Dominican Republic
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Clase media, calumniada    

imagen

EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

La oligarquía como expresión económica habría nacido con el fin de la propiedad comunal, muchos siglos antes de la era cristiana, y como expresión política organizada, en la Atenas del siglo VI, A. de C., en tanto que la clase media, cuna de la burguesía, se forjó a través del comercio y oficios artesanales.

En el Manifiesto Comunista, de Carlos Marx y Federico Engel, se proclama que la lucha por el control del poder sería entre el proletariado y burguesía, cuya acepción sociológica, económica e ideología engulle el concepto de oligarquía.

Aunque  el diccionario define  oligarquía como “Grupo reducido de personas que tiene poder e influencia en un determinado  sector social, económico y político”, desde el ámbito de la estratificación social se refiere al sector económico cuyos activos  son desproporcionalmente mayores a la mano de obra que emplea.

Para los fines de esta reflexión prefiero usar el término “clase media”, en vez de burguesía, porque  incluye a los diversos estamentos productivos que relacionan al capital  con la fuerza de trabajo, cuyo crecimiento y desarrollo está vinculado  con progreso colectivo.

Desde el ajusticiamiento de Trujillo, la clase media  ha tenido un  accidentado proceso  de expansión económica, social y política, lo que se atribuye a que los grupos oligárquicos mantienen férreo control sobre la propiedad inmobiliaria, sector financiero, exportaciones agrícolas e importaciones de bienes.

Durante más de sesenta años, la clase media ha crecido a contrapelo de la oligarquía en un ambiente de elevado desempleo, salarios deprimidos, restricciones  al entrenamiento laboral y control del brote del crecimiento economico.

La pujanza que se atribuye a ese sector comenzó a partir de 1990, con la apertura de la economía, lo que permitió un rápido “crossover” desde una basada en exportaciones de  azúcar, café, cacao y tabaco en rama, a otra sostenida en el turismo, manufactura, agroindustria, remesas, inversión extranjera y comunicaciones.

Esa es la razón por la que la clase media ha tenido en sentido general una conducta política e ideológica de tinte progresista, porque en termino social y económico no tiene mucho que agradecer a los grupos oligárquicos, contrario a sus pares de Chile, Ecuador, Brasil y Argentina, que forman parte del conservadurismo que  alentó derrocamientos de gobiernos democráticos.

Líderes pertenecientes al grupo oligárquico, encabezado por don Antonio Guzmán, contribuyeron su persona y propio recursos económicos al retorno de la democracia, conculcada con el golpe de Estado al presidente Bosch, un acontecimiento inusual en América Latina.

La clase media  ha liderado aquí la lucha contra la corrupción, prácticas desleales  de comercio y empresariales, contra los monopolios, por la defensa del medio ambiente y en favor de conquistas sociales como reforma de la seguridad social. Por alguna razón, no explicada aun, gobiernos progresistas han ido a parar al control oligárquico.

jpm-am

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.