Ecuador
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

El cultivo de coca y la producción de cocaína se disparan en Colombia y generan impactos directos en la economía ecuatoriana

Las actividades formales pierden inversiones, capital humano y competitividad. La economía formal crece menos y cada vez más jóvenes están vulnerables a ser seducidos por el narco.

Según el nuevo informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), la superficie plantada de arbustos de coca en Colombia aumentó un 13% eN 2022, a un máximo histórico de 230.000 hectáreas.

El mismo informe establece un incremento exponencial en la producción de cocaína en Colombia, desde 1.200 a 1.700 toneladas durante el último año.

Esta realidad tiene varios impactos económicos directos para Ecuador, debido a que se calcula que alrededor del 40% de esa producción pasa por los puertos de Guayaquil y Esmeraldas con destino final a Estados Unidos y Europa; además de crecientes embarques a Asia.

En los últimos días, medios colombianos han publicado que la situación ha llegado a un punto en el que las exportaciones de cocaína llegaron a los $18.200 millones, es decir, apenas $900 millones menos que todas las exportaciones petroleras de ese país.

Parte de ese movimiento distorsiona la economía ecuatoriana y financia el crecimiento de las bandas criminales y la violencia en Ecuador.

Impactos DIRECTOS

1 Desviación de recursos: El narcotráfico a menudo desvía recursos humanos (incluye aumento de la migración), financieros y logísticos hacia actividades ilegales en lugar de hacia sectores legítimos de la economía. Esto puede llevar a la subutilización de recursos, a una economía menos eficiente, a menos inversión pública y privada, a menos empleo formal.

Todo esto se engloba en un crecimiento económico cada vez menor. Entre enero y marzo de 2023 ya se generó el crecimiento económico del 0,7% del Producto Interno Bruto (PIB), que fue el más bajo de los últimos ocho trimestres en Ecuador.

Hace pocos días, el Banco Central del Ecuador revisó a la baja, por segunda vez en el año, la proyección de crecimiento para todo 2023. Ahora se proyecta 1,5% del (PIB) o menos.

Ese porcentaje, de acuerdo con Norma Rosero, economista e investigadora en temas de desarrollo, es tres veces menor al mínimo necesario para que un país como Ecuador genere suficiente empleo de calidad para los 150.000 jóvenes que ingresan al mercado laboral cada año.

“Se refuerza el círculo vicioso donde, al no encontrar oportunidades legales, muchos jóvenes son presa fácil del narco, la economía ilegal y la delincuencia”, puntualizó.

2 Corrupción: El narcotráfico a menudo está relacionado con altos niveles de corrupción en el Gobierno, las instituciones públicas e incluso la empresa privada.

La corrupción socava, de acuerdo con Rosero, la confianza en las instituciones, obstaculiza el desarrollo económico y puede aumentar los costos de hacer negocios legalmente.

Hace pocos meses, el mismo ministro de Economía, Pablo Arosemena, reconocía que buena parte de los retrasos en la obra pública estaban relacionados con la corrupción e ineficiencia. Estos problemas, a su vez, se asocian con la creciente violencia e ilegalidad.

LA HORA ha pedido una entrevista con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, durante más de tres semanas, para tratar cómo la creciente delincuencia está minando la gestión pública; pero no se ha obtenido respuesta hasta el cierre de esta edición.

3 Distorsión del mercado laboral: En áreas donde el narcotráfico es una actividad importante, se produce una distorsión en el mercado laboral, ya que muchas personas se ven atraídas por trabajos en el narcotráfico debido a los salarios relativamente altos.

Esto puede afectar la disponibilidad de mano de obra en otros sectores económicos legítimos, reducir la capacidad productiva del país y volver incluso menos competitivo al país.

Aunque no existen datos para Ecuador, se puede entender el impacto del narco en el mercado laboral revisando estudios recientes sobre lo que ocurre en México.

De acuerdo con el estudio del Complexity Science Hub de Viena, el narco es el quinto empleador de México. Se alista a 350 personas a sus filas cada semana.

4 Violencia y desplazamiento: La presencia del narcotráfico está relacionada con la violencia y el conflicto. La inseguridad resultante ahuyenta la inversión extranjera y el turismo, que son fuentes importantes de ingresos en economías como la ecuatoriana.

Como ya ha publicado LA HORA, la Inversión Extranjera Directa apenas sumó $17 millones en el primer trimestre de 2023.

En sectores como el minero, no solo ya no llegó inversión como antes, sino que, de la mano del aumento de la minería ilegal (financiado con dinero del narcotráfico) se produjo una salida neta de divisas. Es decir, las empresas internacionales decidieron sacar dinero que antes se invertía en Ecuador.

5 Dificultades en el comercio internacional: Los países involucrados en el narcotráfico pueden enfrentar restricciones comerciales y sanciones internacionales que afectan negativamente sus relaciones comerciales legítimas.

Además, sectores exportadores enfrentan crecientes costos adicionales para enfrentarse a extorsiones, contaminación de embarques con droga y protección contra robos.

A esto se suma que el aumento de la exportación de drogas como la cocaína quita oportunidades productivas y laborales a las actividades legales.

Según un cálculo modesto, basado en información del portal InSigth Crime, deja un mercado mínimo de $953 millones (que puede llegar hasta cinco veces) por las narco exportaciones.

6 Lavado de dinero: El narcotráfico utiliza actividades legales para «limpiar» el dinero obtenido ilegalmente, lo que puede distorsionar los sectores financieros y de bienes raíces y dificultar la identificación y el combate a la actividad criminal.

No existen cálculos fiables sobre el nivel de lavado de dinero en Ecuador; pero desde LA HORA se han publicado estimaciones de al menos $1.000 millones al año. (JS)