This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Javier Couso y respaldo de Evopoli a Kast: «Hace muy difícil creerle a futuro cuando diga que es un partido liberal».

"Decidimos dar el respaldo electoral a José Antonio Kast, sin hacernos parte del comando de campaña, ni asumir cargos políticos en un eventual gobierno". Esa fue la determinación de Evopoli en su Consejo General, aludiendo a que van a "votar en contra del mal mayor". Esto a pesar de que previo a la primera vuelta la secretaria general del partido, Luz Poblete, sostuvo que “con Kast veo un proyecto con rigidez y pérdida de libertades”. Lo mismo con Sylvia Eyzaguirre, quien decidió bajar su opción a la Convención Constitucional para no ser compañera de lista de Teresa Marinovic. "¿Qué hago en una misma lista con una persona que promueve ideas y valores contrarios a los mío?", dijo. Ahora es parte del comando de Kast.

Pero ya hay quienes comenzaron el desmarque. Sergio Verdugo, profesor de Derecho Constitucional e investigador del Centro de Justicia Constitucional de la Universidad del Desarrollo y colaborador de Horizontal (centro de estudios de Evopoli), tomó distancia del voto a favor de Kast. En su cuenta de Twitter afirmó que "no colaboraré con proyectos políticos que puedan beneficiar este tipo de ideas", haciendo referencia a algunas de sus propuestas, como el rechazo al matrimonio igualitario y adopción homoparental y la "ampliación inaceptable de facultades en estado de emergencia", entre otras.

"He colaborado con el proyecto constitucional de Horizontal motivado por la defensa de la democracia liberal, los derechos humanos, el cambio constitucional y el fortalecimiento del centro liberal en Chile. El llamado de Evópoli a votar por J.A. Kast es inaceptable", agregó. Una mirada que fue valorada por el abogado constitucionalista Javier Couso. "Lúcida reflexión de un respetado constitucionalista liberal sobre el inexplicable giro de Evopoli al apoyar a candidato q calza en la definición de Vargas Llosa de “derechista cavernario”. Bueno saber q no todos en la centroderecha liberal están dispuestos a hipotecar su futuro", escribió en sus redes sociales.

En conversación con El Mostrador, Javier Couso - abogado constitucionalista - ahondó sobre esta determinación para Evopoli y los costos asociados que tiene para la colectividad. "Me parece que Evopoli está hipotecando su futuro por una falsa dicotomía entre comunismo y libertad (...) Hace muy difícil creerle a futuro a Evopoli cuando diga que es un partido liberal". En su diagnóstico, lo que revela este apoyo a Kast de Evopoli y RN "es que los grupos verdaderamente liberales dentro de la derecha son mucho menos de lo que pensábamos" y que un eventual gobierno de Kast contribuirá a la polarización del país.

- ¿Qué apreciación tiene sobre este apoyo de Evopoli a una candidatura como la de José Antonio Kast, a la que ellos mismos criticaron en algún momento? Y, ¿cómo lee estos desmarques, como el de Sergio Verdugo?

Este es un grupo que desde hace más de 30 años, desde el inicio mismo de la post dictadura se ha intentado conformar una derecha que ponga distancia con lo que fue Pinochet y esa época. Y es increíble que 30 años después generaciones nuevas sigan teniendo dificultades para poner una muralla china respecto de lo que es la dictadura. Porque sonará muy anticuado, muy impresionantemente antiguo, pero el candidato Kast es alguien que ha manifestado ser partidario de lo que llama el gobierno militar, ha visitado a probablemente uno de los monstruos represivos más grandes que tuvo la dictadura, Krassnoff. Es difícil acumular cerca de 600 años de cárcel por genocidio, crímenes contra la humanidad, etc., e insinuar que los jueces están equivocados y que él es una buena persona, o alguien que con un tono muy pausado, muy tranquilo, se refiere a Daniel Vega en relación a la famosa actriz Daniela Vega.

Ese tipo de cosas yo creo que revela que personas como Sergio Verdugo están pensando más en el futuro que en el cortoplacismo, y tienen un mejor diagnóstico a mi juicio, porque no es algo así como que Kast - que tiene estas inclinaciones pinochetistas, xenófobas, homofóbicas y transfóbicas - versus el comunismo, como lo puso Kast, de que acá se trata de libertad versus comunismo. Cualquier persona que haya seguido la Convención con un mínimo de análisis, se habrá dado cuenta de que el gran adversario del Frente Amplio ha sido en la CC el Partido Comunista y la ex Lista del Pueblo, en el sentido de que los frenteamplistas, donde está el asesor constitucional más cercano que tiene Boric, que es Jaime Bassa, han pagado costos, han sido tratados de traidores, de amarillos, de vendidos por el PC y la ex Lista del Pueblo por querer respetar las reglas constitucionales.

- ¿Qué elementos se deben considerar?

- En un país presidencialista el que toma las decisiones es el Presidente. Uno podría imaginarse que el Partido Comunista abandonara la coalición y constitucionalmente no pasaría nada, ha pasado en Chile varias veces. Lo que elegimos el 19 de diciembre es un presidente, o sea, acá hay que mirar la figura de Kast versus la figura de Boric, porque podría pasar lo mismo con los sectores más moderados que apoyan a Kast. El que va a tener el mando del Ejecutivo es Kast, no esos sectores.

La dicotomía libertad versus comunismo que ha planteado Kast parece haber convencido a actores de Evopoli como Francisco Undurraga y otros que francamente yo no puedo comprender que no vean la diferencia, que no vean que estamos en un sistema presidencial y que quien manda es el Presidente y que Boric es un demócrata que cree en el Estado de Derecho, más allá de los errores que haya podido cometer, es un hombre que pagó costos, fue tratado de traidor por Hugo Gutiérrez (PC) por haber firmado el Acuerdo de Paz y la Nueva Constitución, fue objeto de un ataque físico en el Parque Forestal por personas cercanas a la Lista del Pueblo. Entonces, a mí me parece que lo que está haciendo Verdugo es algo que en todos los países de democracias occidentales se entendería perfectamente.

- ¿Cuál es el costo para Evopoli al tomar este camino?

- Yo creo que el costo es muy grande, porque Evopoli es un partido pequeño y relativamente nuevo. La DC fue un partido pequeño y nuevo en los años 50, y si por razones meramente electorales hipoteca sus principios, en el corto o mediano plazo está entregando su futuro. RN y la UDI no podían pretender que un partido que se define como liberal adhiriera sin más, alegremente a sumarse a la candidatura y llamar a votar por una persona que objetivamente está en el extremo de la derecha política chilena. Recordemos que uno de sus diputados acaba de decir lo que muchos de los republicanos piensan. El caso de Johannes Kaiser es un asunto del tipo de ideología que existe al interior.

Es incomprensible que alguien como Mario Desbordes, con su capacidad de preocuparse de las clases medias, de ocuparse de la democracia con la tolerancia a quienes piensan distinto, esté embarcándose con una persona que ha avalado a algunos de los peores asesinos y torturadores de la dictadura militar, que ha maltratado de una manera persistente a minoría trans, que ha mostrado una falta de humanidad y un espíritu cristiano con las personas inmigrantes que fueron invitadas por el Presidente Sebastián Piñera de una manera que ningún otro líder de América Latina hizo.

Me parece que Evopoli, en suma, está hipotecando su futuro por una falsa dicotomía entre comunismo y libertad. En un sistema presidencialista, no es comunista (la opción de Boric), y los últimos 4 meses ha quedado claro que ha estado dispuesto su grupo político, el Frente Amplio, a aliarse sistemáticamente con el Partido Socialista, Independientes no Neutrales, la ex Concertación, contra el Partido Comunista, como se ha visto en la Convención. Eso expresa las diferencias que han habido, y que a mi juicio deberían hacer recapacitar a muchos. Hace muy difícil creerle a futuro a Evopoli cuando diga que es un partido liberal.

- ¿Ve posible que en Chile Vamos pase lo mismo que en la oposición, que se terminó fragmentando?

- No lo veo tan posible en lo inmediato, porque esto lo que está revelando es que los grupos verdaderamente liberales dentro de la derecha, son mucho menos de lo que pensábamos. La fragmentación se produce más bien por fragmentaciones ideológicas. Lo que esto tristemente sugiere es que no había mucha derecha liberal, entonces no veo una fragmentación inminente en la derecha, veo algo que es peor, que es la adhesión del grueso de la derecha a un i-liberalismo o anti-liberalismo, o conservadurismo con tolerancia con el pasado dictatorial chileno que yo francamente después de 30 años creía que estaba de retirada.

No nos engañemos, podríamos tener un presidente que no es capaz de pronunciar la palabra dictadura, y eso tiene impactos simbólicos de autoconcepción del país muy profundos. Creo que va a aportar a la polarización del país.