This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Peligro inminente

Peligro inminente
La U juega una final de aquellas este domingo, pero también viene arrastrando muchas equivocaciones, que se han tratado de maquillar, con soluciones desesperadas y más bien erradas. Tres directores técnicos en una temporada jamás será una buena señal. Eso es un axioma casi ley del fútbol. Pero claro, el hincha azul, tiene todo el derecho a creer que este domingo puede darse el milagro y evitar un dolor profundo. Ese mismo sueño lo tienen los partidarios de Huachipato y Curicó. Por ello, será un domingo de nervios y tensión. Un domingo de angustia y lágrimas. Muchos leales partidarios de los azules tienen la fe intacta, que en este pleito en especial, lucirán orgullosos los jugadores el temple y coraje que merece defender la camiseta azul, pero siendo mesurados, la campaña no invita a ser tan optimistas. El peligro es inminente y solo a las 20.00 horas, sabremos si los azules lograron evitar la pena y amargura o si bien debían jugar un partido aún más estresante como es la Promoción.

El hincha de Universidad de Chile viene viviendo un verdadero calvario desde hace algunas semanas. Especialmente esta última, donde el equipo se jugará la permanencia en Primera División ante U.La Calera.

Días de mucho nerviosismo y angustia, ante la posibilidad inminente de que el equipo descienda. Porque en los azules, hace rato las cosas no se vienen haciendo bien, desde la toma de decisiones de la cúpula, como también en la cancha.

La jornada dominical será de permanente ansiedad. Que irá sucediendo a la par con los encuentros entre Huachipato-D.Melipilla y Audax Italiano-Curicó. Todo podrá ir variando minuto a minuto. La opción de los azules. Ganar y así evitar cualquier inconveniente, en el papel, ya que la racha de doce fechas sin ganar, son más bien una pesada cadena que deberán tratar de sacarse antes del inicio del partido.

Sin embargo, los números que arrastra la U, son muy negativos. De los últimos 36 puntos en disputa, han sumado 3. A eso le agregamos que desde hace cuatro jornadas, no se abrazan. Larrivey perdió su potencia goleadora, si bien lleva 20 tantos, coincide su baja goleadora, también con el pasar de los laicos. No le llega juego y se le ve corriendo desesperado por intentar acercarse al arco.

¿Dónde comenzó todo? La U llegaba quinta al superclásico con los albos. Derrota en Rancagua y comenzó el tobogán oscuro. 9 derrotas y tres igualdades. Una racha paupérrima. Salida de Valencia y con Romero; las cosas tampoco han girado de manera sustancial. El equipo se ve y juega sin confianza y al más mínimo golpe, se cae. 

Una escuadra que está jugando con la presión de no descender. Un plantel que trata de apelar a jugadores con experiencia como De Paul, Arias, González, Espinoza, Cañete y Larrivey, pero que no logra salir del confuso momento. 

La U juega una final de aquellas este domingo, pero también viene arrastrando muchas equivocaciones, que se han tratado de maquillar, con soluciones desesperadas y más bien erradas.

Tres directores técnicos en una temporada jamás será una buena señal. Eso es un axioma casi ley del fútbol. Pero claro, el hincha azul, tiene todo el derecho a creer que este domingo puede darse el milagro y evitar un dolor profundo. Ese mismo sueño lo tienen los partidarios de Huachipato y Curicó.

Por ello, será un domingo de nervios y tensión. Un domingo de angustia y lágrimas. Muchos leales partidarios de los azules tienen la fe intacta, que en este pleito en especial, lucirán orgullosos los jugadores el temple y coraje que merece defender la camiseta azul, pero siendo mesurados, la campaña no invita a ser tan optimistas.

La U, debe enmendar el rumbo institucional de manera urgente, ya que viene de años, con confusas y erradas directrices. Sus actuales dueños, brillan por el mutismo y silencio, dejando una estela de confusión siempre, para saber sus planes y objetivos, que claro pueden variar sustancialmente, si el 2022 Universidad de Chile pueda jugar en el torneo de la Primera B.

El peligro es inminente y solo a las 20.00 horas, sabremos si los azules lograron evitar la pena y amargura o si bien debían jugar un partido aún más estresante como es la Promoción.

Una semana completa de angustia y nervios, pero que se pudo haber evitado mucho antes, si todos los entes de la escuadra laica hubiesen reaccionado a tiempo y en forma correcta.

Más información sobre El Mostrador