Luego de que su hermano informara este martes de su aparición junto a su hija menor de edad, tras supuestamente haber estado desaparecida, la señora Jennifer Ramírez Núñez informó encontrarse bien, al igual que su niña Beverly Hernández, de 11 años de edad.

“Yo estoy bien, y mi hija también está bien. Estoy sumamente sorprendida y avergonzada también, porque no sabía que iban a tomar las cosas de esa manera”, exclamó Ramírez Núnez, con tono de asombro. La mujer habló a través de varias notas de voz.

Todo empezó cuando su hermano Aneudy Ramírez reportó a Diario Libre que desde el pasado sábado se desconocía el paradero de su pariente, así como el de su hija.

Más adelante, tras este medio contactar a organismos de seguridad, el señor Ramírez informó mediante una llamada, que su hermana y su sobrina habían aparecido sanas y salvas.

“Hablé con mami ahorita, porque la doña estaba como preocupada y asustada, y papi también, mi hermano Aneudy Ramírez por igual, y así sucesivamente, estaba aclarando que no ha pasado nada, no había que ponerse así, porque en realidad no ha pasado nada, porque ellos saben que tengo una tienda virtual y tengo que trabajar’’, comentó Jennifer en una de cuatro notas de voz enviadas al organismo de seguridad que rápidamente actuó tras ser informado sobre el caso.

“Yo hasta vergüenza tengo, yo tengo hasta vergüenza, cómo yo llegaré a mi casa y ver a toda la gente ahí, pero he salido otras veces y no ha pasado eso, no entiendo qué fue”, concluyó en otro mensaje.

Jennifer y su hija residen solas en el sector Los Frailes II, en el kilómetro 12 de la autopista Las Américas.