Tal y como sucede de forma estacional, debido al aumento de la temperatura y, por tanto, de nitratos en el lago, se produce el fenómeno conocido como eutrofización, que produce la proliferación de algas que resultan tan “desagradables”, ha detallado el concejal, según ha informado el Consistorio talaverano en nota de prensa.

Por eso, este pasado lunes dieron comienzo las labores para el vaciado del lago, mientras que durante este martes y miércoles se procederá a una limpieza en profundidad de los vasos del mismo, para que a finales de la semana se haya finalizado con estos trabajos y pueda llenarse nuevamente para que “todos y todas puedan volver a disfrutar de la imagen habitual a partir del fin de semana”.