Ecuador
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Epmaps anuncia proyectos para el futuro de Quito

Irina Moncayo, vocera de la Epmaps, informó sobre los planes de la empresa para abordar problemas en la ciudad, incluyendo la escasez de agua potable, el saneamiento del agua y proyectos en zonas críticas.

Enfrentar problemas de escasez y saneamiento del agua e impulsar proyectos en zonas críticas, son algunos de los retos que tiene la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps), según confirmó Irina Moncayo, funcionaria del Departamento de Ingeniería de Proyectos.

En entrevista con LA HORA, la funcionaria ofreció detalles sobre los planes de la nueva administración municipal en el campo del aprovechamiento y conservación del líquido vital en el Distrito. También sobre la intervención de quebradas y otros proyectos.

En cuanto al abastecimiento de agua, la funcionaria informó que hay tres grandes propuestas que son:

1 Calderón: una zona del norte del Distrito conocida por su rápido desarrollo poblacional y que actualmente enfrenta un estrés hídrico considerable, con apenas tres horas de abastecimiento de agua al día. La construcción del proyecto Calderón está en curso y se espera que se complete entre 2026 y 2027, debido a su complejidad. Esta obra implica la construcción de dos tramos de líneas de suministro desde Paluguillo hasta Calderón y una planta de 650 litros para mejorar el abastecimiento.

2 Proyecto de Mejora en la Merced y Línea de Tubería Extendida: La parroquia La Merced, en el oriente del Distrito, se beneficiará de dos proyectos esenciales. El primero es una nueva línea de transmisión desde el tanque ‘El Volcán’ hasta ‘El Chorro’, con un costo de aproximadamente $7,5 millones.

El otro proyecto es la instalación de 50 kilómetros de tubería para llevar agua desde la planta de Paluguillo hasta La Merced, Tumbaco, Cumbayá y otras áreas cercanas, con un costo estimado de $17 millones.

3 Abastecimiento en el Sur: Los problemas de abastecimiento en el sur de la capital se dan debido a la ocupación desorganizada del suelo. Para abordar esta problemática, la Epmaps inició consultorías para el diseño de una nueva línea y planta que beneficiarán a los barrios altos de Chillogallo, así como el uso de vertientes como la de ‘Cal y Piedra’ para abastecer a la zona cercana al Camal.

 Obras de saneamiento

Según Moncayo, la planificación para saneamiento del agua se enfoca en tres infraestructuras:

A Sistema de alcantarillado: es una parte importante del saneamiento del agua en la ciudad, y se expande especialmente en áreas de crecimiento como San Antonio de Pichincha y Calderón, en el norte. Uno de los proyectos recientes tuvo que ver con una licitación de $1,4 millones para mejorar los servicios de alcantarillado en varios barrios de Calderón.

B Interceptores: Los interceptores son grandes tuberías que sirven para capturar y evitar la contaminación de ríos por descargas de alcantarillado y sean transportados a la planta de tratamiento de agua. Hasta ahora se ha logrado un progreso significativo en el sur de la ciudad, con un avance del 85% en la construcción de interceptores.

En el centro y centro norte, en cambio, se han establecido tres puntos principales de interceptores: Vida para Quito (en el sector La Tola), Anglo French (La Vicentina) y (El Batán).

C Plantas de tratamiento de aguas residuales: Moncayo también compartió información sobre dos proyectos de plantas de tratamiento.  ‘Petarquito’, que  servirá para tratar las aguas residuales del sur de Quito y el centro norte, ubicando la planta en Conocoto.

La otra infraestructura ‘Valle de Tinayo’ ayudará a  tratar aguas residuales de varias parroquias. Estos proyectos se encuentran en la fase de planificación, incluyendo la contratación de consultoras y la realización de estudios de prefactibilidad y factibilidad.

 Obras en zonas de riesgo

Moncayo resaltó que aunque la empresa se esfuerza por construir infraestructuras para mitigar la erosión, esta no es solo causada por el agua de lluvia, sino también por el viento, aumentando los riesgos en las laderas.

En este punto, enfatizó la importancia de la colaboración de la comunidad en la preservación de los cauces naturales y el respeto de las regulaciones de retiro de viviendas establecidas por la ley.

También habló sobre el proyecto que se centra en la Quebrada de Tejado, en el sector La Gasca, centro norte, donde se busca mejorar la captación para ampliar su capacidad.

Moncayo señaló que aunque la fase precontractual de un proyecto en la quebrada Tejado no logró obtener ofertas, se relanzará la licitación con un alcance ampliado para abordar todas las laderas del Pichincha.

En Monjas, otra zona crítica, se construye un disipador de energía en el colector denominado ‘El Colegio’. Esta obra, con un costo que supera los $2 millones, se encuentra en desarrollo.

Además, subrayó la importancia de la regularización de los barrios para una planificación efectiva y explicó que la expansión de servicios de agua potable y saneamiento dependen de varios factores, incluyendo la ubicación y las necesidades específicas de cada barrio.

Además, aseguró que la Epmmaps trabaja en estrecha colaboración con la Secretaría de Territorios para garantizar que los nuevos barrios tengan acceso a servicios de calidad a medida que se regularizan. (EC)

$17 millones es la inversión para instalar  50 km de tubería para La Merced.
 Quito tiene 136 quebradas y 19 ríos