La Junta de Gobierno ha aprobado este jueves, de forma inicial, el Plan Especial del ámbito del Club de Campo Villa de Madrid con el objetivo de modificar su ordenación y ampliar las edificaciones que así lo requieran para ajustarse a las necesidades actuales de los distintos deportes que se desarrollan en el recinto.

Según ha informado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, con este plan se definen nuevas áreas con el fin de mejorar la calidad de vida de las familias y usuarios, así como proteger el paisaje urbano y natural del propio conjunto del Club de Campo, que se encuentra catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC).

El plan supone una oportunidad para revitalizar las infraestructuras, instalaciones y servicios y conseguir así una moderna y correcta práctica de los deportes y competiciones, tanto nacionales como internacionales, que se celebran en el recinto.

El Club, situado en la carretera de Castilla, fue inaugurado oficialmente en 1931 y cuenta con una superficie de 200 hectáreas, en las que se puede practicar tenis, pádel, squash, golf, hípica, hockey, patinaje artístico o vóley playa, entre otros deportes. También hay espacio para el ajedrez, el bridge o para hacer rutinas en el gimnasio.

Junto con las pistas deportivas, el recinto también cuenta con una carpa para la celebración de eventos, bares y restaurantes, zonas infantiles, un área canina, sala de lectura y salones de estar.

Este plan especial, que se someterá ahora a información pública, contempla nuevas áreas para instalaciones de tenis, boxes de hípica, gradas de squash, pabellones auxiliares, gradas de equipamiento para el hockey, la cubrición del aparcamiento, la ampliación de los talleres o una renovación de los picaderos, entre otras. /