El japonés Shohei Ohtani ha sido toda una sensación en la temporada del 2021, como líder de jonrones de la Liga Americana, al tiempo que ha hecho una apertura cada cinco días de manera regular, y efectiva, con los Angelinos.

¿Pero qué hubiera pasado si, en vez de hacer la doble función, Ohtani solo hubiera fungido como bateador designado?

El portal especializado en estadísticas winterballdata.com, hizo una proyección sobre cómo estaría el nipón a esta altura de la campaña.

Hasta el jueves, Ohtani había jugado 95 partidos en la temporada del 2021, y 78 de ellos como bateador designado, los otros 17 como lanzador.

En sus partidos como bateador designado acumula 36 cuadrangulares y 74 remolcadas. Tiene también un vuelacercas como lanzador.

Si sus 17 partidos como lanzador los hubiera jugado como bateador designado, a la fecha tendría 44 tetrabases y 90 impulsadas, basándose en el ritmo que ha mantenido durante toda la campaña.

Y de haber aplicado el ritmo ofensivo para la proyección de la campaña completa, Ohtani hoy estaría encaminado a conectar 70 jonrones y a remolcar 145 carreras.

Como lanzador

En materia de pitcheo, Ohtani tiene una foja de 5-1 y 3.04 de efectividad, cuando aun restan dos meses por jugar.

Acumula 100 abanicados en 80 entradas que ha lanzado hasta la fecha.

Tomando en consideración que le quedan unas ocho aperturas más, estará muy cerca de los 150 ponches al finalizar el 2021.

¿Tiene alguien duda de lo que estamos ante la presencia de una actuación sin precedentes?

Aun sin lanzar este año con los Angelinos, el nipón sería el principal candidato para el Jugador Más Valioso de la Americana.