Cuba

Mercenario y asesino de palmas reales: el ataque del régimen cubano a Ariel Ruiz Urquiola

La participación del biólogo y activista cubano Ariel Ruiz Urquiola en el 44º período ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) seguía dando coletazos este sábado. El régimen cubano, a través del diario Granma, órgano del Partido Comunista, acudió a su estrategia habitual: intentar desacreditarlo.

En un artículo publicado en ese periódico, el científico fue acusado de ser un "mercenario". Sin embargo, Granma no recogió lo que dijo Ruiz Urquiola ante el Consejo de Derechos Humanos. Tampoco mencionó que su intervención fue interrumpida en cinco ocasiones por el representante del Gobierno cubano.

Granma describió a Ruiz Urquiola como "un mercenario construido por el Gobierno de Estados Unidos en contubernio con la extrema derecha de Miami", una descripción que el régimen de la Isla le aplica a todos los opositores cubanos.

Alabó el papel del diplomático Jairo Rodríguez Hernández, integrante de la misión permanente del Gobierno cubano en Ginebra, quien con el apoyo de los representantes de Venezuela, China, Corea del Norte y Eritrea intentó ahogar las críticas de Ruiz Urquiola a la explotación de los médicos enviados a misiones en el exterior, el principal negocio del régimen.

Aunque el doctor en Ciencias Biológicas critica los problemas medioambientales en Cuba desde que era investigador en la Universidad de La Habana, el diario del Partido Comunista dijo que "la maquinaria del Gobierno estadounidense lo convirtió en un supuesto militante ecologista y defensor de los derechos humanos".

Añadió que Ruiz Urquiola fue sancionado en 2018 por "desacato", un cargo que el régimen suele usar con frecuencia contra disidentes.

Según la versión del Gobierno, dos agentes del Cuerpo de Guardabosques de El Cuajaní, municipio de Viñales, Pinar del Río, donde está la finca de Ruiz Urquiola, encontraron que el biólogo "había talado seis palmas reales en perfecto estado".

Además, añadió Granma, el biólogo "ofendió (…) a estos dos agentes del Cuerpo de Guardabosques de Cuba en el ejercicio de sus funciones e intentó impedir sus diligencias".

Según la versión de Ruiz Urquiola y sus allegados, "después de adquirir el derecho a cultivar la tierra" en Viñales, "en 2016 comenzó un proyecto ambiental con su familia y amigos para preservar especies y desarrollar proyectos agrícolas sostenibles".

En la mañana del 3 de mayo de 2018, dos guardabosques visitaron el terreno y preguntaron si tenía los permisos correspondientes para la construcción de una valla, para cortar árboles y para la posesión de una motosierra.

Urquiola Ruiz los invitó a ir con él a la casa para ver los permisos. En el camino, tuvo unas palabras con los guardabosques y se refirió a uno de ellos "como guardia rural".

Su familia denunció que el objetivo real es quitarle el terreno. El encarcelamiento de Ruiz Urquiola fue antecedido por actos vandálicos en la finca y amenazas de la Seguridad del Estado, algo que el diario del PCC no mencionó.

El biólogo fue excarcelado en julio de 2018 bajo una "licencia extrapenal", después de una huelga de hambre.

El juefes habló ante el Consejo de Derechos Humanos gracias a un turno de palabra cedido por la ONG Ingenieros del Mundo.

Pese a las interrupciones del representante del régimen cubano, pudo denunciar que los médicos de la Isla "son enviados por el Gobierno a trabajar al extranjero en condiciones desventajosas, violando el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos", y que esa explotación no beneficia al sistema de salud pública de la Isla.

Puso como ejemplo el caso de su hermana Omara, paciente de cáncer, "a la que han dejado de asistir con la inmunoterapia".

Asimismo, denunció el supuesto uso de la medicina "para reprimir al ciudadano cubano de a pie" y dijo haber sido "inoculado con VIH en el Hospital Provincial de Pinar del Río".

Football news:

The first American of Leipzig has never scored in Europe – and yesterday he sentenced Atletico. Nagelsmann sees him as a leader
Former Barca President Gaspar: I Doubt that anyone will remember the names of the current Bayern players in the future
Rafinha can move from Flamengo to Olympiacos
Jan Oblak: I wanted to fight Real Madrid and Barca until the end of the season. We failed to do so
Kapustka moved to Legia. The midfielder played 3 games for Leicester in 4 years and went on loan
Iker Casillas: Leaving Real Madrid was painful, but this is my home. Perez said: You should be here
Upamecano about PSG: This is the biggest club in France. We will give our all and try to win