Spain

La leona que sembró el pánico en las calles de Madrid

La leona «Sheriff» sobre el motor de una camioneta en la calle Ríos Rosas+ info
La leona «Sheriff» sobre el motor de una camioneta en la calle Ríos Rosas

«Sheriff» se llamaba la leona que en 1956 organizó un emocionante número, fuera de programa, en la calle Ríos Rosas de Madrid. La fiera, que formaba parte del Circo Americano que en aquellos días de mayo se había instalado en la explanada de los Nuevos Ministerios, se escapó de su jaula y saltó hasta la calle, sembrando el pánico entre los madrileños.

+ info

Como cada mañana, un encargado había penetrado en la jaula de los leones el 25 de mayo, a eso de las nueve, para darles de comer a los leones y dejó abierta sin darse cuenta una trampa de salida por la que «Sheriff», «Prince» y «Tarzán» se escaparon con tal rapidez que le fue imposible impedírselo.

Una vez libres, los tres leones se pasearon tranquilamente por el recinto del circo tras aterrorizar a los acróbaas «Los Cells» que a esa hora ensayaban en la pista.

Los domadores Jean Beautour, "Wiyll Mark", Henry Beautour y Rudy Zamayer, junto con varios empleados del circo, acudieron de inmediato a intentar reducir a las fieras, que se dispersaron entre los carromatos, las cuadras y la pista del circo, «causando el natural espanto en los obreros que trabajaban en diversas labores de reparación y limpieza», según contó ABC.

Al león «Tarzán» lograron devolverlo pronto a su jaula, empleando unos «túneles» de hierro. No así a los otros dos. «Sheriff» era una leona de gran tamaño y aspecto imponente, según recogen los periódicos de la época. Al ser hostigada por el domador Rudy Zamayer, saltó la empalizada que daba sobre la calle de Ríos Rosas y después de pasearse ante la mirada atónita y asustada de los transeúntes, se agazapó junto a las ruedas de una camioneta con matrícula M-22282 que estaba allí estacionada. Dentro se encontraban tres ocupantes que fueron presas del terror, aunque no tardaron en reaccionar.

Mientras la leona golpeaba con su cola una de las portezuelas de la cabina, los hombres escaparon con sigilo por la otra. El ruido de la puerta debió de sobresaltar a la leona que, dando un rugido, se encaramó de un salto sobre el motor.

Los empleados del circo llevaron una furgoneta que solían emplear para los servicios de propaganda y la colocaron junto al morro de la camioneta donde se había hecho fuerte la leona. Dentro habían colocado un trozo de carnaza para atraer al animal y con chorros de agua lograron al cabo de un rato que «Sheriff» finalmente entrara.

Encerrada ya en el vehículo, la condujeron de nuevo al recinto del circo, donde quedó vigilada por uno de los empleados, «revólver en mano», relataba ABC. «La leona rugía y se debatía dentro del ligero vehículo, hasta el extremo de temerse que consiguiera volcarlo».

Mientras, «Prince» continuaba recorriendo el recinto empalizado del circo y a medida que los domadores le hostigaba, su irritación iba en aumento. Este era un león árabe de estampa arrogante y feroz, que tenía cinco años. «Sus rugidos eran impresionantes y sus movimientos, de una rapidez y agilidad asombrosas», decían las crónicas. Su captura resultó «verdaderamente heroica».

+ info

El león hirió con unos zarpazos en la cara y el pecho al domador Jean Beautour y se lanzó después sobre Emilianne Beautour, al que se le conocía por el seudónimo de Wiyll Mark. De un zarpazo lo derribó y le produjo un desgarrón en el hombro y diversas heridas en la cara y el antebrazo.

Junto a las empalizadas, un público cada vez más numeroso contemplaba los intentos por reducir al león, pese a que la Policía hacía lo posible por apartar a la gente del lugar ante el peligro de que «Prince» se escapara del recinto circense.

Al fin, más de una hora después de la fuga, los domadores y empleados armados con pistolas y barras de hierro lograron acorralar al león en la esquina donde se hallaban las cuadras de los caballos amaestrados, que permanecieron inmutables ante su compañía. Los trabajadores del circo llevaron verjas de madera y de hierro con las que cerraron el paso a «Prince», convirtiendo el lugar en una especie de jaula improvisada.

Con verjas de hierro fuertemente trabadas hicieron un túnel hasta el carromato de las fieras y con gran trabajo lograron que el león, que se agitaba dando saltos y zarpazos y rugía furiosamente, recorriera el pasadizo. Y con este mismo procedimiento condujeron después a la leona «Sheriff» de la furgoneta hasta la jaula.

«A las doce de la mañana, después de tres horas de agitación y nerviosismo, durante las que tanto los domadores como los empleados circenses se portaron con verdadero herísmo, las fieras pudieron ser reducidas y encerradas de nuevo en la jaula de la que se habían escapado», concluyó ABC.

Football news:

El Bayern anotó 36 goles en una temporada en la liga de Campeones. Ese es su récord
Müller llegó al 3º lugar por goles en los playoffs de la liga de Campeones. Más solo Messi y Ronaldo
Messi superó a Raúl y quedó en el 4º lugar en los partidos de la liga de Campeones
El Barcelona perdió 4 goles en la liga de Campeones por primera vez en la historia
En 2015, Gnabry fue dado de baja en el West Brom, y ahora es la superestrella del Bayern. Todo cambió un nuevo enfoque para el entrenamiento
Messi disputa su 23º partido en la final de la liga de Campeones. Este es el récord del torneo
Müller anotó 5 goles en 5 partidos de liga de Campeones