Spain

Aragonès pide a los independentistas no perder "el tren de la negociación" con el Gobierno

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha pronunciado este martes ante el Parlament su primer discurso en un debate de política general, que abre el curso político. El jefe del Govern republicano ha hecho una defensa cerrada del proceso de diálogo que ha iniciado con el Gobierno central y ha pedido a sus socios independentistas que no pierdan "el tren de la negociación". Un mesa que Aragonès asume que será "atacada desde ambos lados" y que no será "ni sencillo ni rápido", pero del que ha dicho que es una oportunidad que Catalunya no había tenido nunca y que debe saber aprovechar.

"No despreciemos lo que hemos conseguido: sentar España a una mesa de negociación y empezar a abordar el conflicto político desde el reconocimiento mutuo como sujetos políticos", ha subrayado Aragonès, que también se ha referido a los recelos de sus socios de Junts a este espacio y también su ausencia. "Todo lo que hagamos desde la delegación catalana debería estar pensado para fortalecer su posición. Lo contrario es debilitar Catalunya en una de las situaciones más complejas que tenemos que afrontar. Y nadie debería contribuir a debilitar Catalunya con sus acciones, consciente o inconscientemente", ha remarcado el de Esquerra.

A renglón seguido, Aragonès ha hablado también de la parte que se sienta en frente de la Generalitat en la mesa. La tentación del PSOE, ha dicho, es "tratar de dormir el proceso, dividirnos y hacer las mínimas concesiones posibles, o peor aún, descolgarse públicamente con propuestas no trabajadas en la negociación y que querrán distraer del fondo del conflicto político, como ya ha pasado". En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha considerado justificado el "escepticismo" de muchos independentistas hacia al proceso de negociación, tanto por los antecedentes como por la dificultad del reto independentista. Pero a la vez, ha alertado de que no hay "atajos ni soluciones mágicas", por lo que a su juicio la mejor alternativa para Catalunya es la mesa de diálogo.

"Si el Estado no aprovecha este proceso de negociación puede terminar evidenciando a ojos de aquellos que lo miran desde fuera –y desde dentro– que no tiene ninguna voluntad de hacer una propuesta de solución política en Catalunya", ha asegurado. Según ese razonamiento, el independentismo acumulará razones de cara a la comunidad internacional si el Estado "no es capaz de controlar sus aparatos y continúa la persecución contra el movimiento independentista".

En esa misma línea, Aragonès ha avisado de que el primer paso del proceso de diálogo debe ser el "fin de la represión". "Es evidente que actuaciones como la de la semana pasada con la detención del president Puigdemont, el Tribunal de Cuentas o la persecución de la Fiscalía a Tamara Carrasco, no ayudan en nada al proceso de resolución del conflicto político". "No contribuyen a generar las condiciones que favorecen la confianza entre las partes", ha dicho, "y si no somos capaces de generar las condiciones se hará muy difícil sentarse a hablar y negociar de nada".

Mejorar "el día a día" de los catalanes

Junto con el alegato a favor de la mesa de negociación, Aragonès ha pues en el mimo plano la obligación de mejorar "el día a día de los ciudadano". Una tarea, ha dicho, que su nuevo Govern ya ha puesto en marcha en poco más de 100 días. "Hemos puesto las bases para impulsar una recuperación para todos y con el único objetivo de mejorar la vida de la ciudadanía", ha dicho. Una "sacudida" al país sobre el que ha puesto tres ejemplos: el anuncio de la gratuidad de la escuela de 0 a 3 años a partir del próximo año, un nuevo decreto sobre energías renovables para una transición energética "justa" y, finalmente, unos presupuestos que aumentarán 3.500 millones de gasto respecto a los de 2020, lo que significa un aumento de más de un 10%.

El líder de ERC quiere que la protección social debe sea una de las señas de identidad de su Govern, más aún después de un tiempo en el que las "desigualdades se han disparado" y la tasa de pobreza "llegó a su punto más alto el año pasado". Aragonès ha recordado o anunciado las cifras del plan de rescate social contenido en el programa de gobierno aprobado la semana pasada. Para comenzar, los 5.000 millones adicionales destinados a la sanidad pública, llegar a 1.000 millones de euros en políticas de vivienda o aumenta 140 millones en renta garantizada. En la misma línea ha destacado la puesta en marcha de la oficina para el plan piloto de la renta básica, un punto negociado con la CUP, o el mayor plan de choque de la historia por la ocupación, dotado con 900 millones, según ha desgranado.

Reconstrucción económica

Aragonès también ha dedicado tiempo de su intervención al cambio económico desde la óptica verde. "Queremos transformar el modelo productivo catalán y tenemos una gran oportunidad de hacerlo de la mano de los fondos Europeos Next Generation", ha dicho. Según ha dicho, Catalunya cuenta con 13 proyectos maduros para usos industriales y de movilidad del hidrógeno renovable y otros 30 proyectos de I+D+i, a lo que hay que sumar el cambio en la industria de la automoción, centrada en el vehículo eléctrico.

Respecto a esto, Aragonès ha pasado de puntillas sobre el anuncio hecho por el Gobierno y el grupo Volkswagen anunciaran en julio pasado un proyecto para implantar una fábrica de baterías en España para dar servicio, entre otras, a la planta de Seat en Martorell, aunque sin confirmar las opciones de que se quedase en Catalunya. El jefe del Govern no ha dicho nada sobre esta cuestión, pero ha asegurado que la Generalitat está "plenamente comprometida con los diferentes proyectos Next Generation vinculados al vehículo eléctrico para afrontar con garantías este cambio absolutamente disruptivo".

Sí se ha referido en cambio al reparto de los fondos europeos y la nula participación de la Generalitat en las decisiones sobre ellos. Un compromiso que el año pasado Aragonès aseguró haber conseguido del Gobierno a cambio de su apoyo a los presupuestos pero que, según ha dicho, Pedro Sánchez no ha cumplido. "El Gobierno español, lejos de seguir este camino, ha tirado por el derecho presentando a la Comisión un plan de recuperación que arrincona al Govern. De hecho, en los planes que presentó en Bruselas ni siquiera mencionaba el resto de gobiernos con competencias para gestionar estos recursos", ha asegurado.

En materia económica Aragonès también se ha referido al modelo aeroportuario catalán y el proyecto fracasado de la ampliación de El Prat, después de que este mismo martes el Gobierno central haya aprobado el Documento de Ordenación Aeroportuaria que deja fuera las inversiones para renovar la base aérea barcelonesa y sí prevé un amplio desdoblamiento en Madrid Barajas. "Lamento que la posición del Gobierno haya sido situar un ultimátum sobre el futuro aeroportuario catalán, impidiendo de este modo que el futuro de los aeropuertos de Catalunya se pudiera concretar de forma consensuada entre todas las administraciones del país", ha dicho. Pese a eso, Aragonès ha asegurado que segurirán trabajando "su propio modelo", para lo que reclama el traspaso de la gestión de los tres grandes aeropuertos catalanes, Barcelona-El Prat, Reus y Girona.

La pandemia, aún un asunto central para el Govern

Aragonès ha pronunciado un discurso muy centrado en dar a entender que Catalunya ha estrenado una nueva etapa política, con protagonismo de la recuperación social y la reconstrucción económica tras la pandemia. Con todo, el president aún no ha dado por acabada la crisis de la COVID, un virus que según ha dicho, sigue centrando los esfuerzos del Ejecutivo catalán. En este sentido, el líder independentista ha reconocido errores de gestión, como que el Govern pensaba que la vacunación iría más rápido por los números que tenía al inicio del verano, o que la quinta ola les pilló "a contrapié" y que si hubieran tenido modelos que les avisaran de la virulencia de la variante Delta, hubieran mantenido las restricciones en el mes de julio.

Con todo, Aragonès ha asegurado que Catalunya está superando la última ola, con unas cifras que permiten al Govern continuar en la desescalada de restricciones. Por ello, ha dicho, la semana pasada se permitió la reapertura del ocio nocturno en exteriores hasta las 3 de la mañana y, ahora, se trabaja con el horizonte de poder abrir los espacios exteriores próximamente. Siempre, ha dicho, utilizando el certificado COVID cuando sea necesario.

Estas medidas de relajación de las restricciones son noticias que Aragonès ha querido exhibir como positivas, pero el jefe del Govern ha querido también mantener la prudencia. "La pandemia no ha terminado, ahora mismo no podemos descartar una sexta ola", ha dicho. Por eso, Aragonès ha aprovechado su intervención para remarcar la importancia de la vacunación. "Es indispensable incrementar el porcentaje de población vacunada de entre los que tenemos entre 12 y 39 años. Y me gustaría dirigirme directamente a vosotros: si no lo quieres hacer por ti, hazlo por tu abuela, por tu amigo, por tus padres o tus hermanos. Esto no va de salvarte tú, va de protegernos a todos", ha dicho.

Football news:

La chica ronaldo georgina embarazada. Será el quinto hijo de la familia Cristiano
El Barcelona ha nombrado al entrenador en funciones Tras la destitución de Ronaldo Koeman
Mbappé se perderá el partido ante el Lille por una enfermedad. Ramos podría regresar al grupo general del PSG la próxima semana
Agente Lukaku: Romelu en su Última temporada en el Manchester United tuvo en mente a Chelsea y Real Madrid. Chelsea-el amor de su infancia
Sinisha mihajlovic: Osimchen es un jugador analfabeto en el buen sentido de la palabra
Piqué es un jugador Gay que hizo un Cuming-out: el mundo del Fútbol se está quedando atrás y tú nos estás ayudando a avanzar. Gracias
El Centrocampista del Borussia Dortmund Axel Witzel podría continuar su carrera en la Serie A. La Juventus se ofreció a firmar al jugador de 32 años como agente libre en el verano, afirma el informante Nicolo Skira