Spain

El coste de la división del centroderecha: los votos de Vox y Cs podrían dar a Feijóo al menos un escaño más

Las encuestas vaticinan para mañana una victoria holgada del PP de Aberto Núñez Feijóo en Galicia y del PNV de Iñigo Urkullu en el País Vasco. Especialmente abultada puede ser la mayoría del presidente gallego, al que las encuestas daban a principios de semana un porcentaje de voto de entre el 46% y el 48% que le llevarían a entre 39 y 41 escaños. Mayoría absoluta segura... si nada se tuerce.

Los buenos pronósticos de los dos candidatos a la reelección se enfrentan a un escenario incierto pese a la unanimidad de las encuestas. En Galicia, en el inicio de la campaña había un 31% de indecisos, según los datos de la encuesta preelectoral del CIS, que se podrían haber reducido a poco más del 10%, según el sondeo de Sigma Dos para EL MUNDO de comienzos de esta semana.

Además, queda por comprobar qué incidencia tiene la pandemia de coronavirus en la desmovilización del voto, en especial entre los más vulnerables al virus, los mayores, votantes principalmente del PP y el PSOE. Y por último, el efecto que puede tener en el resultado final la concurrencia de Vox y Ciudadanos en Galicia, con pocas posibilidades de obtener representación en el Parlamento regional, pero que restará votos a los populares sí o sí, aunque puedan ser pocos.

En este último punto concreto, en 2016 Ciudadanos se quedó a las puertas del escaño, pero para este domingo los sondeos vaticinan que ni la formación naranja ni Vox superarán en ninguna circunscripción el umbral del 5% de los votos que la ley electoral autonómica exige para lograr representación en el Parlamento.

Hace cuatro años, la irrupción de Cs no frenó la mayoría absoluta de Feijóo, por lo que sería lógico pensar que esta vez lo hará menos aún (la estimación de voto de Cs en la encuesta de Sigma Dos era del 1%, y la de Vox del 2%). Sin embargo, teniendo en cuenta los datos de los sondeos y con una participación de los residentes en Galicia y un porcentaje de votos válidos similares a los anteriores comicios, los sufragios sin traducción en escaños de Ciudadanos y Vox podrían sumar un sitio por Orense al resultado de los populares en el supuesto de que todos esos votos fuesen a parar a la formación de Feijóo. Es decir, que el PP podría perder un escaño por la competencia en el centroderecha.

Otras cábalas consisten en el cálculo del número de votos que necesitarían Vox o Ciudadanos para tener al menos un representante. Según el pronóstico del CIS, Orense sería la provincia donde Ciudadanos está más cerca de lograr un diputado. La estimación le otorga un 3,4% de los votos válidos. Sin embargo, la formación naranja tendría que superar el 5,5% de Galicia en Común para obtener un escaño que arrebataría al partido ligado a Podemos y no al PP, incluso aunque ese hipotético crecimiento de Cs fuese a costa de los populares.

La hazaña se vislumbra poco probable. Para lograr ese resultado el partido encabezado por Beatriz del Pino tendría que ganarse el apoyo de cerca de 9.000 orensanos mientras que, según el sondeo del CIS y si la participación no difiere en exceso de la de años anteriores, no llegará a los 6.000 en dicha provincia.

Es precisamente en Orense y también en Lugo, las dos circunscripciones menos pobladas y con mayor proporción de votantes en zonas rurales, donde el PP ha obtenido históricamente sus mejores resultados. El CIS estima que los de Feijóo llegarán al 48,1% de los sufragios en ambas provincias. Los mejores pronósticos de Vox se dan asimismo en Orense y Lugo, donde los populares tienen menos posibilidades de perder escaños.

A la provincia de Lugo pertenece también la zona de A Mariña donde un brote de coronavirus ha confinado hasta el viernes, dos días antes de las elecciones, a más de 70.000 personas. Tras analizar la situación, la Junta Electoral de Galicia concluyó que las condiciones del proceso electoral no se verán afectadas en esta zona. Los 259 casos activos que registraba Galicia el viernes no podrán acudir a votar, según anunció ese día el consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña.

División en la izquierda

Entre las últimas encuestas publicadas, elaboradas por NC Report, Sigma Dos o Electomanía, la del CIS es la única que concede a Ciudadanos mejor resultado que a Vox. Mientras que el organismo público calcula un 2,2% para Cs y un 1,4% para Vox, el resto de sondeos calculan un 1,5 % y un 2,5% de los sufragios respectivamente. La escasa diferencia entra dentro de los márgenes de error por lo que cualquiera de los escenarios tiene probabilidades similares de convertirse en realidad.

En la circunscripción de La Coruña, si Ciudadanos o Vox se hicieran con el 5% de los votos a costa del PP, éstos pasarían de tener 13 escaños a 12. En Lugo, aunque llegasen al mínimo exigido, no llegarían a tener representación pero sí restarían un sitio a los populares que iría a parar al Bloque Nacionalista Galego (BNG). Por último, en Pontevedra, si alguna de las dos formaciones superase el umbral, el coste podría ser de hasta dos escaños para los de Feijóo.

La división intra bloques es también más acusada en esta cita electoral en el espectro de la izquierda. En Marea, que obtuvo 14 escaños en los anteriores comicios, al igual que el PSOE, se presenta ahora fragmentada en Galicia en Común, con el apoyo de Podemos, y Marea Galeguista. Los sondeos pronostican que la primera obtendría entre 5 y 7 escaños mientras que la segunda se quedaría sin representantes.

Siguiendo con la estimación planteada al inicio, a partir de los datos del CIS si ambas fuerzas concurrieran juntas podrían lograr hasta dos escaños más: uno por Lugo, que arrebatarían a un PP sin competencia en su bloque y otro por Pontevedra que perdería el PSOE.

En el País Vasco, la principal duda es si Vox podría conseguir un escaño. Según los sondeos, tiene alguna posibilidad en la provincia Álava. En cuanto al PP y Cs, en este caso sí concurren juntos a las elecciones, sin que los sondeos vaticinen por ello una mejora en los resultados que sacó el PP en solitario en 2016. Todo lo contrario.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

El Valencia presentó tres uniformes para la temporada 2020/21
Ter Stegen aceptó firmar un contrato de 5 años con el Barça
Bale no entró en la oferta del Real Madrid para el partido contra el Man City en la liga de Campeones
Arsenal le ofreció a Willian un contrato de 3 años
Aurier accedió a trasladarse a Milán. Tottenham quiere 20 millones de euros para el defensor
Can-casillas: Uno de los más grandes se retira del escenario. ¡Siempre has sido un ejemplo, amigo mío!
Presidente del Atlético: Simeone es magnífico. Constantemente trae victorias, títulos