Colombia

Más empresas entraron en reorganización o liquidación en el 2019

La Superintendencia de Sociedades entregó su balance del año pasado en el número de procedimientos de insolvencia y de intendencias en el país.

En concreto, de acuerdo con el superintendente de sociedades, Juan Pablo Liévano, para el 2019 fueron 1.272 empresas las que solicitaron hacer parte del procedimiento de insolvencia.

(Unos 15 millones de colombianos desaprovechan la ley de insolvencia). 

En el 2018 fueron 1.243, es decir, que la cifra aumentó en el país 2,3%.

La entidad señaló que de los 1.272 procesos de insolvencia que se presentaron en 2019, alrededor de 997 derivaron en solicitudes de reorganización y 275 en solicitudes de liquidación.

Durante el año anterior, un total de 869 se acogieron al mecanismo de insolvencia, al tiempo que 244 personas naturales buscaron re-negociar sus préstamos con los acreedores.


En el caso de la gestión por parte de las delegaturas, Bogotá supera el resto del país. En este sentido, en la capital se gestionaron 664 solicitudes en 2019, mientras que el año anterior fueron 571.

Por su parte, en cuanto al resto, en el pasado año se registraron 608 solicitudes y, para el 2018, fueron 672.

“Los procedimientos de insolvencia de las compañías se evalúan para saber si pueden participar o no en un proceso de liquidación o de reorganización”, explicó Liévano.

Estos procesos se dan cuando las empresas no poseen los recursos necesarios para cumplir con sus necesidades de deuda. “Los acreedores son los que votan para saber si es posible hacer la reorganización o no, la entidad no lo hace, lo que permite es que se abra el debate y sea un seguimiento puntual, se analice entre todas las partes si es la mejor opción o no para una firma”, recordó.



(Si las deudas lo acosan, así puede acudir a la ley de insolvencia). 

Entre enero y diciembre de 2019, la mayoría de los procesos o negociaciones se están adelantando en la ciudad de Bogotá, con un total de 664 casos de insolvencia, le sigue la delegatura de Medellín con 185, Bucaramanga con 119, Cali con 110, Barranquilla con 103 y Manizales con 49.

Sobre los tiempos que están establecidos para el proceso desde la presentación de la solicitud hasta su término hay avances, pero todavía no solo los indicados por la ley de insolvencia.

“Cuando iniciamos en esta administración la solicitud a la admisión del proceso estaba en 8 meses en promedio, ahora está entre 3 o 4 meses. No estoy satisfecho con esto, pues que según la ley una empresa debe ser admitida en 3 días y, por esto, estamos buscando mejoras”, agregó el Superintendente.

Entre las novedades que aplicará la entidad para mejorar sus tiempos de respuesta está la compra de un programa con inteligencia artificial que ya se hizo en noviembre pasado por medio de Colombia compra eficiente.

“Es imposible tenerlo antes por ahora, pero vamos a apalancarnos para dar unos mejores resultados”, dijo.



(Este año, menos empresas han entrado en reorganización o liquidación). 

Luego de los dos meses desde la presentación de la calificación de los créditos, se hace el traslado del proyecto a los acreedores y una audiencia de presentación de la situación de la compañía. Después pasan, en promedio, 4 meses para el termino del proceso.

Sobre el incremento de las solicitudes, el funcionario señaló que esto se pudo dar por el crecimiento económico que tuvo el país en los últimos años.

“Cuando la economía se ve afectada, los negocios se ven afectados. El efecto del crecimiento se ve rezagado. Hace dos años crecimos al 2,5% y, en 2017, a menos del 2%; puede que hasta ahora estemos viendo la afectación de ese crecimiento. El mejor desempeño económico tiene que verse reflejado en mejores números de insolvencia”, añadió.

Otro análisis que hizo Liévano es que actualmente en el país hay menos pequeños empresario en estos procesos.

Sobre el caso de la captación ilegal de recursos que también hace la entidad, el balance reveló que desde hace dos años la Supersociedades ha realizado 45 captaciones y 434 intervenciones, en las que se han reconocido $3,7 billones y además se han pagado $870.000 millones por parte de las sociedades.

En cuanto a los procesos de intervención, la Superintendencia registró 257.828 personas afectadas.

Al respecto faltan por pagar $2,8 billones de pesos y 317.000 millones se espera cancelar con bienes.

La expectativa de recuperación es de $1,8 billones.

Entre las medidas que la entidad puede tomar para estos casos está la suspensión de estos recaudos, operaciones, toma o posesión de los bienes para hacer una devolución a los afectados. De igual manera, se intervienen actividades sospechosas como la entrega masiva de dinero, de tarjetas prepago, venta de servicios o de electrodomésticos.

Se hace un análisis de supuestos, por ejemplo, en la realización de ventas de derechos patrimoniales de contenido crediticio derivados de las libranzas sin el cumplimiento de los requisitos legales.

LA ACTUALIDAD


El organismo tiene en la actualidad 2.700 procedimientos de insolvencias, de los cuales 953 están en trámite, 1.190 están en ejecución de reorganización y 535 se encuentran en liquidación.

“El ciclo va mejorando, si bien son 2.700, más de la mitad están en la gestión y van a la reorganización, este es un buen balance. La idea es seguir destacando estos resultados, hablar por medio de los actos”, dijo .

LAS DEMANDAS A COMPAÑÍAS 


De otro lado, el superintendente de Sociedades, Juan Pablo Liévano, reveló que en 2019 se presentaron 467 delegaturas para procedimientos mercantiles (demandas) a distintas compañías, de las cuales 99 fueron radicadas aludiendo responsabilidad de administrador.

Así mismo, hubo además otras 76 demandas que fueron colocadas por impugnación y 68 se radicaron por desestimación de la personalidad jurídica.

“En el caso de las terminaciones anormales, estas son calificadas por la entidad como conciliación, desistimiento, excepción, pérdida de competencia, rechazo, retiro, transacción, y durante el 2019 se registraron 357 casos puntuales”, explicó Liévano al publicar el balance de resultados para el año 2019.