Spain

Giggs y su trauma por la pérdida de pelo: "Me volvía paranoico si llovía o el partido era televisado"

Premier League El galés revela que se hizo un trasplante capilar

Ryan Giggs, en pleno tratamiento.
Ryan Giggs, en pleno tratamiento. MRH Clinic

La pérdida del cabello parece ser uno de los peores rivales a los que Ryan Giggs se ha enfrentado a lo largo de su carrera deportiva. Así al menos se desprende del reportaje que publica The Sun con la leyenda del United en la clínica capilar de Mánchester MHR. En él, el galés explica con todo tipo de detalles los tratamientos a los que ha sometido para combatir la caída del pelo que le condicionó a lo largo de la última década de su longeva carrera como jugador.

"La primera vez que me dí cuenta fue después de un partido en Anfield en 2003. Marqué dos goles y cuando entré al pub donde estaban mis mis compañeros yo esperaba que me recibieran con un 'buen trabajo'. Sin embargo, lo primero que escuché fue un 'estás perdiendo los rizos".

Aquel episodio resultó traumático para Giggs: "Me volví un poco paranoico, especialmente cuando sabía que iban a televisar el partido o iba a llover. Si estaba lloviendo pensaba: 'Ojalá pudiera no estar'. Fue entonces cuando decidí cortarme el pelo cada vez más corto. Yo sentía que cuanto más corto era, más grueso se veía desde fuera".

En sus sinceras declaraciones, Giggs culpa de su problema al estrés que sufrió en la élite: "El fútbol es muy estresante. Estás constantemente bajo presión. Eres consciente de las consecuencias de perder un partido. Estás siempre bajo el foco y expuesto a las críticas".

Giggs, al que apodaron en Inglaterra en su momento como el 'secador de pelo', explica cómo llevó algunos comentarios sobre su pelo: "Al ser una persona bastante reservada, era algo que quería guardar para mí mismo. No quería hablar de eso, pero otras personas me lo comentaban. ¿Te han hecho algo, te han hecho un trasplante de cabello?"

Finalmente, y tras varios tratamientos más conservadores, Giggs decidió hacerse un trasplante definitivo en 2017, ya retirado del fútbol. Esa operación la ha mantenido en secreto hasta ahora. "Fue sencillo y duró más o menos medio día. En aquel entonces la gente te juzgaba más que ahora. De hecho, mis compañeros de equipo no lo sabían."