Colombia

¿Orden o caos?

Si hay algo que caracteriza a la sociedad colombiana es la resiliencia pues ha sabido reponerse a las múltiples crisis que ha sufrido a lo largo de su vida republicana, conservando el espíritu de orden y preservando, sobre todo, los valores democráticos, no obstante las veces en que éstos han estado en riesgo por diversas causas, desde las políticas hasta las ocasionadas por la violencia.

No han sido pocas las situaciones en que las estridencias y hasta propuestas irresponsables de algunos líderes o sectores han buscado, a través de querer sembrar el caos y la desconfianza, posicionamientos políticos, siendo inconsecuentes con los más altos objetivos nacionales en donde deben primar los intereses y propósitos colectivos sobre lo objetivos particulares.

Sin duda, lo que buscan es valerse de herramientas y prédicas populistas para obtener un poder que, una vez obtenido, significará el marchitamiento de la democracia y la preeminencia del autoritarismo como forma de actuación.

Esto es aún más lamentable en momentos en que la unión es necesaria para atender situaciones de emergencia como la que ha ocasionado la pandemia por la Covid-19, buscando socavar esa unión y disciplina social para el cuidado colectivo, para generar desconfianza sin importar que se afecte en forma grave el bienestar de la sociedad en su conjunto, sobre todo de los más vulnerables, al deteriorar el respeto por las instituciones o la prestación de servicios esenciales para la población.

No son tiempos para jugar al electorerismo cuando el país y el mundo está padeciendo una seria crisis de salud pública, con graves consecuencias en la economía y en la salud y los ingresos de las familias, miles de la cuales sufren en carne propia el aumento de los contagios y la pérdida de sus empleos.

Hay temas innegociables en un estado de derecho para conservar el orden y la unidad: la observancia de los derechos fundamentales, el acatamiento de la ley y la preservación de la seguridad y la salud pública.

Pero sobre todo es fundamental preservar la confianza de la ciudadanía, para que sirva como fuerza que nos lleve hacia adelante, que es hacia donde debemos ir.

Querer capturar la ‘agenda pública’ buscando poner en jaque al país a través de llamados a desobediencias, es no solo errado y condenable, sino algo torpe porque es subestimar a los colombianos, que no es de ninguna manera una ciudadanía desinformada e inconsciente sobre las consecuencias que traerían esas intenciones de pescar en río revuelto en situaciones de crisis, porque rayan con valores mínimos y pretenden poner contra la pared al Estado, que finalmente somos todos.

Sin duda, existen maneras de adelantar los disensos sin acudir a ‘cartillas’ desgastadas de cómo ejercer los debates públicos, pensando en nuevas fórmulas de opinión que construyan, en lugar de acudir modelos fracasados en esta y otras latitudes.

El peor camino que podemos seguir es atender a quienes quieren destruir la confianza, porque nos llevará a un desequilibrio difícil de superar, que impedirá tomar con paso firme la senda para superar las actuales y futuras problemáticas que como sociedad debemos enfrentar.

Football news:

Liverpool are close to buying a defender for Olympiakos Tsimikas. Medical check-up-this week
Barcelona intends to sign Bernardo Silva. City can get Semeda
Real are planning to buy Dybala and are ready to include Kroos or ISCO in the deal (Sport Mediaset)
Conte about Inter before the 1/4 Europa League: we Continue to progress, we become stronger
Piontek is Interesting to Fiorentina. Herta wants just over 20 million euros
Barzagli or Grosso will replace Pirlo in Juventus U23
Daudov about Akhmat: I am Sure that the team will Interact better with each new game