This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Jaime Bassa, vicepresidente de la Convención: «Los cambios de los que estamos hablando no son revolucionarios (…) aquí lo radical es el modelo que estamos tratando de cambiar»

Jaime Bassa, vicepresidente de la Convención:
En conversación con El Mostrador en La Clave, el vicepresidente de la Convención Constitucional Jaime Bassa sostuvo que "los cambios de los que estamos hablando, derechos sociales por  ejemplo (...) no son cambios particularmente revolucionarios. Estamos hablando de un estado de bienestar que en otros países lleva décadas de desarrollo, no estamos hablando de una radicalidad en ese sentido. Nadie está pensando una forma de organización política que no sea republicana y democrática". Otro tema que abordó Jaime Bassa, es el cambio que habrá en la Mesa Directiva de la Convención Constitucional. Al respecto, sostuvo que "esto está pensado de antes de la elección presidencial y parlamentaria de hace algunos días, incluso antes de nuestra propia elección. Uno de los desafíos que tiene el proceso constituyente era superar esa concepción de la autoridad unipersonal que se echa al hombro a la institución".

El vicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa descartó que el órgano pretenda realizar cambios "radicales" en la nueva Carta Fundamental y señaló que, a su juicio, "lo radical es el modelo que estamos tratando de cambiar".

En conversación con El Mostrador en La Clave, Bassa sostuvo que "los cambios de los que estamos hablando, derechos sociales por  ejemplo (...) no son cambios particularmente revolucionarios. Estamos hablando de un estado de bienestar que en otros países lleva décadas de desarrollo, no estamos hablando de una radicalidad en ese sentido. Nadie está pensando una forma de organización política que no sea republicana y democrática".

En esa línea, argumentó que "el modelo neoliberal que tenemos vigente es demasiado radical (...) mover eso ha sido interpretado por ciertos actores como una pretensión de radicalidad, en circunstancias que en realidad lo normal en países que tienen niveles de desarrollo social, económico y cultural similares al nuestro, son los derechos sociales universales".

"Sí creo que hay una invitación a la templanza, a la moderación, avanzar de a poco, a no estar permanentemente pensando las reglas con las cuales fuimos elegidos. Yo tengo la impresión de que aquí lo radical es el modelo que estamos tratando de cambiar", agregó.

Cambio de la Mesa Directiva

Otro tema que abordó Jaime Bassa, es el cambio que habrá en la Mesa Directiva de la Convención Constitucional. Al respecto, sostuvo que "esto está pensado de antes de la elección presidencial y parlamentaria de hace algunos días, incluso antes de nuestra propia elección. Uno de los desafíos que tiene el proceso constituyente era superar esa concepción de la autoridad unipersonal que se echa al hombro a la institución".

"En realidad lo que necesitábamos era liderazgos más bien horizontales y colaborativos. Desde muy temprano se empezó a pensar en una mesa directiva que cumpliera dos características: primero, que fuera plural, diversa, paritaria y rotativa", complementó Bassa.

Asimismo, explicó que "la Convención entra en enero en una dinámica de trabajo bien particular de deliberación del texto constitucional (...) y puede ser una buena idea que liderazgos frescos asuman la responsabilidad de cerrar este proceso constituyente".

Acuerdos en la Convención

Por otra parte, Jaime Bassa señaló que hay "bastante más acuerdo" en la Convención respecto a ciertos temas que podrían quedar plasmados en la nueva Constitución. En ese sentido, dijo que "vamos a tener derechos sociales universalmente reconocidos en la Constitución, yo diría que eso es casi seguro. La dificultad va a estar en cómo garantizar proteger esos derechos de las eventuales vulneraciones".

"En otras cuestiones como el agua, hay un acuerdo bastante transversal en recuperar el agua, en el sentido que la nueva Constitución va a señalar probablemente que las aguas son bienes públicos, que el Estado tiene la obligación de garantizar su acceso como un derecho humano, pero probablemente van a haber más dificultades en determinar cómo el actual régimen de propiedad privada sobre las aguas sede su espacio y da lugar a un régimen de bienes comunes", sostuvo.

Por último, detalló que "el otro aspecto que está rentando (...) es el recurso a los artículos transitorios para dar término a ciertas formas de regulaciones jurídicas de materias que no están en la Constitución".

Más información sobre El Mostrador