Dominican Republic

Gobierno de Haití asegura que mantendrá el orden público

imagen

Puerto Príncipe, 27 feb.- El director general de la Policía Nacional de Haití (PNH), Normil Rameau, prometió que restaurará y mantendrá el orden público, pese a los recientes movimientos de protesta registrados en sus filas.

El funcionario condenó la violencia en las manifestaciones y los enfrentamientos armados mortales entre agentes y militares, que dejaron al menos dos fallecidos y una decena de heridos la víspera.

En conferencia de prensa, Rameau pidió a todos los oficiales regresar a las comisarías y confirmó la creación de una comisión para abordar la crisis que enfrenta la institución policial.

“Pido a los policías que muestren profesionalidad, que cierren filas, que vuelvan a las comisarías para seguir protegiendo a la población”, dijo el directivo.

Sus declaraciones tuvieron lugar 24 horas después de que los policías volvieran a tomar las calles con demandas de sindicalización, mejoras laborales, aumentos de salario y reintegración a las filas de cinco agentes despedidos, que encabezaban un sindicato no autorizado.

“Le digo a los oficiales de policía que sus demandas son justas y legítimas, por eso, en cuanto llegué a mi puesto, dirigí estas demandas a las autoridades centrales”, aseguró Rameau, e insistió en que ya se comenzaron a tomar medidas para mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los policías.

Desde finales de octubre, este gremio protagoniza movilizaciones para exigir sus derechos, sin embargo estas se radicalizaron la semana pasada, cuando sus integrantes junto a partidarios, prendieron fuego a stands de carnavales y al gabinete del presidente de la Fundación Je Klere, Samuel Madistin, quien había criticado ante la prensa la ilegalidad de la organización sindical.

La víspera, manifestantes que se identificaron como policías atacaron la sede del cuartel general del ejército, lo que produjo enfrentamientos entre estas fuerzas destinadas a salvaguardar la patria y la población.

Otro grupo agredió las instalaciones de Radio Televisión Caribe, mientras los acusaban de tener un sesgo informativo.

Rameau sugirió a los oficiales evitar la infiltración “porque la PNH es una fuerza policial apolítica que no tiene preferencias ni afiliación”, aseveró.

También agradeció al Gobierno que recientemente suministró equipamiento para fortalecer las capacidades de las unidades de intervención y permitir a la policía ofrecer una respuesta “proporcional a las acciones de los delincuentes”.

Desde mediados de 2018, Haití atraviesa una profunda crisis sociopolítica, que se acentuó el pasado año con el éxito de las operaciones Peyi Lok (país bloqueado), y las masivas protestas que pedían la renuncia inmediata del presidente Jovenel Moise.

En noviembre pasado, cedieron las movilizaciones, sin embargo esta crisis en las filas de la policía, amenaza la precaria estabilidad del país, aseguran expertos.