Spain
An article was changed on the original website An article was changed on the original website

Acusan de pederastia a un médico español en Suecia

Cristian C., en la noticia en la que apareció en 2015. FOLKBLADET

Se enfrenta, a partir del próximo jueves, a un juicio por abusos a 52 niños

Podría ser condenado a 14 años de prisión

La fotografía que mostramos pixelada es la única que existe en internet en la que se ve el rostro de Cristian C. S. La imagen la tomó en marzo de 2015 Camilla Stenlund, redactora del periódico local sueco Folkbladet. Ilustraba un reportaje en el que se contaba cómo el hospital de Erikslids, en Skelleftea -localidad de 30.000 habitantes al noroeste de Suecia-, resolvía la falta de personal reclutando a médicos extranjeros como el jovencísimo Cristian, 25 años entonces, y procedente de la ciudad española de Gerona. «Fue sorprendente descubrir que esta era la persona que creen que hizo todas esas cosas horribles... Cuando lo conocí nunca podría haber pensado en un millón de años que volvería a escribir sobre él. No había nada sospechoso en absoluto...», decía este viernes vía email una estupefacta Camilla Stenlund.

Porque un año y nueve meses después de la publicación de aquel inocuo reportaje, en diciembre de 2017, Cristian C. era detenido. Varias familias lo acusaban de tocamientos inapropiados y otras prácticas de índole sexual a niños a los que había tratado en distintos hospitales y centros de salud de Suecia. Conforme avanzó la investigación se fueron sumando a la denuncia otros padres cuyos hijos también habían pasado por las manos del médico español, hasta convertirse el caso en un escándalo mayúsculo con 52 supuestas víctimas de entre dos y 15 años de edad.

El juicio contra Cristian C. comenzará este jueves 20 de septiembre en Estocolmo, envuelto en una gran expectación mediática por la conmoción que ha causado en Suecia la gravedad de las imputaciones, el hecho de que el supuesto pederasta sea médico y el gran número de víctimas de corta edad. Cristian C. está acusado de una larga lista de delitos que incluye abusos sexuales a menores, violación -presuntamente realizó exploraciones genitales y anales a niños que sufrían erupciones o dolor de oídos, por ejemplo- y filmación y posesión de pornografía infantil. El diario sueco Skaraborgs Läns Tidning cuantificaba en 783 el número de archivos pornográficos que la policía sueca había localizado en su ordenador, 374 de los cuales habría puesto a disposición de otros.

Algunas de las presuntas víctimas fueron atendidas personalmente por Cristian C., tanto en el mencionado centro de salud de Skelleftea, donde aparece en la imagen, como en el hospital Skaraborg o en el prominente Martina de Estocolmo, un centro médico privado para niños y adolescentes con fama de elitista y caro. En otros casos las consultas médicas las realizó a través de la aplicación para smartphones Kry, para la que comenzó a trabajar en la primavera de 2017. «Es un centro de salud en línea, el último desarrollo tecnológico en Suecia; en lugar de ir a un centro de salud, se puede reservar una cita con un médico en línea», explica sobre el funcionamiento de Kry el abogado sueco Fredric Wikman, quien representa a varias de las supuestas víctima, todas atendidas por Cristian a través de esta app. «Conoces al médico en un videochat donde describes tus problemas de salud. A través del videochat el médico te puede mirar [examinar] el cuerpo por razones médicas. Ofrecen citas gratuitas para niños. Los médicos pueden conectarse a Kry desde cualquier lugar».

Fredric Wikman representa además a varios padres -a las denuncias de los 52 menores se unen las de 18 adultos- que acusan al español de «convencerles para filmar los genitales de sus hijos durante el examen médico realizado a través de la aplicación». Cristian, según las acusaciones, incluso les daba a los padres su número de móvil y les animaba a que le enviaran por privado más vídeos de los niños desnudos para supuestamente hacer un seguimiento.

No hay fotografías de Cristian C. colgadas en internet ni ninguna red social a su nombre ni páginas en las que se le mencione, como si hubiera borrado su rastro. Una búsqueda en Google conduce a una publicación de la Universidad Internacional de Andalucía (Unia) en la que aparece su nombre vinculado a un máster en pediatría, pero al pinchar en la dirección el enlace aparece roto.

Cristian C. S. nació el 17 de agosto de 1989 y se licenció en Medicina en 2014 en la Universidad Autónoma de Barcelona. Según le contó a la reportera Camilla Stenlund, nada más acabar la carrera se trasladó a Australia, donde comenzó a ejercer. «No me gustó la forma de trabajar y volví a España», decía. Leyó sobre la necesidad de médicos que había en el norte de Suecia y escribió a varios centros solicitando trabajo. En septiembre de 2014, fecha en la que las presuntas víctimas sitúan los primeros abusos, aterrizó en la ciudad de Skelleftea. «Tenía el beneficio de los vuelos directos a Gerona, la ciudad de donde vengo», explicaba. Añadía que ejercía la medicina general, pero que su objetivo también era «trabajar eventualmente como pediatra».

Siempre con buenas referencias bajo el brazo, abandonó pronto Skelleftea y recorrió varios centros sanitarios suecos hasta instalarse en la ciudad de Skövde, donde conoció a una médico española con la que se casó en enero de 2017.

Cristian C., que podría ser condenado a 14 años de prisión, ha negado todas las acusaciones. «Afirma que las exploraciones estaban motivadas por cuestiones médicas y que así es como lo hacen en su España natal», ha declarado su abogada, Frida Wallin, a los medios suecos. «Se trata de los métodos de examen que nuestro cliente ha aprendido donde ha sido educado».

Football news:

Ole-Gunnar sulscher: Nadie gana solo, a menos que seas Maradona
Ocampos sobre Messi: lo Miras como un Dios, pero es real. Leo ayuda a los jugadores
Sulscher sobre el trío Marsial-Rashford-Greenwood: Nada nuevo para el Manchester United. ¿Recuerdan a Ronaldo, Rooney y Tevez?
Josep Bartomeu: el Barcelona ha ganado la liga 8 veces en 11 años. Un logro histórico
Lineker sobre la decisión de CAS sobre Man City: es Difícil saber qué pasará con las reglas de la FFP después de tal
Vacaciones ocupadas de Holand: primero con su padre cortó árboles, luego discutió con un guardia de seguridad en un Club nocturno
Tebas sobre la participación de Man City en competiciones europeas: CAS no cumple con los estándares de arbitraje