Colombia
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Colombia no se adhirió a la Franja y la Ruta: ¿en qué quedan las relaciones con China?

El 25 de octubre de 2023, en el Gran Palacio del Pueblo, en el centro de Pekín, el presidente Xi Jinping recibió a su homólogo colombiano, Gustavo Petro, quien hizo una visita oficial a China, el segundo socio comercial de Colombia. Durante el encuentro, que fue antecedido por una ceremonia de bienvenida con miembros del Ejército y del gobierno del país asiático, se trataron temas relacionados al comercio bilateral, ciencia, educación, agricultura y coyuntura internacional. 

(Lea: El metro de Bogotá no está en la declaración final de la cita Xi Jinping-Petro)

La principal conclusión de la visita de Estado es que las relaciones sino-colombianas se elevaron al nivel de 'Asociación Estratégica', una de las 21 categorías con las que el país asiático determina su política exterior. Este es un nivel con el que ya se habían catalogado las relaciones con otros países de América Latina y Oriente Medio desde hace décadas. 

El anuncio significa que se han profundizado las relaciones entre ambos países, que ya cumplen 43 años, y aplana el camino para más posibilidades de cooperación en diferentes ámbitos. Para darle inicio a esta nueva etapa, se firmaron 12 acuerdos, la mayoría para establecer grupos de trabajo y explorar asuntos puntuales.

(Lea: 'Primera línea del Metro de Bogotá puede ser elevada y subterránea': Petro en China)

Presidente Gustavo Petro no firmó memorando de Iniciativa de la Franja y la Ruta 

Uno de los hechos que no pasaron desapercibidos fue que no se firmó el memorando de entendimiento de cooperación que adheriría a Colombia a la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés), un proyecto que fue establecido hace una década por el presidente Xi Jinping, inspirado en la antigua Ruta de la Seda, y a la que ya han entrado más de 140 países, incluidos 23 de América Latina.

En 2019, el entonces gobierno del presidente Iván Duque anunció que le propondría una estrategia de cooperación a China en vez de adherirse a la Franja y la Ruta, pero la estrategia terminó limitada por la pandemia. Las primeras declaraciones del presidente Gustavo Petro tras su llegada a Pekín daban cuenta de que uno de los objetivos de la reunión tenía que ver con este asunto. Sin embargo, no se concretó.

El único apartado de la declaración conjunta que menciona de forma directa este tema señala que el presidente Gustavo Petro "felicitó al Gobierno de China por la celebración del tercer foro internacional dedicado a la Iniciativa de la Franja y la Ruta" que se llevó a cabo la semana pasada en Pekín. Y le propuso "crear un grupo de trabajo para fortalecer la comunicación y colaboración en aras de fomentar el desarrollo sostenible y la prosperidad común de los dos países". 

(Además: Presidente Petro en China: así fue el encuentro con su homólogo chino, Xi Jinping)

"Hasta el último minuto había poca claridad si Colombia entraría o no. Retóricamente existía que entrara. El Presidente mencionó esto como uno de los temas relevantes, pero al final no se dio, y esto parece indicar que se pretendía usar la posible entrada de Colombia como una pieza en un ajedrez en el que estaban otros intereses en juego", analiza David Castrillón Kerrigan, docente de la Facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad Externado y experto en China.

En esto coinciden analistas. "Fue una decisión cautelosa. Cada país tiene sus intereses y la Franja y la Ruta es uno de principal importancia para China. El presidente Gustavo Petro y Colombia también tienen los suyos, pero al parecer no coincidieron del todo. Es muy claro que China no le va a firmar un cheque en blanco a Colombia; China negocia acuerdos beneficiosos para ambas partes", explica Sergio Guzmán, director de la consultora Colombia Risk Analysis.

(Puede ver: Metro de Bogotá: los avances tras 26 meses de obras de la primera línea)

Desde comienzo de este año, el presidente Petro insistió en que aceleraría su viaje a China para hablar de la primera línea del Metro de Bogotá e incluso insinuó que lo trataría en la reunión con el presidente Xi Jinping. Pero eso no ocurrió según la declaración conjunta entre ambas partes. 

"Es posible que el presidente Gustavo Petro intentó usar la iniciativa como una ficha ante sus objetivos relacionados con el metro, las vías férreas y el déficit de la balanza comercial, pero esa estrategia no prosperó", puntualiza David Castrillón. 

Y agrega: "Eso también nos dice otra cosa y es que Colombia no veía con especial interés entrar a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, no vio beneficios tangibles de entrar. Si sí los hubiera identificado, habría entrado. Esto puede tener dos causas: la primera es que el Gobierno no dimensionó las oportunidades que representaría la entrada a la Iniciativa, y la segunda es que sopesó el posible costo político internacional, sobre todo ante Estados Unidos".

Xi Jinping y Gustavo Petro: Encuentro bilateral en el Gran Salón del Pueblo

Presidentes Xi Jinping y Gustavo Petro se reunieron en el Gran Palacio del Pueblo el 25 de octubre de 2023.

Foto:

Cancillería de China

El encuentro de esta semana en China antecedió el que tendrá el presidente Petro la próxima semana en Washington con su homólogo estadounidense, Joe Biden, quien lo  invitó a una cumbre de mandatarios americanos. Será la segunda vez este año que se reúne con él en la Casa Blanca. 

En palabras de Sergio Guzmán: "El Gobierno no se expondría a que varios países le pidieran algún tipo de explicaciones o incluso renegociar sus concesiones o contratos, y no es solo en cuanto a las relaciones con Estados Unidos, sino con los europeos".

Para Moritz Rudolf, doctor investigador en Derecho, miembro del Centro Paul Tsai China de la Facultad de Derecho de la Universidad de Yale y experto en las implicaciones de China en el orden jurídico internacional, "la decisión de Colombia de no adherirse fue bien jugada, sobre todo porque se elevó el nivel de las relaciones, que es muy importante para el lado chino porque demuestra el interés de cooperación, pero no se compromete a algo que pueda tener un alto costo en sus relaciones con Estados Unidos".

Y añade: "El mejor escenario que ha tenido Colombia es tener una posición ambigua con China que le permita mantener un apalancamiento importante en términos económicos y comerciales, una relación amistosa, pero que no interfiera con sus relaciones establecidas con Occidente y Estados Unidos". Esto queda claro cuando se leen los 12 acuerdos, pues hay varios que están relacionados con intereses que China planteó en la cumbre de la Franja y la Ruta de este año, como el desarrollo verde y la economía digital.

(Especial: China: viaje a las entrañas del dragón rojo)

Colombia reconoce una sola China y otros asuntos de importancia para el presidente Xi Jinping

Para el presidente Xi Jinping hay temas cruciales que no son negociables al momento de establecer relaciones con otros países. Las conclusiones del encuentro dan cuenta que la postura de Colombia no cambió y fue reforzada, dando pie a que la relación bilateral se consolide y no retroceda.

En la reunión el presidente Gustavo Petro y el gobierno de Colombia mantuvieron su posición sobre el reconocimiento del "gobierno de la República Popular de China como el único legítimo que representa a toda China y Taiwán como parte inalienable del territorio chino". Y manifestaron su apoyo a los "esfuerzos por materializar la reunificación del país".

Otro de los temas vitales tiene que ver con las iniciativas globales de Desarrollo, Seguridad y Civilización que ha propuesto el presidente Xi Jinping. El gobierno colombiano "saludó" los proyectos y acordó dialogar sobre su alcance. 

Los otros dos asuntos que respaldó Colombia fueron el multilateralismo y la "promoción pacífica de controversias", y los "esfuerzos de China para materializar la gran revitalización a través del modelo chino", algo que tiene trazado el país asiático para mediados de siglo.

Gustavo Petro

El presidente Gustavo Petro fuer recibido por el mandatario chino, Xi Jinping.

Puerta abierta a más productos colombianos e inversión en infraestructura

Una de las grandes preocupaciones del gobierno colombiano es el déficit de la balanza comercial con China: el año pasado las exportaciones colombianas a China fueron por 2.165 millones de dólares, mientras que las importaciones chinas a Colombia fueron por 16.000 millones de dólares.

Sobre este tema uno de los 12 acuerdos habla de establecer grupos de trabajo en materias de inversión y cooperación económica, y otro se relaciona a una "estrategia que le pueda dar fluidez al comercio". Sin embargo, hay dos instrumentos que son relevantes y tangibles, y fueron firmados por los presidentes: los protocolos sanitarios para la exportación de carne bovina colombiana y de quinua colombiana a China. 

El primero había quedado avanzado tras un acuerdo firmado en 2019 cuando el entonces presidente Iván Duque se reunió con el gobierno chino. Esa vez se logró un acuerdo para vender 4 millones de cajas de banano colombiano a China y se firmó un protocolo para la accesibilidad del aguacate hass a ese país. El segundo es uno de los grandes avances en la relación comercial bilateral.

Además, el gobierno de China le extendió la invitación a Colombia para "fomentar el crecimiento equilibrado del comercio". El gobierno del presidente Gustavo Petro aseguró que se compromete a "proporcionar a las empresas chinas un buen entorno para invertir y hacer negocios en Colombia".

(Lea: Xi Jinping, el hombre que vivió en una cueva y hoy es el más poderoso del mundo)

El otro gran asunto que ha hecho hincapié en las relaciones sino-colombianas y que seguiría siendo un pilar en el intercambio bilateral es la inversión en infraestructura de transporte y sistemas de movilidad urbana sostenible. Ni en los acuerdos ni en la declaración conjunta se entregan detalles sobre este tema, pero es algo que los analistas resaltan. En la actualidad, empresas chinas están adelantando las obras de infraestructura vial más grandes del país: la primera línea del Metro de Bogotá, el Regiotram de Occidente y el Metro de la 80 en Medellín.

Para Sergio Guzmán, director de Colombia Risk, "las exportaciones de carne y de productos agrícolas son logros positivos e importantes pero que se van a demorar en dar fruto". Y puntualiza: "El Gobierno trae al país una cantidad de memorandos de entendimiento y compromisos que dependerán en gran medida de la capacidad e implementación de los distintos ministerios. El presidente Petro no viene con un gran logro como quisiera, pero está manteniendo la puerta abierta con China".

David Castrillón lo pone de esta forma: "Que la puerta esté abierta no significa que vayamos a cruzarla. Eso dependerá en buena medida de nosotros y de la gestión y compromiso desde Colombia".

DAVID ALEJANDRO LÓPEZ BERMÚDEZ
EL TIEMPO
En redes: @lopez03david

Más noticias