This article was added by the user Anna. TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

«Tengo la bendición de trabajar en lo que me gusta y apasiona»

Celeste Arenas (36) lleva 15 años en el rubro de la gasfitería y formó un emprendimiento que le cambió la vida, siendo su soporte para criar y sacar adelante a sus dos hijos. Hoy, sigue capacitándose y buscando su crecimiento personal.

Presentado por

Hace 15 años atrás Celeste Arenas (36) conoció el mundo de la gasfitería. Buscando la forma de sacar adelante a su primer hijo (tiene dos), le ofrecieron tomar un curso del rubro en una fundación. Ante la necesidad y la desesperación por profesionalizarse, la joven tomó el desafío y se tiró a la piscina.

A partir de ese momento entró al cursó que se extendió por dos semestres. Iba de lunes a viernes de 8 a 17 horas, todo con la misión de convertirse en la persona que quería ser. «Fue difícil estudiar y mantenerse, porque soy mamá soltera con dos niños. El curso quedaba en Huechuraba, yo vivo en la comuna de El Bosque y viajaba todos los días en bicicleta», relata.

«Me entregaron todas las herramientas y los conocimientos para poder ser la persona que soy ahora. Estoy super agradecida de los profesores, porque de verdad la gasfitería cambió mi vida», agrega.

Sin embargo, Celeste no se quedó solo en ese curso y siguió aprendiendo para ser una maestra completa. No por nada durante este mes de noviembre iniciará un nuevo curso, esta vez de electrónica relacionada a los artefactos. «Es un trabajo constante, uno nunca termina de aprender. Pero para mí la gasfitería no es solo un trabajo, es mi pasión. Tengo la bendición de trabajar en lo que me gusta», cuenta.

Cuando egresó de su primera capacitación, Celeste trabajó primero en la construcción y arribó directo como maestra de primera, lo cual en ese tiempo era toda una novedad. «En esos años las mujeres que trabajaban en la construcción estaban solo en labores de limpieza, eran jornal, pero yo llegué como maestra de primera, lo que generó obviamente mucha impresión en la obra», detalla.

Emprendimiento

Actualmente, Celeste tiene un emprendimiento de instalaciones sanitarias, donde se reparan redes de agua y gas, todo tipo de destapes y cálefon. Su cuenta de Instagram es @lagasfiter y en Facebook se puede encontrar como Gasficel.

Celeste trabaja junto a una socia, también certificada, en donde tienen una variedad de clientes y clientas bien versátil, donde prima la confianza y la seguridad del éxito en cada uno de los trabajos que realizan.

En este momento,esta madre de dos hijos sigue encaminada a seguir haciendo crecer su negocio y ya proyecta lo que serán sus próximos pasos. «Estamos postulando a un fondo para prontamente tratar de habilitar un taller móvil, que mantenga una bodega siempre con stock, de modo que el cliente no se preocupe por nada. Todos nuestros trabajos vienen con repuestos y materiales incluidos en los costos, a precios bajos para el mercado», finaliza.