La vicepresidente de la República, Raquel Peña, encabezó este miércoles el acto en que se dejaron iniciados los trabajos de construcción del nuevo Hospital Especializado en Medicina Avanzada (Hema), que agregará 103 camas hospitalarias al sistema de salud nacional.

Se trata de un moderno edificio para la atención sanitaria, que, además de las 103 camas, contará con 80 consultorios modulares, áreas de aislamiento infectocontagiosa, unidad de radioterapia, hemodinámica, diálisis, Wellness center (centros de bienestar), medicina deportiva, unidad de cardiología, áreas de neumología y urología, así como un centro de nutrición, unidades de cuidados intensivos de adultos, pediátrico y neonato, entre otras áreas.

El centro de tercer nivel de atención especializada se erigirá con capital privado, en una inversión inicial que asciende a 47 millones de dólares.

El Hema promete servicios con altos estándares de calidad, “con una infraestructura basada en normativas internacionales, como lo establece Joint Commission”, reseña una nota de prensa.

El proyecto fue concebido por reputados médicos y activos del sector empresarial, encabezados por el doctor Miguel Sánchez Caba.

El Consejo de socios fundadores lo componen, además, Augusto Reyes (Fufi), Carlos Cabrera García, Elías Ignacio Cruz, la doctora Ingrid Waleska Sánchez de Cruz y Pedro Antonio Bretón, entre otras 30 personas más de reconocida trayectoria en el área empresarial y el ejercicio médico.

Sánchez Caba explicó que el Hema será un hospital privado de especialidades quirúrgicas, orientado a pacientes que buscan calidad de atención, bajo un modelo tipo boutique.

Indicó que contará con profesionales de la salud con larga data en la práctica médica, y de alto prestigio profesional y moral, que ofrecerá sus servicios con todas las condiciones y normativas nacionales e internacionales, de manera que permita al centro acceder a mercados de salud internacionales, turismo médico y de seguros universales.

En el acto, la vicepresidente agradeció el esfuerzo del sector privado de complementar las necesidades de salud de la población con inversiones de alto valor para la atención sanitaria.

“Las alianzas público-privadas fueron fundamentales para poder salir del período crítico en el que nos encontrábamos, razón para agradecer al sector privado por el apoyo”, expresó.

Plaza Corominas

La vicepresidenta asistió también al acto de inauguración de la Plaza Clínica Corominas, la cual se compone de 105 consultorios que permite el ingreso a nuevos profesionales en distintas áreas de salud.

El nuevo edificio, en el que se invirtió un monto de 690 millones de pesos, dispone de un sistema climatizado con alta eficiencia.

Se compone de un salón de capacitación, áreas de diagnósticos, materno fetal y estudios cardiovasculares no invasivos, oficinas administrativas, módulos de las ARS, centro de vacunación, cafetería, laboratorio, farmacia, rehabilitación, cooperativa, comedor para empleados y áreas comerciales.

“Nuestra institución continúa invirtiendo recursos para crear las mejores condiciones en nuestros servicios diagnósticos y asistenciales centrados en ofrecer a nuestros usuarios un servicio extraordinario con calidad, eficiencia, calidez y seguridad”, expresó el doctor Luis Grullón Estrella, presidente del consejo de administración.

Para el próximo año, Corominas planifica inaugurar el edificio de estacionamiento de 8 niveles, con capacidad para 600 espacios, adelantó.

Además, dará el primer picazo para la construcción de una nueva torre de 6,200 metros cuadrados para la ampliación de las áreas de hospitalización, emergencia y cuidados intensivos.

Al acto, acompañaron a la vicepresidenta, el presidente del Senado, Eduardo Estrella; el ministro de Salud, Daniel Rivera; la gobernadora de Santiago, Rosa Santos; monseñor José Dolores Grullón Estrella, obispo emérito de San Juan de la Maguana, entre otros.