Desde que se inventaron los filtros en redes sociales son pocos los que se atreven a subir una fotografía sin algún retoquito a sus perfiles. De hecho, es común que al ver una persona se dude si es la misma que vieron en las redes.

Sin embargo, lo de dos reconocidas influencers chinas va más allá, al punto de ser consideradas como estafadoras. las jóvenes se volvieron tendencia en su país luego de sacar a la luz las fotografías de cómo son realmente.

Según pública el sitio web boredpanda.es las influencers mostraron cómo el software de edición de fotos puede darles un aspecto radicalmente distinto. Ambas alteraron sus rostros y se hicieron más delgadas y estilizadas. En otras palabras, se hicieron cirugías plásticas sin pasar por el cirujano.

Las fotos se han vuelto virales, no solo en China, sino en todo el mundo, después de que el usuario Jevin Cheng alias Ex Treme, las publicara en su página de Facebook. Fueron compartidas más de 18000 veces, recibiendo más de 2000 comentarios.

Según World of Buzz, lo escrito en la publicación de las modelos dice: “Tras ser fotografiada en secreto, no he estado de muy buen humor. Por eso estas fotos nunca llegaron a publicarse en internet, después de sopesar mis opciones.”

Como era de esperarse los comentarios no se hicieron esperar, algunos señalando que por eso no hay que fiarse de imágenes que parezcan demasiado buenas para ser verdad en internet. Otros decían que este es otro nivel de catfishing (cuando alguien te incita a tener una relación usando una personalidad falsa en internet).