Spain

Feijóo espera la cuarta absoluta y sus rivales sumar una mayoría alternativa

Santiago de Compostela, 11 jul (EFE).- Los principales candidatos a la presidencia de la Xunta han apurado la campaña, hasta última hora, para tratar de recabar los últimos votos que les permitan poder cumplir con sus aspiraciones. La de Alberto Núñez Feijóo es alcanzar la cuarta absoluta y, la de sus rivales, sumar para una mayoría alternativa.

En las elecciones autonómicas de 2016, el PP obtuvo 41 escaños, por los 14 del partido instrumental En Marea, que con Luis Villares, un juez que ya está fuera de la política, aventajó entonces al PSdeG de Xoaquín Fernández Leiceaga, que cosechó las mismas actas pero con menos apoyo, 19,07% frente a un 17,88%. El BNG de Ana Pontón se había tenido que conformar con seis puestos.

En esta nueva contienda solamente repiten dos cabezas de cartel, Alberto Núñez Feijóo, por el PP, y Ana Pontón, por el BNG. El resto, se estrenan. Ciudadanos, con la periodista Beatriz Pino, aguarda su hueco en el Parlamento de Galicia, al igual que Vox, que no presenta aspirante al Gobierno porque, por ahora, solamente ansía acceder a la Cámara.

Todos estos políticos han hablado, pero este domingo serán las urnas las que lo hagan. Los gallegos y los vascos son los primeros comicios que se celebran tras la pandemia más grave de tiempos recientes y que no ha cesado.

ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO (PP)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, podría lograr cuatro mayorías absolutas consecutivas e igualar con ello el récord de su antecesor, Manuel Fraga, que falleció el 15 de enero de 2012.

Que Galicia tiene “mucho que ganar” y que necesita un gobierno que la defienda, y que sabe lo que es gestionar “con vacas flacas”, son dos de los mensajes más repetidos por el líder de los populares gallegos, al que se le pregunta frecuentemente si cumplirá los cuatro años de mandato en caso de que el 12J la ciudadanía renueve la confianza en él.

Sus respuestas van todas en la misma dirección, que no tiene más compromiso que defender Galicia, que es lo que siempre ha elegido y, parafraseando a la poetisa Rosalía de Castro, que es la tierra en la que él se crió. “Estoy aquí. Me examino el domingo”, ha sido una de las últimas observaciones al respecto del dirigente popular, padre de un niño que lleva su mismo nombre.

GONZALO CABALLERO (PSdeG)

El secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, padre de dos hijos, no ha querido despegarse demasiado de la rueda ganadora del PSOE de Pedro Sánchez y ha exhibido sintonía y colaboración con el Gobierno central y con la dirección federal del partido, que le ha correspondido con un considerable despliegue de ministros y altos cargos.

En el cierre iba a estar arropado, si todo hubiese salido según lo previsto, por el propio líder nacional de su partido, pero un problema con el avión que debía llevarlo a Vigo ha impedido que así fuese.

Cuando se convocaron las elecciones de abril, posteriormente suspendidas por la pandemia, todo parecía encajar en el plan de Caballero para asaltar la Xunta. Convencido de sus posibilidades, se atrevía a vaticinar que la representación de los populares en el Parlamento gallego podría quedar reducida a 33 escaños.

Así se lo decían los datos internos, pero el brutal impacto del coronavirus en la sociedad y en la economía le ha obligado a modular su discurso e incluir un nuevo mensaje: la crisis que se avecina hace más necesario que nunca un gobierno progresista en Galicia que colabore de forma leal con Madrid y tome las medidas de avance que esta autonomía necesita.

Desde Ferraz y desde O Pino han intentado convertir estas elecciones gallegas, además de en una disputa por el control de la Xunta, en un plebiscito en el que los ciudadanos deben aprobar la gestión de la emergencia sanitaria realizada por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Y ello cuando la nueva normalidad está todavía a prueba y amenazada por rebrotes como el de A Mariña.

ANA PONTÓN (BNG)

En estas elecciones autonómicas tan solo recuncan dos candidatos con respecto a las anteriores: Alberto Núñez Feijóo y la líder del BNG, Ana Pontón, que encara el doble reto de acabar con la mayoría absoluta del PPdeG y liderar su alternativa.

Las expectativas del BNG poco tienen que ver con las de hace cuatro años, cuando celebraron seis escaños como una gran victoria; Ana Pontón (Sarria, 1977) es la gran responsable de que entonces no fuesen menos, así como de que ahora la formación nacionalista pueda aspirar de forma realista a liderar la oposición… o quizás un Gobierno. Algunas encuestas apuntan a un 'sorpasso' del BNG sobre el PSOE; otros sondeos, no.

Militante del BNG de toda la vida -empezó su andadura en Galiza Nova con 16 años-, Pontón, madre de la pequeña Icía, asumió el liderazgo de la formación nacionalista en sus horas más bajas, cuando la Alternativa Galega de Esquerda (AGE) del histórico dirigente nacionalista Xosé Manuel Beiras primero y En Marea después le arrebataron su tradicional espacio dentro de la izquierda.

ANTÓN GÓMEZ REINO

La jornada electoral supone una reválida para el liderazgo de Antón Gómez Reino, asentado en Podemos Galicia tras su victoria interna sobre Carolina Bescansa en 2018 pero contestado internamente como referente autonómico del autodenominado ‘rupturismo gallego’.

La coalición Galicia en Común-Anova Mareas se formó al filo de una medianoche, a punto de expirar el plazo. El hecho de que algunos socios considerasen que sería mejor alguien más apegado al territorio y con un perfil distinto al de Tone, como se le conoce, casi arruina la gestión. De este candidato, padre de dos niñas, una nacida en Argentina durante el confinamiento y a la que todavía no conoce, se decía que había centrado su carrera política en Madrid, como diputado en el Congreso.

Pese a las reticencias, una llamada entre el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el histórico referente del nacionalismos gallego, Xosé Manuel Beiras, posibilitó la aquiescencia. La formación morada no figura en el nombre de la fraguada alianza.

Con todo, los resultados electorales serán el termómetro para medir la salud de un pacto que durante la pasada legislatura saltó por los aires en innumerables ocasiones con la consecuente ruptura del grupo de En Marea tras serias desavenencias. Este 12 de julio, paradojas de la vida, los antiguos socios van a batirse en duelo, al estar Galicia en Común por un lado y la Marea Galeguista por otro.

PANCHO CASAL (MAREA GALEGUISTA)

El confinamiento obligado por la situación sanitaria derivada de la Covid-19 sirvió a Francisco Casal Vidal, conocido como Pancho Casal y tres veces abuelo, para animarse y dar el paso, a última hora, de ser el candidato de la Marea Galeguista en las elecciones del 12 de julio.

Si los comicios se hubiesen celebrado en abril, este ingeniero eléctrico y productor cinematográfico no se hubiese presentado pero el enclaustramiento despertó en él el cosquilleo necesario para decidir retomar su vida política, la que creía haber dejado en un segundo plano.

Después de producir películas de la talla de “Los lunes al sol” y de hacer crítica a través de Twitter en su sofá, lo que espera, de nuevo metido en arena, es contribuir a un gobierno de progreso.

Football news:

Edegor regresó anticipadamente al Real Madrid de un contrato de arrendamiento en la Sociedad
Arsenal y Roma discuten el Intercambio de Torreira por diawar
El oso entrenado fue llevado al vestuario de Sakhalinets
De Ligt se sometió a una cirugía de hombro y se perderá 3 meses
Todibo es un jugador del Barcelona infectado con coronavirus. La enfermedad desaparece sin síntomas
Lichtsteiner terminó su carrera. El exfutbolista de la Juve y del Arsenal tiene 36 años
Matuidi dejó la Juventus. El delantero se trasladará al Inter de Miami Beckham