Los seis imputados por los sobornos de Odebrecht no se dan por vencidos en cuanto a los archivos definitivos y durante la quinta audiencia, celebrada en el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, insistieron en que el Ministerio Público fue selectivo al archivar la acusación de ocho implicados y mantener las de otros con los mismos delitos.

Durante la audiencia, el abogado Carlos Salcedo, defensor del Andrés Bautista, solicitó la realización de una investigación suplementaria sobre los archivos definitivos. Además quieren la suspensión del proceso hasta tanto se tengan los resultados de esas pesquisas.

Miguel Valerio, defensor de Víctor Díaz Rúa, argumentó que si el Ministerio Público no está de acuerdo con los archivos hechos por la pasada gestión, entonces esa investigación fue sesgada, ya que el Ministerio Público es único e indivisible.

Las defensas entienden que los archivos podrían tener consecuencias favorables sobre los imputados Ángel Rondón Rijo, Víctor José Díaz Rúa, Conrado Enrique Pittaluga Arzeno, Porfirio Andrés Bautista García, Tommy Alberto Galán y Juan Roberto Rodríguez Hernández.

Citaron que los casos de Alfredo Pacheco y Andrés Bautista “son gemelos porque eran las mismas imputaciones”, y por eso consideran que esos archivos podrían mandar un mal mensaje de que el órgano acusador del Estado puede establecer consecuencias penales diferentes para personas acusadas por las mismas imputaciones.

Otros pedimentos

Otra de las solicitudes de las defensas de los imputados por los soborno de los US$92 millones de Odebrecht es que quieren que se cambie la sala de audiencia por otra con más espacio.

El abogado José Miguel Minier, defensa de Ángel Rondón, argumentó que se están violando las normas sanitarias de distanciamiento físico impuestas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el COVID-19. Dijo que con las tres juezas, los 18 abogados, seis imputados, un secretario, un alguacil, nueve del Ministerio Público y los miembros de la prensa, hay más de 50 personas en el salón, lo que considera mantiene a todos vulnerables a contagiarse de COVID-19.

Además, la defensa de Conrado Pittaluga presentó otra solicitud de aplazamiento para que el tribunal cite a todos los testigos, peritos y demás partes. También dijeron que necesitan actualizar la ubicación de los testigos que van a comparecer.

Luego de responder todas las argumentaciones de los imputados, el Ministerio Público solicitó al tribunal rechazar todo lo solicitado.

En lo relativo a la solicitud de Carlos Salcedo sobre una investigación suplementaria, los fiscales dijeron que el Ministerio Público no ha considerado ampliar la acusación en proceso actual, ya que ha dado por cerrada la investigación al presentar su acusación.

También pidieron rechazar la solicitud de variar la sala de audiencia, por entender que la misma reúne las condiciones adecuadas para conocer el proceso y que basta con que las partes cumplan los protocolos sanitarios establecido por el tribunal.

Debido a lo avanzado de la hora, el tribunal decidió suspender la audiencia hasta el lunes 2 de noviembre a las 9:00 de la mañana para dar a conocer su decisión sobre los incidentes planteados.