En los ensanches Ozama e Isabelita, como en otros sectores de Santo Domingo Este, los niveles de agua potable han disminuido producto de la salida dos equipos del Acueducto Oriental y como consecuencia de los bajos niveles de la obra de toma, sobre todo, del cauce del río Ozama, el cual, según la CAASD, “ha bajado bastanteʺ.

El director general de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Alejandro Montás, informó que el personal de las direcciones de Operaciones y de Asuntos Sociales y Comunitarios de esa institución trabajan para suplir del preciado líquido con camiones cisterna a los sectores afectados.

En una comunicación de prensa, Montás asegura que trabajan para el mejoramiento del servicio de agua potable en el municipio Santo Domingo Este y el resto del Gran Santo Domingo.

Citó los trabajos que hacen en el sector El Tamarindo, en conjunto con la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), específicamente en un transformador.

En referencia directa al Acueducto Oriental., además precisó: ʺDe los seis equipos que tenemos en Barrera de Salinidad sólo están trabajando cuatroʺ.

Finalmente, afirmó que están proveyendo de agua a los hospitales del Gran Santo Domingo y trabajan en la solución de los problemas residuales que estos presentan durante el estado de emergencia por el coronavirus (COVID-19).