Spain

Jonatan Soriano, leyenda del Salzburgo: "Ellos no se cansan nunca"

Hace apenas un mes, con motivo de su 35 cumpleaños, el Red Bull Salzburgo felicitaba a Jonatan Soriano, adornando su nombre -«sin h», dice el propio jugador- con el apelativo de «Leyenda». «El Salzburgo me lo dio todo desde que salí del Barça B. En aquel momento era un club pequeño y desconocido en Europa. Allí encontré la estabilidad que buscaba y, sobre todo, la confianza de los entrenadores», apunta el delantero en conversación telefónica con este periódico. Entre diciembre de 2012 y febrero de 2017, marcó 174 goles y regaló 72 asistencias en 203 partidos, siendo tres veces Pichichi de la liga austriaca. Soriano es un icono en un club impulsado por el poder económico de las bebidas energéticas, que ahora también pasea por la Champions. Esta noche (21.00 horas), sin ir más lejos, lo hará por el Wanda Metropolitano.

En apenas año y medio, tras unos difíciles primeros seis meses, en los que se topó de golpe con la nieve y los campos helados y, también, con un idioma y una cultura igual de crudos, le hicieron capitán. «Me dijeron que entendían que no pudiera dar las ruedas de prensa en alemán, pero que me pusiera las pilas. En menos de dos años, estaba hablando alemán. Me vine arriba y, para dar ejemplo, empiezo a dar ruedas de prensa en alemán. Para nosotros hay muchas palabras parecidas, pero para los alemanes, no. Como scheisse (mierda) y schießen (chutar). En una entrevista, yo iba hablando y cuando tuve que decir meter gol, solté gol de mierda. El traductor no paraba de reírse», recuerda Soriano, hoy a la espera de un equipo tras acabar en verano su aventura en el Girona.

«El Salzburgo no tiene nada que envidiar a un club grande. Tanto en instalaciones como en presupuesto. Siempre me habían dicho que al salir del Barça iba a ver la realidad. Y nada que ver con lo que me decían. Te esperas una liga más pequeña, con equipos más pequeños... Y cuando llegas allí ves todo a la última. También porque Red Bull lo hace todo a lo grande: ciudad deportiva, instalaciones, mecánica... Le dan todo el poder al futbolista, todas las soluciones y todas las facilidades», añade el delantero, que también necesitó un tiempo de adaptación en lo futbolístico. «Al principio era un equipo donde jugaba un solo punta y tenías que buscarte un poco las castañas. Pero una vez hacen el cambio de entrenador e idea del club, llegan Roger Schmidt junto con Ralf Rangnick, se hacen cargo de Red Bull y ahí empieza lo bueno para mí con ese cambio de estilo», detalla.

Con el dueño de Red Bull, Dietrich Mateschitz, llegó a coincidir un par de veces: «No es una persona que se meta en nada. En tres años lo había visto una vez. Nos deseó suerte, pero nada más. Y en una renovación estuve con él y el director deportivo a solas».

La selección: "Más no podía hacer"

Si algo tiene claro para esta noche, es que los austriacos no estarán en Madrid de turismo. Ni mucho menos. «El Salzburgo engaña. Tiene una manera de jugar desenfadada. El Atlético se puede encontrar cómodo con el balón controlado, pero no puede estar cómodo. Tienen jugadores rapidísimos arriba, que corren y presionan. El año pasado el Liverpool ganaba 3-0 en la primera parte y les llegaron a empatar en Anfield (acabaron perdiendo 4-3). No te puedes relajar, porque no se cansan y te van a buscar siempre las contras», advierte.

El club ha cambiado desde que Jonatan se marchó, pero él es voz autorizada par hablar de él. «La manera de trabajar que tiene el club es muy básica. Buscan jugadores muy jóvenes, con mucha hambre, que no tengan miedo a nada y posibilidad de venta en el futuro. Así ocurrió con Haaland, por ejemplo». Además, ahora cuentan con un hermano mayor, el Leipzig, último verdugo del Atlético en Champions. «Los jugadores que despuntan van al Leipzig. Es el Red Bull de una categoría superior y esa ayuda la están aprovechando muy bien», prosigue.

Y si era tan feliz en Salzburgo, ¿por qué se marchó? «Necesitaba aire nuevo. Allí lo tenía todo, pero en ese momento surgió la opción de irme a China y no me fui para seguir creciendo deportivamente, claro. No quería que mi bonita historia en Austria pudiera acabar mal», se sincera.

En esa idílica aventura en Austria llegó a sonar incluso para jugar en la selección española: «Mucho más no podía hacer. Penalizaba que la liga fuera austriaca. No es lo mismo un jugador que lo haga bien en Inglaterra o Italia y otro que lo haga bien en Austria. Se le quita un poco de valor». Pero tal vez sea lo de menos, su leyenda en Salzburgo ya es imborrable.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Football news:

Solo el Barcelona ha ganado los 5 partidos en el grupo de la liga de Campeones. Se enfrentará a la Juventus en la Última ronda
Chelsea se aseguró el 1er lugar en el grupo E. Lampard llevó al Club a los playoffs por segunda vez consecutiva
Manchester United, PSG y RB tienen 9 puntos en el grupo h antes de la Última ronda de la liga de Campeones
Berg, a los 34 años, llegó al grupo de la liga de Campeones, probablemente el último de su vida. Y sacó esa misma victoria para Krasnodar
Ronaldo marcó el gol número 750 de su carrera. 450 de ellos, para el Real Madrid, en el minuto 57, el delantero Cristiano Ronaldo envió el balón a la portería de Kiev, aprovechando un pase del delantero Álvaro Morata
Chiesa anotó por primera vez para la Juventus - Dinamo de Kiev
Griezmann anotó por primera vez en 3 juegos consecutivos para el Barça. Anotó 5 goles en los últimos 7 partidos con el Club, al minuto 14, el delantero azulgrana Antoine Griezmann, con el talón cerrado por un pase del defensa Catalán Jordi Alba