Spain

El Gobierno descarta aplicar el estado de alarma en Lleida porque las CCAA tienen herramientas para actuar

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno descarta aplicar el estado de alarma en Lleida, tras los brotes del nuevo coronavirus que están ocurriendo en estas últimas semanas, y asegura que las comunidades autónomas tienen herramientas suficientes para actuar.

Según fuentes del Gobierno, las autonomías cuentan con mecanismos suficientes como para poder actuar contra los posibles brotes de coronavirus que puedan surgir, si bien desde el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez se avisa de que las resoluciones judiciales hay que cumplirlas.

Este domingo, el Juzgado de Instrucción 1 de Lleida ha rechazado ratificar el confinamiento anunciado por el Govern para la ciudad y otros siete municipios del Segriá para frenar la expansión del nuevo coronavirus.

No obstante, este lunes el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha rechazado la decisión judicial y ha anunciado un decreto para reafirmar las medidas adoptadas en Lleida. Ante todo esto, el Gobierno descarta aplica el estado de alarma en la zona e insiste en que las comunidades disponen de instrumentos para limitar actividades y, en los casos bien justificados, decretar confinamientos muy específicos.

(Seguirá ampliación)

Football news:

Abidal podría ser despedido del Barça tras Setién. Él apoya al entrenador incluso después de 2:8 de Bayern
City finalmente hizo crecer una estrella por sí mismo. Pep llama a Foden el principal talento de su vida y le busca una posición óptima
Emre belezoğlu terminó su carrera a los 39 años
Barcelona ha gastado casi mil millones de euros en transferencias en 5 años. Ahí es donde se gastó el dinero
Andreas Pereira está listo para retirarse del Manchester United. El Benfica, los clubes españoles e italianos están Interesados
El candidato presidencial del Barça, Font, a 2:8 del Bayern: Humillación. No hay que prolongar la agonía, Bartomeu renuncia
Frankie de Jong: hay muchos problemas En el Barça, el partido con el Bayern lo demostró. Hay mucho que cambiar