logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Colombia

ONU pide 'redoblar' los esfuerzos para proteger a líderes sociales

La Organización de Naciones Unidas (ONU) expresó su preocupación por el “significativo” número de defensores de derechos humanos y líderes sociales asesinados en Colombia durante el 2019 y el 2020.

Así lo hicieron saber este martes a través de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, la expresidenta chilena Michelle Bachelet, pues están "profundamente preocupados por el significativo número de defensores y defensoras de derechos humanos que han sido asesinados en Colombia durante el año 2019".

“Reiteramos nuestro llamado a que el gobierno de Colombia realice un extenuante esfuerzo para prevenir ataques contra personas que defienden los derechos fundamentales, para investigar todos y cada uno de los casos y enjuiciar a los responsables de estas violaciones, incluidos los responsables de instigar o ayudar e incitar violaciones”, dice la ONU, y agrega que esa “violencia e impunidad debe detenerse”.

(Le puede interesar: En blanco y negro: lo que hay sobre el cacerolazo del 21 de enero)

En los registros de Naciones Unidas, en 2019 fueron asesinados 107 activistas, pero su equipo en Colombia está verificando 13 casos, lo que aumentaría el número de homicidios. De igual forma, se expresa preocupación porque esta “terrible tendencia” continúa, pues en los primeros 13 días del 2020 fueron asesinados, al menos, 10 defensores de derechos.

Estamos profundamente preocupados por el significativo número de defensores y defensoras de derechos humanos que han sido asesinados edurante el año 2019

La mayoría de los casos del 2019, dice la ONU, ocurrieron en las áreas rurales y el 98 por ciento en municipios donde operan grupos ilegales que se disputan las economías ilícitas.

“Las cifras reflejan la gravedad del problema, pero ocultan las causas estructurales que sostienen la violencia contra los defensores y defensoras de derechos humanos. La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos reitera que cualquier ataque contra los defensores y defensoras de derechos humanos es inaceptable y constituye un ataque en contra de la democracia, menoscabando la participación y el acceso de las personas a sus derechos humanos”, dice la Naciones Unidas.

Según esta oficina hay factores que contribuyeron para llegar a esta situación, como la llegada de grupos criminales a las áreas desocupadas por las Farc, “el favorecimiento por parte del Gobierno de una respuesta militar para controlar la violencia” y los desafíos para implementar el Acuerdo de Paz.

Por todo esto la ONU insta al Estado colombiano para que “redoblen sus esfuerzos” para garantizar la protección de los líderes y lideresas, así como proporcionar en áreas rurales servicios básicos como salud y educación.

“Reconocemos algunos avances positivos, como es la reciente reunión de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad (CNGS), que fue convocada a principios de año por el Gobierno para abordar este problema. No obstante, la sorprendente cantidad de asesinatos muestra claramente que aún queda mucho por hacer”, agrega la oficina de Bachelet.

POLÍTICA

Themes
ICO