Spain

Euskadi se pone en alerta por el coronavirus mientras sube a diez el goteo de infectados

El País Vasco se prepara para afrontar la posible llegada del coronavirus. La propagación del patógeno en el norte de Italia, donde ya ha dejado 12 fallecidos, ha cambiado de manera drástica la situación en Euskadi, debido al mayor número de conexiones aéreas e intercambios comerciales con el país transalpino que con China. En la comunidad autónoma no se ha registrado ningún caso, según el último balance facilitado ayer por Osakidetza, pero el Gobierno vasco no descarta que en los «próximos días o semanas» se confirme alguno. Puede que sea inminente.

Por ello, los mecanismos para hacer frente a un desembarco del Covid-19 se han reforzado y buena prueba de ello es que hoy (11.30 horas, en Vitoria) se celebra una mesa de crisis que presidirá el lehendakari, Iñigo Urkullu, según anunció ayer la consejera de Salud, Nekane Murga.

Asimismo, Osakidetza ha elaborado un plan de contingencia en el que contempla habilitar hasta 600 camas adicionales a las que vienen funcionando en la actualidad para casos de gripe. En el conjunto de los tres hospitales vascos declarados como centros de referencia para casos de coronavirus –Cruces, Txagorritxu y Donostia–, existen un total de 4.750 plazas. En caso de necesidad, se podría llegar a las 5.350.

«Nuestro sistema sanitario se mantiene vigilante para prevenir, y en su caso, para actuar. Estamos atendiendo con rigor los casos sospechosos, pero no hay que bajar la guardia ante lo que pueda venir. Estamos coordinados para actuar ante casos positivos», señaló la titular del área.

Desde que saltó la alarma mundial, se han registrado 13 casos sospechosos en Euskadi, de los cuales 11 dieron negativo y dos aún están pendientes de diagnóstico. Solo las dos primeras personas tuvieron relación con China, donde se originó el brote. El resto son pacientes que han mantenido contacto de algún modo con Italia. «Las posibilidades de que haya casos en Euskadi han aumentado de manera importante. Antes era poco probable que llegaran a España aviones procedentes de China, pero con Italia hay más de 100 vuelos diarios», explicó José María Arteagoitia, responsable de Vigilancia y Vacunas del Departamento de Salud.

Esta nueva coyuntura se abordará en la mesa interdepartamental en la que tomarán parte hasta seis consejerías: Salud; Seguridad; Desarrollo Económico e Infraestructuras; Educación; Cultura; y Turismo, Comercio y Consumo. Por el momento, no tendrá una periodicidad concreta y se convocará «en función de las necesidades», matizó Murga.

La recomendación de Osakidetza para los ciudadanos que hayan estado en una zona de riesgo y sientan algún síntoma es muy clara: llamar al teléfono del Consejo Sanitario (900 20 30 50). Según explicó Enrique Peiró, presidente del Consejo Asesor de Enfermedades Infecciosas Emergentes, este servicio ha incrementado estos días el número de consultas, por lo que ha tenido que reforzar el personal de atención.

Resultados más rápidos

Pese a que sobre el patógeno aún hay muchas incógnitas, Murga invitó a la «calma y la serenidad» y recomendó adoptar medidas tan sencillas como lavarse las manos, taparse la boca al toser o usar pañuelos desechables. Eso sí, después hay que tirarlos a la basura, recordó.

Las medidas higiénicas son las más «efectivas» para evitar el contagio. Y no las mascarillas, que se han agotado en todas las farmacias españolas. Los expertos recordaron que «no hay recomendación de ir por la calle con ellas» y que su uso es esencial cuando una persona con alguna infección respiratoria entra en un centro hospitalario para evitar que el virus contamine la red sanitaria.

Los responsables de Salud también descartaron tomar la fiebre a quienes aterricen procedentes de Italia, ya que hay «dudas de que sirva para algo». «Si quieres cruzar la frontera y tienes 37 de fiebre, te tomas un ibuprofeno y te baja a 36», comentó Arteagoitia, quien además recordó que «no existe ninguna restricción para viajar», pero en el caso de desplazamientos «prescindibles, podrían posponerse»

Euskadi es una de las comunidades autónomas que ya lleva a cabo análisis en sus propios laboratorios. Se evita así tener que recurrir a Madrid, lo que ha permitido acelerar los resultados y obtenerlos «en una media de cuatro y seis horas», aunque posteriormente es necesario practicar una segunda prueba más completa que tarda entre uno y dos días.

Las cifras

2
son los posibles casos de coronavirus que se investigan aún en el País Vasco. Once ya han sido descartados. 12
fallecidos y cerca de 400 contagios ha causado ya el patógeno en Italia.
«Nos pararon en la puerta del hotel: 'están en cuarentena', nos dijeron»