Ocurrió el 10 de agosto de 2013. Ese día, David Ortiz, de los Medias Rojas de Boston superó a Harold Baines para convertirse en el líder de por vida de Grandes Ligas en indiscutibles como bateador designado.

Ortiz sumó su hit mil 689 hit como bateador designado producto de un doble al jardín central izquierdo en segunda entrada en el partido de esa noche contra los Marineros de Seattle.

Para esa ocasión ya el Big Papi tenía las marcas marcas para la mayor cantidad de carreras anotadas, dobles, jonrones, hits de extra base y carreras impulsadas por un bateador designado.

Ortiz lidera a todos los bateadores designados en cuadrangulares con 541 y también tiene la ventaja en hits. El miembro del Salón de la Fama Edgar Martínez acumuló 2,247 hits, mientras que Big Papi terminó con 2,472. Harold Baines tiene 2,866 que Ortiz, pero jugó el 58% de sus juegos como bateador designado.