This article was added by the user Anna. TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Andrés Lima, artista nacional: “la arquitectura y la ciudad están completamente al servicio de un sistema económico post-capitalista”

Intrigado por la sociología, el diseño y la infraestructura industrial, Andrés Lima decidió complementar sus estudios de artes visuales en la Universidad Diego Portales con un posgrado en arquitectura en la Universidad Católica de Chile, disciplina que se ha convertido en una fuente de inspiración para sus obras. 

Su trabajo se ha exhibido en Chile y en el extranjero. Algunas de sus exposiciones más recientes son Dibujos recientes (Casa Gris, 2020) en Santiago, Life of my life (VitrinaLAB, 2020) en Miami y La cartografía y otras narrativas abiertas, (PROA 21, 2018) en Buenos Aires.

A través de técnicas como el dibujo, el collage y la fotografía, el trabajo artístico de Lima busca reflejar el contexto en que se enmarca la producción arquitectónica y se transforma en un discurso político propio de una época. Para ello, desarrolla investigaciones donde materiales como archivos, documentos, revistas y afiches se vuelven piezas fundamentales para desempolvar las historias detrás de objetos, monumentos o edificaciones.

Archivo personal de Andrés.

¿Cómo nace esta inquietud por la arquitectura y los procesos sociales que están detrás?

-Fue durante mi formación que entendí que esos intereses podían confluir en un mismo lugar, que es la producción artística. Desde el constructivismo ruso hacia acá, cierto tipo de artistas y obras que me interesaron comenzaron a pensar la ciudad como un desplazamiento del espacio del taller. Obras que se nutren de los conflictos políticos, sociales y económicos que acontecen en la ciudad moderna. Desde ese lugar y llevándolo a un plano local, comencé a trabajar a finales de mis años formativos, en 2010. en todas aquellas obras e hitos arquitectónicos del Bicentenario en Chile, particularmente en aquellas obras arquitectónicas de índole público como el Museo de la Memoria, Centro de Justicia, Edificio Ejército Bicentenario, entre otros. 

Archivo personal de Andrés.

-Me interesaba la idea de qué manera estos objetos/esculturas podían articular un discurso político – qué representaban, qué querían difundir, y de qué manera se vinculaba este lenguaje internacional arquitectónico con el Chile de ese momento. Es así que comencé a profundizar e investigar en el tiempo esta relación entre objeto arquitectónico y discurso político. 

-¿Cómo te adentras en los contextos históricos detrás de los proyectos arquitectónicos con los que has trabajado?

-Comencé a empaparme de material gráfico; fotografías de archivo, reportajes gráficos, publicidades. En especial aquellos de los años 60 en adelante, con énfasis en Chile y Latinoamérica. Fue en esos materiales de difusión, revistas de arquitectura y construcción principalmente, en donde más fuerte y decididamente se proyectaba la idea moderna de un programa arquitectónico y urbanístico más complejo, un proyecto político que vinculaba el estímulo a la industrialización en Chile. Todo ese proyecto murió a partir de la dictadura. 

Archivo personal de Andrés.

-Es en la fractura de ese proyecto que me interesa indagar. Cómo pueden leerse hoy en día esos discursos, esos signos y símbolos que en su momento representaron ciertos ideales modernos. Qué papel cumplirían hoy en día cuando la arquitectura y la ciudad están completamente al servicio de un sistema económico post-capitalista.

-Posteriormente, ¿Cómo llevas estos conceptos y estas reflexiones a tu obra artística?

-Me interesa la idea de trabajar con lenguajes ambiguos, que divagan entre la abstracción y una estética racionalista. Qué acontece cuándo descontextualizas formas que tuvieron una primera función utilitaria y los exhibes en el contexto actual. En ese sentido actualmente estoy trabajando en una serie de “afiches” políticos, formas planas con grandes extensiones de colores.

Archivo personal de Andrés.

-Hago una traducción desde un sistema plano y preciso como puede ser una impresión offset impresa hace más de 50 años a un sistema más artesanal. Mis dibujos de gran escala son realizados manualmente, necesitan tiempo y precisión. Me gusta que las obras exhiban un trabajo manual. Que exista una contradicción entre forma y técnica.

Volver al Home.