Las circunstancias en las que se encontraban estas viviendas fueron puestas en conocimiento del Ayuntamiento por la comunidad de vecinos del edificio afectado, que venía presentando desde hace años reclamaciones y quejas denunciando este problema que cada vez iba a más. Desde el Ayuntamiento se le solicitó un acuerdo a la comunidad de propietarios para llevar a cabo la actuación, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

El Consistorio toledano ha mantenido contactos permanentes con la asociación de vecinos del barrio de Buenavista para analizar esta situación in situ. Finalmente, como ha explicado Marta Medina, siguiendo los informes y criterios de los técnicos municipales, la única solución al problema era la eliminación de ejemplares para ofrecer un acuerdo garantista y así evitar nuevos inconvenientes para estos vecinos en el futuro.

La responsable municipal se ha comprometido con el colectivo vecinal a realizar una actuación de reposición de nuevos árboles en el parque en otros espacios que no generen problemas, además de llevar a cabo la colocación de 400 arbustos en la zona afectada más próxima a las viviendas, en la parte derecha de la avenida principal, para regenerar este entorno verde de la ciudad.