logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Senderismo con raquetas de nieve: una fórmula original para conocer el Val d'Aran

7 min

Llevar el senderismo a otro nivel. Esta es la principal virtud de utilizar las raquetas de nieve para llegar a los lugares más recónditos a través de una expedición por la montaña. Las raquetas se convierten en una herramienta indispensable para disfrutar del Val d’Aran en su plenitud, sobre todo para las personas que no se amedrentan ante el frío.

Por suerte, el Val d’Aran cuenta con diferentes rutas señalizadas a través de las cuales se puede visitar casi cualquier zona. Asimismo, el Servici de Lauegi del Conselh Generau d’Aran analiza constantemente los perfiles que tiene la nieve y ofrece información actualizada del estado que tienen los caminos, así como la previsión de aludes. Según Turisme de Catalunya, estas son las mejores opciones para recorrer el Val d’Aran con raquetas de nieve.

Gran ruta: Camin Reiau

Para empezar, el Camin Reiau ofrece una experiencia completa en el Val d’Aran. Un ruta enorme que invita a los senderistas a conocer los 33 pueblos incrustados en este valle. El recorrido total es de 150 kilómetros y tiene unos 12.000 metros de desnivel acumulado. Evidentemente, no todo el recorrido necesita el uso de raquetas de nieve, pero sí hay varias etapas en las que son indispensables.

Esta ruta está dirigida a personas que deseen descubrir el valle en su totalidad, conocer la historia de cada uno de sus pueblos y andar sobre el camino que los antiguos romanos ya utilizaban para comunicarse.

Salardú - Unha - Gessa

Esta opción es más corta que la anterior y uno de los trayectos más asequibles para todos los públicos. El recorrido total es de 4,4 kilómetros, la duración aproximada es de dos horas y tiene un desnivel acumulado de 150 metros. Este itinerario comienza en el parking de Salardú y es posible acabar en este mismo punto o finalizar la ruta en Gessa. Precisamente, el uso de raquetas de nieve será necesario entre los pueblos Unha y Gessa, siempre que las nevadas y el clima acompañen en la jornada.

Durante todo el recorrido, los pueblos ofrecen un gran abanico de figuras arquitectónicas y artísticas basadas en el estilo gótico que gobierna el Val d'Aran. En Unha se encuentra la iglesia románica de Santa Eulària del siglo XII, que alberga en su interior una secuencia de pinturas murales en las que se puede apreciar el paso del arte románico al estilo gótico y renacentista.

Pueblo de Unha / Site Oficial: Turismo Oficial Val d'Aran

Pueblo de Unha / Turismo Oficial Val d'Aran

Plan de Beret - Montgarri

Este itinerario se impone como uno de los más solicitados para iniciarse en los paseos con raquetas durante la temporada invernal. Se trata de una ruta circular de 10,6 kilómetros que recorre el río Noguera Pallaresa desde su nacimiento, en el Pla de Beret, hasta el santuario de Montgarri. Está ubicada en la zona nororiental del valle y limita con el departamento francés de Ariège y con Pallars Sobirá.

El tramo es circular, por lo que facilita conocer a la perfección la vegetación y la fauna que rodea Pla de Beret y el santuario de Montgarri. El camino de regreso desde el santuario transcurre junto al río Noguera Pallaresa, por la umbría del valle. Además, es una opción perfecta para cambiar los esquís de la estación de Baqueira Beret por el senderismo.

Tuc d’Aubàs - Còth de Baretja

En este caso, la ruta sí requiere el uso de raquetas de nieve en la mayor parte del recorrido. Está ubicada en uno de los sectores menos concurridos y populares del Val d’Aran, siendo ideal para un nivel intermedio en la montaña. La ruta acumula unos 800 metros de desnivel, por lo que es necesario contar con un buen estado físico. Sus 11 kilómetros se recorren en cinco horas, tres de subida y dos de bajada aproximadamente.

El inicio está marcado en la pista que conduce al Còth de Baretja, pero si la nieve es demasiado espesa para llegar en coche, se puede aparcar en el Portilhon y llegar hasta la pista recorriendo el arcén de la carretera. El camino no tiene pérdida, puesto que la pista forestal acaba en Tuc d’Aubàs, pero siempre se debe tener precaución con la señalización, ya que puede estar ocultada por la nieve.

Arres - Cabana d’Uishèra

Esta opción es parecida a la anterior, ideal para usar raquetas de nieve, realizar una buena ruta de senderismo y disfrutar de las privilegiadas vistas que ofrece la altitud pirenaica. A los pies de las montañas de Uishèra y Montlude se hallan dos de los pueblos más singulares del valle: Villamòs y Arres de Sos. Ambos se encuentran a una gran altitud, por lo que se evita mucho desnivel. Este trayecto es de nueve kilómetros, acumula una irregularidad de 610 metros y la duración aproximada es de tres horas.

Con esta altitud, el uso de raquetas se hace imprescindible porque la nieve está presente gran parte del año. Toda la ruta es a través de una pista forestal bien señalizada, que solo muestra una bifurcación, siendo la dirección correcta hacia el este. Aquí comienza una ascensión hasta cerca de los 2.000 metros, donde se encuentra la cabaña de Uishèra. Un paisaje que muestra el Val d’Aran en toda su plenitud.

Themes
ICO