de unidad y vamos a acabar con la impunidad. No tienen que quedar impunes los delitos que se han cometido.
 

¿No hay cierto grado de irresponsabilidad de CC y de Creemos, de apostar por proyectos diferentes y en determinado momento saber que el MAS ha vuelto al poder?

La democracia se caracteriza por la pluralidad. Querer imponer un pensamiento único, tener una sola línea de acción, no es característica de la democracia. El ciudadano cuando vaya a emitir su voto está consciente de todos los riesgos que corre la democracia; por tanto, toma la decisión, ese es el momento constitutivo de la unidad. Esa es la unidad que importa, esa es la unidad que hemos estado tratando de consolidar en  los últimos meses.
 

 Usted es cruceño, pero su proyecto no está siendo beneficiado con la intención de voto en su región. ¿Cuál es el aporte de Gustavo Pedraza a CC?

El aporte de Santa Cruz en los últimos 20 años ha sido vital en la construcción democrática. En esa construcción hemos estado presentes, estoy presente también ahora en esta propuesta democrática. Tengo la plena seguridad de que en representación de Santa Cruz soy el que tiene mayores posibilidades en términos reales de gobernar Bolivia, para una construcción de una visión nacional.  
 

Se habló de que iban a cambiar la candidatura vicepresidencial, pero Mesa confió en usted. ¿Qué los une?

Nos une la misma causa, abrazamos la causa democrática, nos interesa y hemos luchado por mantener la libertad democrática, la equidad, la recomposición de las instituciones públicas. 

A usted se lo ve como un hombre sereno, calmado, no es un típico candidato. ¿No le han dicho que tiene que ser más popular?

El político tradicional es el gritón, el demagogo, el prometedor, no soy así, soy un político que viene de la academia, de la producción. A mí me gustan los resultados, el gran déficit de la política nacional son los resultados. Hacen un buen desempeño de la campaña, pero cuando les toca cumplir la función pública no saben qué hacer, y nos entregan un Estado como el que estamos recibiendo ahora. Evo Morales prometió todo en 2005 y mire qué Estado nos ha entregado. Tenemos que construir la imagen del político del siglo XXI, político con transparencia, que cumpla su palabra, con capacidad de entregar resultados a la gente. Esa es la función del político, no es discursear de manera demagógica o corromperse cuando le toca el poder y aferrarse al poder y conquistar el poder como un fin en sí mismo. El poder para mí es una herramienta para el servicio público, para ayudar a resolver  problemas de la gente.

Hemos visto dos tipos de vicepresidentes, los que fueron la quinta rueda del carro y el que fue el poder detrás del trono. ¿Cuál de ellos va a ser usted o va a marcar un nuevo estilo?

El que establece la CPE, tenemos buenas normas jurídicas, pero no se cumplen. Mi desempeño como vicepresidente será en el marco de lo que la CPE establezca, la construcción del Órgano Legislativo y participación en el Órgano Ejecutivo.

El cargo le va a dar avión vicepresidencial, sirenas, oficinas lujosas, seguridad. ¿Cómo se siente frente a eso? ¿Va a usar todas las comodidades del poder?

Me gusta ver al poder como un instrumento de trabajo, como una herramienta de servicio público. Me agrada más la sencillez, la modestia, no hay que cambiar. Yo ya he comprobado cuando he sido ministro. No me obnubila ni me seduce el disfrute del poder. Me veo obligado a usar el poder para el servicio público. Todo lo que tiene el Estado a disposición, vehículos, aviones, serán usados cuando sea necesario, pero no será la preocupación principal, no haremos gastos dispendiosos y los gastos innecesarios serán cortados.

¿Cómo va a hacer para lograr la separación de poderes como presidente de la Asamblea Legislativa?

Ese es un gran desafío. Cumplir con lo que dice la CPE sobre la separación de poderes. El Órgano Legislativo tiene que tener el acompañamiento, la fiscalización, el debate para la construcción legislativa, se tiene  que conseguir consensos.

¿Cómo hará para lograr gobernabilidad en caso de que CC sea gobierno con el Legislativo en contra?

El objetivo es tener mayoría en la Asamblea Legislativa, estamos confiados en lograrlo. Si no fuera así, la naturaleza misma de la democracia es la construcción de consensos, habrá representaciones de los partidos y vamos a construir los consensos. Es lo más natural, no hay que sorprenderse ni asustarse.  

Está casado con  una socióloga y tiene tres hijos.

¿No tiene el temor de que les persiga el fantasma de la ingobernabilidad de  2003-2005, con un Congreso en contra y los sectores en la calle? Pareciera que el escenario tiende a replicarse.

El contexto de 2004-2005 era totalmente distinto, el Gobierno era de transición, el Gobierno no tenía una bancada formalmente hablando; en cambio, ahora estamos empezando, este es un nuevo período, vamos a tener una bancada, senadores, diputados, una sociedad con situación económica y social más preocupante que en aquella oportunidad.

Y, en ese contexto, Carlos Mesa tuvo que renunciar y eso es lo que le achacan ahora. Le preguntan si no va a renunciar una vez que llegue al poder.

Es otro contexto, no podemos comparar este contexto con otro contexto, es absolutamente distinto, tenemos que ver este momento con los ojos de este momento. No con los ojos de hace 15 años atrás.

¿Cómo hará para contener al MAS, que actúa desde distintos flancos: el congresal, las calles y Evo que está queriendo volver?

El gran trabajo que hay que hacer es en el campo económico y social. La extrema pobreza rural es la que tenemos que resolver fortaleciendo la economía de los campesinos. Esa es la receta para acabar con la demagogia, con los políticos que se aprovechan de esa extrema pobreza e incorporan factores como el racial y el étnico como una bandera para confrontar y dividir.

En su anterior gobierno, Mesa se vio obligado a pedir ayuda internacional para pagar sueldos y salarios y por eso sus oponentes le llaman el limosnero. Y ahora le está tocando una coyuntura difícil y va a pedir cooperación internacional. ¿Cómo van a enfrentar esta situación?

El crédito internacional es un recurso que lo emplea cualquier gobierno. Evo Morales ha dejado un Estado con más de 10.000  millones de dólares de deuda y no le decimos limosnero, eso es parte de la guerra sucia. Los recursos, la deuda son parte de la gestión estatal. Vamos a recurrir sin duda a las mejores condiciones de los créditos internacionales, pero fundamentalmente vamos a concentrarnos en la diversificación de la economía.

Usted, como cruceño, va a tener que lidiar con una doble demanda, la ecologista y la de los sectores agrícolas de Santa Cruz. ¿Cómo va a hacer para conciliar estas dos posturas?

Tenemos que dialogar, poner a la CPE sobre cualquier interés particular. El interés colectivo es proteger el medioambiente;  a nadie le interesa el medioambiente contaminado, los incendios o el envenenamiento de los ríos de la Amazonia. Cada uno de estos actos están penados por la ley. La producción de alimentos es una de las economías más potentes del país y tenemos que seguir con nuestra economía que nos da de comer. El crecimiento tiene que ser vertical, un incremento de la producción en toneladas, no en hectáreas.

Football news:

Bulykin about the Champions League: I Want to see Loko at least in 3rd place to watch their matches in European competitions in the spring
Liverpool first time not conceded in the first two rounds in the Champions League group
20-year-old Felix scored 2 goals for Red Bull. Only Aguero was younger when he did a double for Atletico in the Champions League
Rybus about 1:2 with Bayern: Loko tried to play football, not just sit in defense and kick the ball forward
Real Madrid is 4th in the group. We lost until the 93rd minute after the double of our son tyuram (he started in Barcelona)
It is important not to impress, but to score. Another power from the Loco to the words of Nikolic after the match
Andre Villas-Boas: city spent a billion and the coach is a phenomenon. Marseille don't have money for Guardiola, so you have AVB and his tactics