logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

La verdad tras la risa del Joker: una enfermedad considerada posesión demoníaca

Han pasado tres meses después del estreno de «Joker» y ya son pocos los aspectos que quedan por analizar de la cinta, desde parecidos con otras interpretaciones del villano de DC a las vivencias de Joaquin Phoenix que le han facilitado acercarse al lado más oscuro de su último personaje. Si bien ya se había comentado que la peculiar y atormentada risa del payaso de Gotham «Joker» podría estar provocada por «epilepsia gelástica», «Cuarto Milenio» ha querido indagar en esta enfermedad que era considerada posesión demoníaca hace más de treinta siglos.

Para poder conocer un poco más sobre esta risa, el doctor Tomás Camacho, presente en el plató de «Cuarto Milenio», acudió a uno los primeros documentos escritos de la humanidad: las tablillas cuneiformes babilónicas. En ellas se describen de manera muy precisa los ataques epilépticos y las personas aquejadas por esta patología. «Si una persona ríe y se cae repetidas veces, es el resultado de la posesión por un demonio o el espíritu de un muerto», expone una tablilla del Museo Británico en la que se habla de los pacientes afectados como personas poseídas.

En el norte de Irak, hace 2.700 años, la epilepsia era una afección muy temida y relacionada a menudo con la posesión demoniaco. Sin embargo, en «Joker» se puede ver como Arthur Fleck (personaje interpretado por Joaquin Phoenix) sufre aquello que describen esas tablillas. Sus propias carcajadas no le permiten articular palabra y a veces le producen un nudo en la garganta que no deja pasar el aire. El propio actor explicó en varias entrevistas que se inspiró en videos de personas que sufrían los síntomas de la epilepsia gelástica.

Gracias a los avances en el ámbito sanitario, durante el siglo XIX se empezó a tener acceso a medicamentos que fueron efectivos en su mayoría. «Hasta entonces no había tratamiento», asegura el doctor. «La epilepsia tiene todavía hoy un cierto estigma que es absolutamente equivocado. Se considera 0'5 y 1% de la población mundial tiene epilepsia. En nuestro país hay unos 400.000 epilépticos –según la Sociedad Española de Neurología (SEN)–. La mayoría se controlan perfectamente con la medicación, pero hay un pequeño porcentaje que no responde a esta. En ese caso hay que recurrir a la cirugía, como sería el caso del Joker», añade. La causa más habitual de los síntomas de la epilepsia gelástica suele ser la aparición de un tumor en la zona del hipotálamo.

Se han podido conocer casos reales de personas afectadas por el mismo síndrome y visionar el angustioso ataque de un enfermo. «Cuarto Milenio» reprodujo las imágenes de un hombre de mediana edad aquejado con epilepsia gelástica sufriendo un ataque en su coche. Esta risa, incontrolable y a menudo vacía de sentido, dura generalmente de 30 a 45 segundos y suele detenerse repentinamente.

Themes
ICO