Spain

La academia de bomberos que le hizo frente al Covid y a las trabas lingüísticas de los opositores

Al cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid no se les impuso, al menos al principio de la feroz pandemia, la difícil tarea de trasladar cadáveres desde las residencias hasta las morgues, tanto la del Palacio del Hielo como la de la Ciudad de la Justicia. Una noche, ya de madrugada, se contactó de urgencia a toda la jefatura de bomberos de la región y al día siguiente se presentaron, puntuales, para escuchar los planes que tenían pensados para ellos. Entonces, se les habló de una situación «bélica», relató a ABC alguno de los presentes.

El traslado pasó de voluntario a obligatorio (para los bomberos del parque de Las Rozas). Pero no solo porque no había opción sino porque así lo asumieron los bomberos. Querían estar, querían ayudar. Su vocación de servicio iba a estar a la altura de las circunstancias una vez más. Aunque estas fueran únicas, terribles y quedaran en sus retinas para siempre...

Con el gel hidroalcohólico en mano y un cuidado casi obsesivo de la higiene y las distancias, el bombero con 13 años de experiencia, Rubén Serrano, asumió el duro trabajo, con el miedo en la espalda por sus abuelos, con los que convive y con la preocupación del trabajador que teme por el futuro de su empresa. Es funcionario, sí, pero también ha construido, con mimo y dedicación, una academia, CEAB, que «nace para ayudar al opositor de bomberos de la Comunidad de Madrid», cuenta sonriente Rubén, algo menos tenso desde que los bomberos dejaron el traslado de cadáveres (aunque no suelta el gel hidroalcohólico de su mano). La de Rubén es la única academia especializada en formar a bomberos de la Comunidad de Madrid.

Está ubicada en Collado Villalba y desde que nació, hace ya once años de la mano de Serrano, Mario Barbero (también bombero, del parque de Alcalá de Henares) y Carolina Gómez tiene un leitmotiv muy claro: «Nos hemos especializado desde el minuto uno en una formación de calidad centrándonos, sobre todo, en ayudar al opositor en un momento apasionante pero a la vez difícil de su vida, de manera que pueda compaginar el estudio con su vida personal», relata Rubén, que insiste en que ha querido convertir su academia (y lo ha conseguido) en una gran familia. «Cuando yo oposité tuve una experiencia que no me gustó; era muy impersonal, no había la cercanía, la empatía y el cariño que buscamos nosotros. El trato es afable y cordial. Somos una familia», sentencia el también doctor por la Universidad Politécnica de Madrid.

A CEAB acuden alumnos (actualmente son 150 y empezaron con siete), no solo de Madrid sino de otras comunidades. «Vienen de todos lados: Murcia, Almería...Proponemos un horario flexible, pruebas tipo test, exposiciones de un profesorado cercano y, cuando la situación lo amerita, también divertido». A ello se suma que una plaza de bombero en la Comunidad de Madrid es muy codiciada: «Es un cuerpo que es referente por la formación que recibe, el material con el que trabaja, los vehículos, los parques...Es imparcial y transparente en los procesos y se puede presentar todo el mundo, no hay condicionantes, no hay que hablar catalán o valenciano, no hay discriminación», sentencia Serrano.

Los opositores entrenan en la pista de atletismo
Los opositores entrenan en la pista de atletismo - ESTUDIO LELLE

Otros muchos se afianzaron en la academia porque vieron en sus docentes (Rubén da clases) su labor frente al Covid, lo que despertó aún más su latente vocación de servicio. «Nos contactaron muchos alumnos para darnos ánimos y para transmitirnos que la crisis y nuestra actuación les había dado fortaleza y había afianzado su ilusión. Recuerdo que alguno me decía: "¡Qué ganas tengo de trabajar y ser útil para la sociedad como lo estáis siendo ahora vosotros!"».

El Covid también ha obligado a esta empresa a reinventarse y reconvertirla al formato online. «Nos teníamos que actualizar y así lo hicimos, siempre manteniendo el trato cercano». De ello está muy pendiente Carolina, la cuota femenina de la academia. «Cuando Rubén me propuse el proyecto acepté sin dudar; estoy muy contenta, hay un muy buen ambiente y procuro estar muy cerca de los alumnos, de saber qué necesitan en cada momento; soy el enlace entre los alumnos y los profesores», relata Carolina. Este año, de las 100 plazas que se convocaron la mitad de los miembros de la academia las aprobó y la tendencia fue igual de buena en años anteriores. «La media de la oposición es de cuatro o cinco años porque al ser tan difícil la gente no suele aprobar en primeras instancias, pero con nuestro método CEAB hemos conseguido bajar el tiempo de formación para la oposición a dos o tres», dice Rubén orgulloso.

Los alumnos durante una clase en la academia
Los alumnos durante una clase en la academia - ESTUDIO LELLE

Football news:

Guillem Balage: Juventus quiere deshacerse del sueldo de Ronaldo. Se ofreció a todos, incluido Barcelona
Mbappé agradeció a los médicos del PSG: No me cuentes sobre el dolor
Liverpool presentó el uniforme visitante turquesa para la temporada 2020/21
Presidente del PSG: Neymar y Mbappé nunca se Irán. Son algunos de los mejores jugadores del mundo
Thomas Tuchel: Si ambas piernas estuvieran intactas, podrías ver mi carrera de 40 metros
El PSG salvó al favorito de Tuchel: Shupo-moting lo consiguió todo gratis, logró no anotar desde un centímetro, y ahora arrastró a París a las semifinales de la liga de Campeones
Gian Piero Gasperini: lo más Ofensivo es que estábamos tan cerca. Solo puedo agradecer a los chicos