Ecuador
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Taxista informales son víctimas de robos violentos en Ambato

taxismo informal, tomó una carrera en el partidero a Píllaro, en la salida norte de Ambato.

Dos adultas mayores se subieron y le pidieron que les haga una carrera hasta el estadio de Atahualpa, los minutos transcurrían con normalidad y un par de cuadras antes de llegar a su destino, un automóvil Chevrolet plomo, sin placas, lo detuvo y uno de los ocupantes se bajó y les amenazó con un arma de fuego para robarles.

Varios de los afectados han decidido no poner las denuncias 
porque su actividad es ilegal.

“Las señoras y yo les dimos nuestros celulares, y el dinero que teníamos, todo para evitar que no hagan algo, pero desde entonces ya no trabajo hasta más de las 18:30 porque me da miedo, esto se pone cada vez más peligroso”, comentó el hombre de 39 años.

Miguel comentó que llamó al ECU 911 para pedir ayuda, pero al ver que pasaron más de 15 minutos y nadie llegó, las señoras le pidieron que las lleve a su casa, en donde las dejó con el nieto de una de ellas.

Pero este no es el único caso, ya que Tomás, de 53 años, conduce un Aveo y trabaja como taxista informal en la zona norte, el viernes 18 de agosto tomó una carrera por el sector del Tirso de Molina y se dirigía hasta el Valle Hermoso 1 en Macasto, cuando pasaba por el parque de Macasto dos motociclistas intentaron cerrarle, por lo que aceleró la marcha para que no les roben.

“Me siguieron hasta la vía a Pondoa, pero yo les lancé el carro a uno de ellos porque de lo que vimos tenían armas, pero preferí hacer eso a ponerme en riesgo”, comentó el padre de familia.

Pero no corrió con la misma suerte José, a quien sí le robaron sus pertenencias y la carga de vegetales que trasladaba desde El Pisque hasta el sector del mercado América.

“Yo trabajo años como taxista informal porque no hay otra cosa en la que pueda emplearme desde que me sacaron de la fábrica en la que trabajaba, pero nunca antes hemos vivido un problema de inseguridad tan grave, actualmente a cualquier hora da miedo, a mí me robaron a plena luz del día, a las 16:00”, dijo José y añadió que desde ese entonces está buscando otro trabajo, pero porque tiene 57 años nadie lo emplea.

Las autoridades

Desde la Policía se dio a conocer que no se han hecho reportes de este tipo de ilícitos, sin embargo, como institución se están implementando estrategias coordinadas para reducir los hechos delictivos a toda escala.

Adicionalmente, se hizo un llamado a la colectividad para que hagan las denuncias de este tipo de casos, pues así la institución puede iniciar todas las acciones que les permitan dar con los delincuentes.

Recomendaciones

William Orellana, exmilitar y asesor especialista en seguridad, dijo que lo primero que deben ver todos los conductores, no solo los taxistas, es asegurarse de cerrar correctamente todas las puertas y ventanas de su automóvil poniendo de manera adecuada los sistemas de seguro.

Desde la pandemia, el número de taxistas informales creció en Ambato.

Señaló que cuando deje estacionado el vehículo, se puede utilizar un sistema de bloqueo adicional como alarmas, inmovilizadores de motor o dispositivos de bloqueo del volante.

Señaló que otra de las medidas, que están tomando muchas personas, es colocar láminas de seguridad blindadas que se colocan en los vidrios de los automotores.

Finalmente fue enfático en mencionar que no hay que hacerse “los valientes, ni buscar ser héroes, pues lo material se puede recuperar, pero la vida no”.

Inseguridad general en la zona norte

Con incertidumbre y temor se movilizan a diario los moradores de varias parroquias del norte de Ambato, pues aseguran que el robo a personas se incrementa y los delincuentes se movilizan a bordo de motocicletas.

Varias personas han sido víctimas de los delincuentes con la modalidad de interceptación en motocicleta, por ello ya están vigilantes y alertas ante el llamado de auxilio.

Desde la Policía se indicó que se están articulando acciones preventivas comunitarias, mediante visitas a locales, activación de botones de seguridad y patrullajes preventivos, con la finalidad de prevenir hechos delictivos en la zona norte. (NVP)